eldiario.es

9
kicker Icon

Noticia servida automáticamente por Europa Press

kicker IntMark

Esta información es un teletipo de Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es. kicker Close

El Soplao inaugura su 'Visita minera' con una vía ferrata subterránea que cruza sobre un lago bajo tierra

Esta nueva alternativa en la cueva se ha inaugurado oficialmente este miércoles y las entradas ya están a la venta

El Soplao inaugura su 'Visita minera' con una vía ferrata subterránea que cruza sobre un lago bajo tierra

La Cueva del Soplao pone en marcha una nueva modalidad de 'Visita minera' que ofrecerá la posibilidad de completar una vía ferrata subterránea de unos dos kilómetros que atravesará, a una altura de 200 metros, un lago de 60 metros de profundidad, y que tendrá algunos pasos que elevarán la adrenalina de los aventureros.

La inauguración oficial de esta nueva experiencia del territorio Soplao ha sido este miércoles y ha contado con la presencia del presidente de Cantabria en funciones, Miguel Ángel Revilla.

El jefe del Ejecutivo regional ha realizado parte de la visita junto a la prensa y acompañado, entre otros, del consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio en funciones, Francisco Martín; Juan de Miguel, presidente del Grupo SIEC, al que pertenece Turismo del Nansa, empresa concesionaria de la explotación turística de El Soplao; la directora general de Turismo, Eva Bartolomé; el director del Soplao S.L, Juan Carlos Ruiz; los alcaldes de Valdáliga y Herrerías, y el presidente de la Junta Vecinal de Labarces.

EL RECORRIDO

La visita parte de la Plaza del Monte, situada en la ladera norte de la Sierra de Arnero, y perteneciente al municipio de Valdáliga y se accede desde el Pueblo de Caviña/ Poblado de la Florida.

Se arranca recorriendo los casi 500 metros horizontales de la galería Ana, que es de fácil tránsito.

Esta galería lleva al punto neurálgico de este sistema de minas. Es en este punto, se dejará la galería Ana para andar 30 metros por la galería del Este y comenzar la ferrata minera de El Soplao, la cual consta de cuarto partes diferenciadas.

La primera parte consistirá en salvar 100 metros de recorrido con un desnivel de 65 metros positivos y acceder al nivel de la Cueva El Soplao.

Posteriormente, y después de contemplar una parte de cueva, se tomará otra rampa minera para descender los 65 metros ganados anteriormente y volver a llegar a la galería Ana, pero esta vez en 80 metros de recorrido.

El objetivo de la segunda parte es bajar hasta una de las galerías principales de la mina de La Florida, Cereceo. Para ello, será preciso descender por una rampa minera de piedra suelta de 300 metros de longitud y con un porcentaje aproximado de inclinación de un 35º y descender así 150 metros de desnivel.

La tercera parte consiste en cruzar el puente tibetano, o de monos, y salvar así una gran poza de agua de más de 60 metros de profundidad.

La cuarta parte tiene como finalidad volver a llegar a la galería Ana, por lo que una vez cruzado el puente y al estar al otro lado de la gran poza de agua, hay que subir por otra nueva rampa minera de características muy similares a la de bajada, con piedra suelta, 300 metros de longitud, una inclinación aproximada de 35º y un desnivel de 150 metros.

Esta nueva forma de entrar a la cueva ofrecerá al visitante la oportunidad de conocer las galerías e instalaciones mineras de El Soplao y, a través de los vestigios y arqueología industrial que se conserva en el interior, acercarse al conocimiento de una actividad económicaque ha formado parte de la historia del Territorio Soplao y de Cantabria, principal suministradora de cinc de Europa en la segunda mitad del siglo XIX.

Así, el visitante experimentará en primera persona la actividad minera, sus dificultades y su entorno y recorrerá diferentes espacios e instalaciones subterráneas.

Esta modalidad de visita está supervisada por dos guías y tiene un aforo máximo de doce personas por grupo. Se realizará los sábados y domingos con una visita por la mañana a las 10.00 horas y otra por la tarde a las 16.00, según ha informado el Gobierno.

SE PRECISA FORMA FÍSICA ADECUADA

Aunque no es necesario tener conocimientos de espeleología, ferrata o escalada sí es necesario tener una forma física adecuada, se explica en la web de la cueva de El Soplao, donde las entradas están a la venta a un precio de unos 49 euros.

La visita no está recomendada para menores de edad, aunque, sin embargo, se fija la edad mínima en los 16 años, siempre que el menor vaya acompañado por quien ostente la patria potestad y guardia custodia del menor y suscriba el documento justificativo correspondiente que exonera de toda responsabilidad a la empresa.

En declaraciones en la inauguración, Martín ha explicado que se prevé que la 'Visita minera' tenga una duración aproximada de 3 horas y media para aquellos aventureros que gocen de mejor forma física y de más de cuatro horas para el resto.

ACTUACIONES REALIZADAS PARA ESTA NUEVA OFERTA

Para poner en marcha esta nueva visita, se ha rehabilitado el antiguo edificio de compresores de La Florida, donde se ubica el centro de recepción y vestuarios, donde los visitantes recibirán el material necesario para desarrollar esta actividad (casco, frontal, arnés con disipadoras, botas de agua y buzo) y las instrucciones de seguridad y comportamiento a seguir dentro de la mina. Allí deben estar 30 minutos antes del comienzo del recorrido.

Además, allí se ofrecerá una exposición de fotografías de la época en que estaba activa la explotación de las minas de la Florida.

En lo que se refiere a la galería minera y debido al paso del tiempo y diversos desprendimientos, ha sido preciso llevar a cabo una labor de estabilización de taludes exteriores, entibado de galerías y limpieza de las mismas, donde se habían acumulado fangos y aguas.

Pese a las labores realizadas, el Gobierno asegura que no se ha alterado el estado de las galerías y cámaras mineras y únicamente se han instalado "los elementos imprescindibles por razones de seguridad, como barandillas en algunos puntos, o cuerdas en otros".

Finalmente, se está urbanizando un espacio para dotarlo de aparcamientos y de un mirador con unas vistas sobre el estuario de San Vicente de la Barquera y zonas aledañas.

REVILLA CREE QUE SERÁ UN "ÉXITO TOTAL"

Revilla y Martín han explicado que esta 'Visita minera' es un "complemento" más para las otras experiencias que actualmente ofrece la cueva y que son una visita más clásica y, por otra parte, un recorrido aventura.

En declaraciones realizadas en el marco de la inauguración, Revilla ha opinado que esta "ruta única" hará coger al Soplao un "relieve importante" y ha confiado que en un par de años se podrá hablar de un "éxito total" de esta modalidad.

Martín ha señalado que la 'Visita minera' tiene una parte inicial pensada para usuarios de cualquier condición física y nivel y otra parte, que es la vía ferrata, más pensada para personas con cierta preparación y estado físico, ya que no es de nivel uno sino que tiene una dificultad media-alta (dificultad K3, según la escala de Hüsler).

"Vamos a empezar a ver cómo los turistas la empiezan a experimentar. Se me antoja que no está al alcance de cualquier forma física", ha reconocido Martín respecto a este segundo tramo de la visita.

Pese a ello, el consejero ha insistido en que la nueva modalidad que se ofrece --y que gestiona la misma empresa que lo hace con el resto de la cueva-- ofrece los "máximos" criterios de seguridad y quienes se atrevan con la vía ferrata estarán asegurados con arneses y sistemas anticaída.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha