eldiario.es

9

Ciudadanos pone la primera línea roja al presupuesto: la gratuidad de los libros de texto

La denuncia de la FAPA sobre el incumplimiento del acuerdo presupuestario por parte del bipartito lleva a la formación naranja a exigir responsabilidades

El diputado Rubén Gómez advierte a PRC y PSOE de que no apoyará las cuentas de 2018 "si no se reembolsa lo cobrado por los libros de texto de Primaria"

Rubén Gómez, portavoz de C's, y Juan José Sota, consejero de Economía. | ROMÁN GARCÍA

Rubén Gómez, portavoz de C's, y Juan José Sota, consejero de Economía. | ROMÁN GARCÍA

El Gobierno de Cantabria arrancará las negociaciones con los distintos partidos políticos de cara a la aprobación del presupuesto de la comunidad autónoma para 2018 con una primera línea roja en el horizonte: la gratuidad de los libros de textos en Primaria que exige Ciudadanos como condición indispensable para sentarse a hablar.

Esta medida no es una novedad para el bipartito, ya que se incluyó en el acuerdo presupuestario que PRC y PSOE firmaron con la formación naranja para sacar adelante las cuentas del presente ejercicio, pero tras la denuncia de las familias a través de la FAPA sobre el "incumplimiento" del Ejecutivo, la reacción de Cs ha sido inmediata y contundente: si no se reembolsa lo cobrado por los libros en este curso, ni siquiera entrarán a negociar el próximo proyecto de ley.

Así lo ha subrayado el portavoz parlamentario de Ciudadanos en Cantabria, Rubén Gómez, que ha exigido responsabilidades al Gobierno de Revilla y ha asegurado que "va a seguir tratando de enmendar los errores de este Ejecutivo para que se corrija la situación creada".

"El Gobierno tendrá que devolver las diferentes cuantías que han pagado las familias por los libros de texto, ya que, de no reembolsarse ese dinero a los padres de los alumnos de Primaria, el bipartito PRC-PSOE no contará con el apoyo de Cs para sacar adelante el presupuesto de 2018", ha recalcado el diputado naranja.

Sin partidas presupuestarias

Tal y como adelantó eldiario.es tras el pacto presupuestario, la falta de concreción del acuerdo era una de las características más relevantes del documento, que a penas dejaba cifras ni incluía una valoración económica de las propuesta. Su impacto final sobre las cuentas, por tanto, resultó una incógnita que casi finalizado el año sigue sin despejarse.

De hecho, los compromisos quedaban pendientes en muchos casos de la "disponibilidad presupuestaria" o estaban ligados a una normativa que se escapaba de las competencias del Gobierno de Cantabria. Sin embargo, sí hacía mención a algunas de las grandes apuestas, como el objetivo de "garantizar la gratuidad de los libros de Primaria a partir del curso 2017-2018", un compromiso que se hacía extensible en el curso siguiente a Secundaria.

Ahora, Gómez ha cuestionado a través de una nota de prensa "la falta de compromiso del Gobierno de Cantabria en relación a los acuerdos firmados" para aprobar el presupuesto de 2017, al tiempo que ha asegurado haber confirmado las "sospechas" de que "los libros de texto en Primaria no han sido gratuitos", después de que FAPA haya denunciado públicamente este hecho.

Seguimiento del pacto

Gómez también ha lamentado que Cs no haya tenido respuesta a las "reiteradas solicitudes" que ha formulado para convocar la comisión para el seguimiento del pacto presupuestario después de advertir que "la gran mayoría de las familias estaban pagando cantidades desiguales por los libros de los estudiantes de Primaria". 

El portavoz naranja ha recordado que Cs incluyó un total de 80 puntos en los presupuestos de Cantabria de 2017 y uno de ellos fue la gratuidad de los libros de texto en Primaria, "una avanzadilla", según Gómez, para ampliar esa gratuidad en Secundaria de cara al curso 2018-2019.

"El Gobierno de Cantabria debe entender que esos 80 puntos, incluido el de la gratuidad de los libros de texto, son de obligado cumplimiento para Cs", ha subrayado el diputado, que ha remarcado que "las familias son las principales afectadas por la irresponsabilidad del Ejecutivo a la hora de incumplir los acuerdos alcanzados". 

Acuerdo de legislatura

El que ha querido echar balones fuera sobre la polémica ha sido el recién nombrado consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, que ha justificado el hecho de que la gratuidad de los libros de texto no sea equivalente en todos los colegios y ha señalado que el pacto alcanzado con Ciudadanos era "un acuerdo de legislatura".

En cuanto a los bancos de recursos -orientados a lograr la gratuidad de los libros de texto-, el dirigente socialista ha recordado que los centros educativos tienen "autonomía" para gestionarlos y  están auditados por la Intervención General de la Comunidad Autónoma.

Tras apuntar que en primero y segundo de Primaria no se precisan libros de texto, sino que los alumnos trabajan con material fungible (fichas a rellenar, por ejemplo), Mañanes ha apuntado para el resto de cursos que "cuanto más recursos se destinen al banco, menos cantidad de libros precisarán adquirir las familias".

Las explicaciones del consejero, lejos de calmar los ánimos, han provocado la reacción airada de Ciudadanos, que de nuevo a través de su portavoz ha pedido al responsable de Educación que "no mienta a las familias" de la comunidad en torno al acuerdo que la formación naranja alcanzó con el Ejecutivo bipartito PRC-PSOE sobre la gratuidad de los libros de texto, que "debe ser una realidad este mismo año".

Ante esto, Gómez ha replicado que el documento firmado por su partido con los socios que sustentan al Gobierno de Cantabria, para facilitar así la aprobación de los presupuestos de este año, "no admite interpretaciones sesgadas". "La paciencia de Ciudadanos tiene un límite", ha concluido.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha