eldiario.es

9

La mesa para acabar con la brecha salarial comienza con recelos

El Gobierno vasco, la patronal y los sindicatos inician el camino para poner fin a la brecha salarial y se dan un plazo de seis meses para acordar propuestas concretas

Evento de Google Women Techmakers

El Gobierno vasco, la patronal y la mayoría de los sindicatos han iniciado el camino para acabar con la brecha salarial que en la actualidad separa a hombres y mujeres y que representa uno de los mayores obstáculos para lograr una igualdad real. El Ejecutivo de Vitoria había citado a todos los agentes sociales para empezar a desbrozar un camino que se antoja largo y no exento de dificultades.

De momento, ELA (sindicato mayoritario) se ha desmarcado por considerar que las reuniones son una especie de "teatro" y LAB amenaza con hacer lo mismo. LAB pedirá directamente en cada empresa datos sobre lo que cobran sus trabajadores y trabajadoras. Y dependiendo de si hay respuesta o no por parte de la patronal decidirá si acude a la próxima reunión del 12 de marzo. UGT también ha mostrado sus dudas y la voluntad de la paronal de cooperar. Porque, de momento, la única concreción que ha salido de la reunión es la cita para el siguiente encuentro y la invitación para que el Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde forme parte los trabajos y aporte cifras de la situación.

El encuentro de la mesa se ha celebrado justo cuando Unidos Podemos ha registrado en el Congreso la proposición de ley por la Igualdad Retributiva entre hombres y mujeres. La proposición establece, entre otras cosas, que las empresas deberán expresar los criterios y características que justifiquen la retribución de cada puesto. También tendrán que justificar complementos salariales y cualquier otra retribución. Además, si en una empresa de más de 25 trabajadores la masa salarial de uno de los dos sexos es, de media, 20 puntos porcentuales mayor que la del otro sexo se presupondrá que existe discriminación salarial.

En la actualidad, la diferencia salarial entre hombres y mujeres en la comunidad autónoma es de 7.551 euros anuales.  El salario medio anual por trabajador es de 31.088 euros en los hombres y 23.537 euros en las mujeres. Por sectores, las mayores diferencias se producen en el sector servicios, el que mayor número de mujeres emplea.

Existen dos tipos de brecha salarial, la directa y la indirecta. La directa es pagar menos a una mujer que a un hombre en el mismo puesto de trabajo. Es una discriminación ilegal y es perseguible por la autoridad laboral. Por otro lado, la brecha indirecta es la que se produce fundamentalmente por factores de carácter cultural y empresarial.  Por ejemplo, la segregación horizontal y vertical que persiste en todo el mundo relega a las mujeres a determinados tipos de trabajo o les impide ocupar posiciones de liderazgo. Fruto de esta segregación existen los empleos considerados femeninos, que se remuneran peor.

Además, hay que tener en cuenta que como consecuencia de la falta de corresponsabilidad de muchos hombres, las mujeres tienen que aceptar ocupaciones de mayor flexibilidad laboral para equilibrar las necesidades del trabajo y la familia, lo que contribuye a la citada segregación laboral. En consecuencia, existe en todo el mundo una representación excesiva de las mujeres en trabajos de tiempo parcial. Concretamente, en Euskadi  más del 80 %  del trabajo a tiempo parcial es desarrollado por las mujeres.  Esta es la fotografía que tienen encima de la mesa los trabajadores y a la que trataran de hacer frente desde la unidad.

La reunión no ha ido bien

Para UGT y LAB, la reunión de la mesa para acabar con la brecha salarial "no ha ido bien" porque Confebask "niega su responsabilidad" y el Gobierno vasco "no está dispuesto a interpelar a la patronal". Según UGT Euskadi, cualquier acción debe vincularse a la negociación colectiva y se ha mostrado escéptica en este aspecto, dado que se encuentra muy parada en Euskadi. "Valoraremos el recorrido de esta mesa y de cómo se van desarrollando las reuniones dependerá si seguimos o dejamos de ir.  Pedimos debate serio y medidas reales", ha recalcado la representante de UGT en la mesa, Maribel Ballesteros.

Mientras, Comisiones Obreras se ha mostrado más optimista y confía en que este foro dé frutos. Su representante, Mari Cruz Vicente augura un "camino largo", pero también cree que existe voluntad de "debatir en serio".

Desde Confebask, el director de Recursos Humanos, Jon Bilbao, ha considerado que la reunión "ha ido bien". Para Confebask,  erradicar la brecha salarial es una exigencia ética, pero también de competitividad  para las empresas "en la medida en que garantiza que cada puesto, cada cometido o cada responsabilidad en una empresa va a ser ocupado por la persona más capaz para ello, independientemente de su género". Para la patronal,  una cosa es la ‘brecha salarial’ - la diferencia de retribución entre el colectivo masculino y femenino de la población ocupada - y otra es la ‘discriminación salarial por género’, esto es, la diferencia de salario a idéntico trabajo y responsabilidad, algo expresamente prohibido por ley, igual que la discriminación salarial por motivos de raza o religión.

Ante la posibilidad de que ELA trate de torpedear los trabajos de la mesa, el propio lehendakari Iñigo Urkullu le ha pedido que si no quiere participar, al menos que no moleste.

 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha