Frente a la crispación, Presupuestos Generales del Estado

Proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021.

0

Nunca unos Presupuestos Generales del Estado son tan necesarios como los que se aprobarán definitivamente en las próximas semanas y por este motivo la derecha ha intentado con todas las armas políticas posibles que el Gobierno de Pedro Sánchez no pudiera disponer de unas cuentas propias. Unos presupuestos para este país significan estabilidad institucional y políticas públicas progresistas para beneficio de la mayoría social, todo lo que trataba de evitar la derecha.

Desde la moción de censura estamos viviendo en nuestro país una intensidad política que no debería continuar por la propia salud de la convivencia y de la democracia. Cierto es que con un vistazo rápido a la historia reciente comprobamos que la derecha tiene por costumbre ese ejercicio de irresponsabilidad cuando se sienta en la oposición, lo hicieron con Felipe González y con Rodríguez Zapatero pero con Pedro Sánchez han dado un paso de gigante más, atreviéndose a deslegitimar su elección y su ejercicio, enfangando la vida pública de nuestro país hasta límites desconocidos, primero tras la moción de censura y después con la llegada de la pandemia.

En todo este tiempo la derecha política y mediática ha tratado de construir una realidad paralela con mentiras, hipérboles y augurios dramáticos cuya finalidad era debilitar al Gobierno hasta hacerlo caer, pero que una vez aprobados los Presupuestos se acreditará como fracasada la estrategia de la exaltación y el escenario político debería regresar a cierta normalidad. Nuestra democracia y nuestra sociedad no puede mantenerse en esta oscuridad constante que supone una derecha cuestionando la legitimidad del Gobierno, usando vilmente los fallecidos de la pandemia o del terrorismo, practicando la deslealtad de Estado en Bruselas para perjudicar los intereses de nuestro país  o agitando la calle y las redes a base de bulos. El PP debería abandonar el populismo trumpista y convertirse de una vez por todas en un partido de racionalidad conservadora y liberal como en la vieja Europa se estila.

En todo caso el camino que quiera recorrer la derecha será decisión de ella aunque afecte al conjunto de la sociedad. Esa competición de la derecha extrema y la extrema derecha dará también para muchas crónicas. Mientras tanto, el Gobierno seguirá gobernando, tendremos Presupuestos, tendremos fondos europeos, tendremos estabilidad institucional, tendremos políticas de progreso, avances y  justicia social. Tendremos legislatura completa.

Si en dos años de presidencia de Pedro Sánchez se han conseguido recuperar algunos derechos recortados en los años de Rajoy, subir salarios y pensiones, aplacar la crisis territorial, recuperar posición en política internacional y además gestionar una terrible pandemia sosteniendo al tejido productivo de nuestro país sin dejar a nadie atrás, ahora con los Presupuestos más sociales de las últimas décadas, una mayor estabilidad política y una vacuna a la vista para la COVID-19, las perspectivas para el país son a medio y largo plazo muy positivas.

Con unos Presupuestos aprobados y cargados de fondos europeos, nuestro país podrá dar ese salto necesario para tener una economía más moderna, digital y sostenible, generando derechos y oportunidades, riqueza y empleo. Este horizonte de esperanza lo merece una ciudadanía que lleva demasiado tiempo sufriendo crisis primero y pandemia después, que está impidiendo a millones de ciudadanos llevar a cabo un proyecto personal de vida conforme a sus legítimos anhelos y expectativas.

Vamos a vivir un invierno duro de COVID, no sería honesto soslayar esa dramática realidad que afecta a toda una sociedad, pero la ciudadanía sabe que tendrá cerca a un gobierno sensible a esta circunstancia, que seguirá cubriendo todos los flancos que se abran para ayudar y apoyar a familias, trabajadores y empresas. Pero la pandemia acabará y será entonces cuando ese horizonte estará más cerca.

La derecha ha intentado por todos los medios que no emprendiéramos ese camino, que no se alcanzara a ver la luz al final del túnel, pero frente a esa crispación habrá Presupuestos Generales del Estado, habrá Pedro Sánchez y políticas progresistas desde el gobierno por muchos años para afrontar los retos colosales que tenemos como sociedad, y que necesitan soluciones políticas con perspectiva progresista para beneficio de la mayoría social y no tanta exaltación y vehemencia que tanto gusta a la derecha.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats