eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Sobre ranas, monogamias y racismo

Hace días que la ciencia y la prensa se hacen eco de un estudio de la Universidad de Texas dirigido por Hans A. Hofmann que parece haber descubierto los genes de la monogamia. Todo un hallazgo realizado a partir del estudio neuromolecular de los machos, solo los machos, de algunos tipos de ranas, peces y pájaros, divididos en dos grupos: los monógamos y los polígamos. El descubrimiento no solo ha arrojado luz sobre las diferencias a nivel genético de unos y otros, sino que muestra comportamientos dispares: mientras los monógamos cuidan de sus crías, los machos polígamos fecundan y no se preocupan más de las supervivencia de sus descendientes.

Recapitulemos un segundo sobre el uso de estos términos, monogamia y poligamia. Estas dos palabras aparecen con la antropología a partir del siglo XIX, cuando un grupo de hombres blancos, burgueses europeos y norteamericanos (todo junto) salen al mundo para investigar la evolución de los lazos familiares hasta alcanzar el modelo de referencia, que es el matrimonio burgués eurocéntrico, que se consideró la manera civilizada de relacionarse. Se consideró y se considera: hay estudios también trascendentes que relacionan monogamia y democracia, ahí es nada. Los antropólogos aportaron tres clasificaciones: los matrimonios múltiples, que evolucionaban hacia la poligamia, que evolucionaba hacia la monogamia, entendida como parejas formadas por dos personas heterosexuales.

Hay una forma de racismo que se denomina universalista, que consiste en entender la evolución humana como una línea recta desde la barbarie hasta la civilización y que siempre sitúa las formas habituales de la persona que enuncia en el lado civilizado y todo lo demás en el lado bárbaro. Ese fue el modelo que siguieron estos antropólogos, y este es el modelo que sigue utilizando el estudio de los genes monógamos.

Seguir leyendo »

¡Papa, quiero ser 'trendy'!

El Papa en el balcón de la plaza de San Pedro en una imagen de archivo.

Lo ha vuelto a hacer. Perdonen la machada de inicio, pero en modo Michael Jackson balanceando a su vástago desde el balcón, el Papa ha vuelto a salir a su palestra del Vaticano no para un urbi et orbi, sino para evangelizar con que la homosexualidad -solo la masculina, claro- está más de moda que nunca.

¡Pero papi, si aún no tenemos camisetas que celebren las mariconeces! Por lo menos con esa otra moda del feminismo sí podemos hablar con propiedad, ya que en la temporada pasada nos hicieron un guiño con prendas que rezaban “I’m feminist” y proclamas del estilo. Pero ni un padrenuestro por lo LGTBQ en la industria textil, pater.

Lo que parece que no pasa de moda en las religiones institucionalizadas es la discriminación hacia la diversidad sexual. ¡Pecadores, fistros! No hubo lavado de cara con el último Papa, pues ya le vimos hasta las legañas. La Iglesia, como entidad, sigue sin ser capaz de reformular la espiritualidad hacia ese respeto a la diversidad que recogen en sus mandamientos esenciales.

Seguir leyendo »

Nos quemaban en las hogueras, nos quieren quemar en las redes

28 Comentarios

Meme recibido por Irantzu Varela al conocerse los resultados de las elecciones en Andalucía.

Cerca de 400.000 personas votaron el pasado fin de semana en Andalucía a un partido de ultraderecha que basa su ideario en negar la existencia de la violencia machista, llorar porque el “yihadismo de género” les oprime, atacar a las personas migrantes, cargarse los derechos conquistados por mujeres y personas LGTBI, y “reconquistar” España (caras de estupor cuando llega este punto tan Juego de Tronos). Así, resumidito.

La reacción en redes fue rápida. Volvieron los insultos, las amenazas, las intimidaciones y los memes amenazantes en las redes sociales a toda feminista que abriera la boca. Porque sí, porque esto también es culpa nuestra. Cuando no son los propios ultraderechistas los que nos llaman “zorras del desierto”, “feminazis de mierda” y estas cosas que tanto les gustan, lo hace la caverna que anida en el submundo de cualquier otro partido o no partido. El machismo militante y la misoginia más fuerte han reaccionado al galope firme de las mujeres en la conquista (por seguir con el rollo Cid Campeador) de sus derechos. Decían en el Quijote que si ladran es que cabalgamos. Y sí, cabalgamos y, por el camino, sufrimos ataques despiadados y amenazas absolutamente escalofriantes.

Podría decir aquello de que “no tenemos miedo” pero, en mi caso, estaría mintiendo un poco. Sí. Es frustrante y duro pensar más de dos veces lo que vas a escribir en redes sociales porque sabes que la respuesta va a ser violenta. No hay espacio para el debate serio, reposado o la divergencia respetuosa. Sabemos que no existe hueco porque existe un odio impregnado en buena parte de la sociedad hacia los movimientos feministas

Seguir leyendo »

La igualdad nos pilla en bragas

Detalle de uniformes escolares de falda. / Tabea Huth - Wikimedia Commons

La igualdad nos pilla también con los pantalones bajados, porque nadie se atreve a llevarlos cuando se trata de las cuestiones más mínimas para evitar la diferenciación por sexo. ¿Pero es que aún era obligatorio en centros públicos que las niñas vistiesen falda? No sea que el pantalón altere la conciencia de género, claro…

Seguir leyendo »

Por qué no veo a mis amigas

22 Comentarios

Ilustración: Señora Milton para Minerva Magazine

Como vuelva a ver un vídeo donde me echan la culpa de no ver a mis amigas porque estoy con el móvil, mato a alguien. No veo a mis amigas todo lo que me gustaría porque trabajan a jornada completa, que son 40 horas semanales y eso es infumable. No veo a mis amigas porque algunas tienen dos trabajos para pagar la factura de la luz, que es INSULTANTE. No veo a mis amigas porque tienen hijxs y cuando no los aparcan en el cole, quieren estar con ellxs un rato. Y tampoco veo a mis amigas porque cuando intentan hacer planes sin hijxs no encuentran quien lxs cuide o sienten una culpa aparentemente incontrolable por no estar con ellxs. Y miran el reloj. Y sólo tienen hora y media. O lo que tengan. No veo a mis amigas porque hay que dormir 8 horas. No veo a mis amigas porque tengo una perra con necesidades especiales y como la gente odia (todos) los animales (que no son suyos) tiene la empatía en el culo y espera que la eutanasie y deje de dar la brasa ya. Pero como yo quiero a mi perra, pues voy al monte cuando no hay gente y no tengo horarios normales. No veo a mis amigas porque todas tienen parejas y les tienen que dedicar tiempo con cronómetro, escuadra y cartabón a sus relaciones de 10 años porque ya empiezan a estar algo chuchurrías. No veo a mis amigas porque yo en ocasiones tengo parejas y como duran lo que duran, aprovecho el subidón del principio como agua de mayo. No veo a mis amigas porque tenemos que invertir tiempo en ducharnos, en hacer la comida, en comerla o meterla en tuppers para el resto de la semana. No veo a mis amigas porque cuando se van de vacaciones huyen de su lugar de residencia para desconectar. No veo a mis amigas porque yo vivo agotada y a partir de las 18:30 me duermo de pie. No veo a mis amigas porque invierten tiempo en visitar a sus mpadres. Y yo una vez al mes en visitar a mi abuela o en abrir la puerta a mi señora madre cuando se pasa por casa para ver lo sucia y desordenada que está y preguntarme cómo puedo vivir así. No veo a mis amigas porque a veces nos enfadamos por malentendidos y tardamos en solucionarlos porque no hay tiempo. No veo a mis amigas no porque estoy mirando el móvil MECAGOENLOSVIDEOSDEMIERDA, no veo a mis amigas por lo mismo que no leo, o hace meses que no bailo: porque vivimos en un sistema que es una colmena Capitalista Individualista estructurado en familias pequeñas patriarcales donde el centro de todo día, el eje, es "ir a trabajar". Así que o reducen las jornadas, se democratiza el cuidado de hijxs y abuelxs, alguien consigue que se bajen los precios de necesidades básicas, se desestructura la vida en pareja y familia, etc. O A MÍ QUE NADIE ME MANDE VÍDEOS DE QUE NO VEO A MIS AMIGAS PORQUE MIRO EL MÓVIL. ¡PORQUE EL MÓVIL A MENUDO ES LA ÚNICA MANERA DE HABLAR CON MIS AMIGAS! HOSTIA YA.

Seguir leyendo »

Mis labios están sellados

"A mí 'I will always love you' me salía del cuerpo, casi como si fuera mía". En la foto, Whitney Houston en concierto.

A los nueve años sentía un fuego arder dentro de mí cada vez que cantaba I'm every woman de Chaka Khan, con sus subidas y bajadas, sujetando un cepillo redondo con los ojos cerrados, los brazos elevados en el aire y la cabeza ondeando de un lado al otro al ritmo de la música. Antes se podía cantar. Cuando yo era pequeña. Cantar lo que quisieras. Y bailar al ritmo de Roberta Flack si era lo que te gustaba, además de otros músicos que escuchaba por primera vez gracias a mi primo, adepto del R&B y mi gurú musical mientras me duraron los dientes de leche. Cantar esa canción era fácil para mí. Y no me sabía la letra. La mía no es una familia artística ni especialmente versada en idiomas, pero a mí I will always love you me salía del cuerpo, casi como si fuera mía.

Mi tía me preguntaba que por qué cantaba en inglés. Y yo la miraba desde abajo, dudosa, como si hubiera cuestionado algo que no me concernía en absoluto. Entendí que aquello no era común y aprendí algunas letras de Nino Bravo que escuchaba en el coche de mis padres, cuando íbamos a la playa. Pero nada me hacía vibrar como el góspel y no hubo Dios que se atreviera a mirar mis ojos brillantes, que reflejaban la viveza de Whitney Houston, y pedirme que dejara de imitar a las grandes del espiritual negro. Para entonces no conocía las sutilezas de la corrección. Solo sabía, porque me lo habían explicado moviendo las manos de lado a lado, que había cosas que estaban bien y cosas que estaban mal. Punto. Siempre fui muy obediente. Me dejé encarrilar dócilmente hasta convertirme en una de esas niñas obstinadamente disciplinadas.

El otro día le conté a una compañera que hace poco estuve tomando café en Starbucks. Le dije: –El fin de semana pasado fui a... bueno, yo no suelo ir a esos sitios... pero me apetecía leer en un café y acabé en Starbucks. Para mi consuelo, ella se rió y me confesó que tampoco le cuenta a la gente que va a Starbucks. Me sentí un poco menos culpable porque ambas sabíamos de forma intuitiva, que una no se puede permitir ser franca acerca de algunas costumbres en según qué círculos. Consumir café carísimo en una multinacional, que es a la vez joya del neoliberalismo yanqui y punto de encuentro del turismo acomodado está mal visto en nuestro grupo social, poco importa el placer que pueda brindarte.

Seguir leyendo »

33 Rromnǎ Para mi Melomanía

Portada de un disco de la cantante de folclor romaní Věra Bílá

33 RPM, 33 Revoluciones por Minuto es la velocidad a la que giraban los discos de vinilo, los llamados LP’s. El hecho de que cada giro sea una revolución y marque una velocidad, siempre me ha hecho mucha gracia y el número y las siglas me venían al moño para titular esta lista.

¡Que no te estafen, esto es cante gitano de mujeres!

Después de escuchar, leer y ver cuatrocientasmil críticas sobre la apropiación cultural, tengo mucho que decir. Pero en vez de soltaros una matraca sobre el daño que hace ese tipo de mala práctica, he decidido coger el altavoz que me da Pikara y poneros a escuchar y a degustar e invitaros a indagar y que no os conforméis. Y para eso os he preparado una playlist de gitanas de todos los sabores. Gitanas que han triunfado por su arte, sin que ningún equipo de marketing de la gran industria musical internacional haya invertido en ellas ingentes cantidades de dinero. Gitanas que han pasado a la historia sin que el feminismo blanco/payo las apoyara, difundiera o reconociera como referentes de libertad y creación. Muchas de ellas murieron sin que ustedes las hubieran escuchado ni una sola vez. No os culpo: tampoco yo he tenido acceso a ellas hasta hace bien poco. Por eso considero que es mi responsabilidad ponerlas a vuestro alcance para que iluminen vuestras vidas y os ayuden a crecer.

Seguir leyendo »

Florece el odio: Brasil en la vanguardia antiderechos en América Latina

Brasileñas protestan contra Bolsonaro y le exigen respetar la democracia

El Nordeste de Brasil (en especial los estados Bahia y Piauí) fue la excepción en la última votación presidencial del grande del Sur. Los estados históricamente más perjudicados en la distribución del ingreso nacional y aquellos más ligados a la herencia de la esclavitud y el racismo que al día de hoy todavía define el perfil más problemático del país, le dieron la espalda a la propuesta proto-fascista de Jair Bolsonaro por el Partido Social Liberal el último domingo.

Resulta complicado en extremo explicar Latinoamérica en el actual contexto. Tras haber vivido casi cuatro años en Bahia, en ese nordeste resistente y un poco olvidado por el eje político administrativo central de ese país, me atrevo a utilizar fragmentos de mi memoria, extraídos del intercambio cotidiano, con las vecinas, en la peluquería, o conversando con el dueño del mercado de mi barrio en Santo Antonio Além do Carmo, en pleno centro histórico de la ciudad de Salvador.

Recuerdo vivamente cómo de las conversaciones políticas en espacios compartidos con personas desconocidas del barrio se diluían en “pedir al Señor que nos perdone” o “echar a los sucios y corruptos del PT (Partido de los Trabajadores) del gobierno”. Me costó mucho, por otro lado, naturalizar que los vendedores de galletas o chicles en el transporte público lograran respuesta al simple “buen día” tras interpelar con más bríos (y más exitosamente) con “¡buen día pueblo de dios!”. Por último, me fue imposible normalizar el hecho cotidiano de ver a la policía militar armada hasta los dientes requisando (y humillando) de manera ritual a hombres negros a mitad de la calle, en cualquier momento del día.

Seguir leyendo »

El carné de maricón

Ay, pillines del clikcbait… Cómo explotáis la mariconez para conseguir un sueldo con la gorra. Desde que el rojerío desbordó el amarillo de nuestra bandera no paran de ocuparse puestos de trabajo con profesionales que forman parte de grupos de presión. Ya saben: mujeres, personas con diversidad funcional… ¡hasta mariquitas y bolleras! ¿Qué será lo siguiente? ¿Salvaguardar a los rubios de ojos azules frente al moreno español? ¡Vienen a robarnos nuestros trabajos! ¡Solo “el mejor” puede merecer su puesto! ¿Nadie piensa en la meritocracia, esencia muy y mucho española?

Pero no se alteren, por suerte algo cala del discurso de Vox y de la sangre renovada de Casado. Este descalabro cuesta abajo pudo frenarse gracias a sentencias ejemplarizantes como la anulación de un concurso municipal “en el que se puntuaba por no ser heterosexual” (según recogía el objetivísimo y reflexivo titular del sexto diario más leído de España). Pero si los mariquitas, las bolleras y los transformistas (que ya me lío con el resto de siglas de ese singular número Pi de la diversidad sexual) están integradísimos. ¡Que se casan y todo! ¿Qué necesidad tendrán de priorizarse en un concurso público? ¿Nadie piensa en los heterosexuales?

Modo ironía off. Porque miren, para una vez en esta vida que me daban puntos por ser bollera… ¡Van y me los quitan en mi cara! No, de verdad: que modo ironía off. Aplaudo la intención de promocionar a un colectivo discriminado (con la armarización como minimísima violencia que se sufre en un entorno laboral distendido; otro día les cuento los chunguísimos). Esto tiene mayor sentido cuando se trata de licitar un espacio de atención a personas que sufren discriminación por su orientación sexual o su identidad de género, como era el caso. Pero claro, lo público tiene su burocracia, su papeleo… y eso de pedir una declaración jurada de ser bollera, como que no encaja, ¿no?

Seguir leyendo »

Bertín Osborne y el machismo kitsch 

21 Comentarios

Portada del nuevo disco de Bertín Osborne

Llevo sin pestañear unas horas. Prueba a hacerlo después de ver la portada del nuevo disco de Bertín Osborne, "Yo debí enamorarme de tu madre" ¿Qué me dices? Pues eso... Un Bertín lozano y dinámico te sonríe sentado y rodeado de fardos de paja en un hipotético granero. Es difícil fijarse en su sonrisa y no fijarse en su pantalón. Porque menudo manspreading que te acabas de marcar, machote. A partir de ahora cada vez que hablemos de cómo los hombres abren las piernas para ocupar el espacio nos vendrá a la mente tu portada. Esos cojones a punto de reventar las costuras y darte en la cara...

Tu portada, Bertín, nos avisa de que esa masculinidad cipotuda, de machirulo feliz y trasnochada sigue entre nosotras. Tú, con tus privilegios, con tus programas de televisión en los que te enorgulleces de no saber cocinar y tratas a las mujeres como seres inferiores, nos dices que hasta sexagenario te sigues follando a jovencitas en lugar de a mujeres de tu edad. Ese título "Yo debí enamorarme de tu madre", digno título de película del destape, no deja lugar a dudas.

Sigue entre nosotras, pero me da que una portada como la tuya y su recepción ( pasearos por Twitter) debe hacernos sentirnos esperanzadas porque en el fondo da mucha lástima ese intento por revivir tu virilidad en un momento en el que los hombres como tú ya no son los reyes del mambo. Si tras el primer susto las insinuaciones de un machote como Bertín desde ese pajar nos causan hilaridad y cierta vergüenza ajena es porque las cosas están cambiando y porque tenemos otros imaginarios y referentes.

Seguir leyendo »