eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

¿Y si estamos rotas antes de caernos?

Ilustración de Núria Frago para Pikara Magazine

El Kintsugi es el arte japonés de apreciar las cicatrices de lo que se ha roto. Consiste en aplicar una especie de pegamento de oro que devuelve una pieza a la vida… Claro que hay materiales que cuando se rompen estallan en miles y tan minúsculos pedazos que no hay oro en el mundo capaz de recomponer. ¿Qué ocurre cuando una persona deja pasar las enfermedades y dolencias hasta que ya no puede más? Que tal vez la situación de dependencia sea demasiado grave, y… ¿quién cuida a quien cuida?

Este no es uno, sino la mayoría de casos reales de las mujeres, que tienden a naturalizar los achaques. El Principado de Asturias así lo reflejó en el dossier temático Mujer y servicios sociales, publicado en abril de este año. Nada nuevo, desde luego, pero por fin desde las instituciones se empieza a apuntar hacia la raíz del problema: el autocuidado. Este documento concluye cómo opera la lógica del cuidado en el ámbito no profesional: “Paradójicamente, en muchas ocasiones no se está ofreciendo cuidados a quien previamente ha provisto de cuidados a las personas de su entorno”. Se tarda en acudir a ese cuidado por el estigma de cuidadora, criadora, gestora.

No hace mucho tiempo hablaba con un profesional de la salud mental sobre lo difícil que resulta saber cuándo nos rompemos la cabeza y lo evidente de un brazo roto. Lo incapacitante que es la falta de salud mental y lo difícil que resulta detectarla hasta que llega a lo físico, lo tangible, lo palpable, lo visible para todo el mundo.

Seguir leyendo »

La selectividad es un drama

Unas estudiantes repasan un libro de texto

Soy profesora de Secundaria y este año me he apuntado a ser tribunal de selectividad porque necesito dinero. No, como podréis imaginar no lo he hecho porque me llene de gozo y satisfacción determinar el futuro inmediato de hordas y hordas de adolescentes puntuándoles sus vidas con decimales: "Ups, no te da la media para dedicar los siguientes cuatro años a eso que te apasiona". ME MUERO.

Siento verdadera lástima cuando veo al alumnado de segundo de bachillerato sentado en las aulas repletas de escuadras, cartabones, bolígrafos (el que pinta, y el que no pinta), compases y calculadoras. Pero sobre todo hasta la bandera de miedos, de sueños, de ilusiones que pueden verse frustradas. Y es que hablamos de ilusiones suyas propias y de las de esas familias que vierten sus expectativas académicas en las vidas de sus retoños, sin permitirles hacer ciclos formativos en los que serían plenamente felices, y obligándoles a intentar cursar estudios universitarios sin pensar en las frustraciones que eso conllevará. "Lo hago por tu bien, ya me lo agradecerás cuando seas mayor, yo a tu edad pensaba lo mismo". Dios. Aquí también ME MUERO.

El profesorado que cuida y corrige los exámenes de las pruebas de acceso a la universidad tiene una responsabilidad tan tan tan grande que me da pudor. Todavía no hemos entregado los resultados, pero ya he visto todo tipo de anécdotas dignas de ser parodiadas:

Seguir leyendo »

Abolir la heterosexualidad para seguir vivas

25 Comentarios

Ilustración de Emma Gascó.

Martes a la noche. Entro a Twitter. Roll down. Nada interesante, seguimos con el shock de las elecciones. Voy a Facebook. Roll down. Hostia, no puede ser. Bueno, qué narices, claro que puede ser, como cada día. Leo bien el titular: "Una madre se suicida en Madrid tras difundirse un vídeo sexual suyo en su trabajo en Iveco".

Vale, primero, ¿una madre? ¿Solo era madre esa persona? El sistema en orden. Por cierto, tiene nombre: Verónica. Sigamos. "Se suicida tras difundirse un vídeo sexual suyo". Entro a leer la noticia. Bien, recapitulemos: una mujer se graba un vídeo con connotaciones sexuales, lo comparte en un espacio de intimidad con alguien y continúa con su vida; 5 años más tarde el vídeo reaparece no se sabe muy bien de dónde y sus compañeros de trabajo -porque el vídeo no circula solo- lo comparten entre ellos hasta conseguir que la gran mayoría de la plantilla de 2.500 personas de la empresa (en torno al 80% hombres, según podemos extraer de este comunicado que hacía la propia empresa en marzo de este año) en la que trabaja lo vean; el señalamiento, las risas, los cuchicheos, la presión pueden con ella y sufre un episodio de ansiedad; el vídeo llega a su actual marido y, al enterarse, se suicida.

Menudo enfado pillé. Rabia, impotencia, desolación. Es que tiene razón Irantzu Varela, "es una guerra". Cientos de mensajes de mujeres* indignadas y entristecidas circulan en diferentes direcciones en todas las redes sociales y foros posibles: "rabia y pena siento hoy. DEP", "un despropósito", "tiene que ser una mente pervertida, truculenta, retorcida, malvada, destructiva, la que comparte un vídeo sexual de una mujer, madre, esposa, hasta llevarla al suicidio", "noticias como esta ratifican que el mundo es un lugar de mierda"… También se pueden encontrar comentarios de algunos hombres, "los aliados", comprando el discurso de algunas feministas que han sabido adelantar que no se trata de un suicidio sino de un asesinato machista.

Seguir leyendo »

Ni loca ni histérica: polémicas y revoluciones feministas en Juego de Tronos

Daenerys Targaryen en el punto de inflexión que define a su personaje al final de la temporada 8

La última temporada de 'Juego de Tronos' nos ha tenido pendientes como casi nunca lo ha hecho una serie de su desenlace. La comunidad seriéfila ha dado rienda suelta a sus más altos y bajos instintos, y su octava temporada ha sido todo un acontecimiento mediático, cultural y social no exento de ciertos tintes de histeria y paranoia: las prisas por ver el capítulo cuanto antes ya que era  imposible huir de los spoilers, la gente que se salía de grupos de whatsapp porque se estaba comentando el capítulo, una petición en change.org para pedir que rehagan la última temporada, familias arrepentidas por poner a sus hijas el nombre Daenerys.... Toda esta expectación nos recuerda a las vividas con el final de 'Los Soprano' y 'Lost' pero JdT ha ido más allá por el poder de los medios de comunicación digitales y las redes sociales.

Juego de Tronos se acaba dejando un gran vacío, miles de horas de intrigas, asesinatos, sexo y un buen número de polémicas, especialmente centradas en varios personajes femeninos como Sansa, Brienne de Tarth o Daenarys.  ¿Es criticable que Sansa afirme que sus agresiones la han hecho más fuerte?, ¿invalida al personaje de Brienne y toda su trayectoria llorar por que Jaime Lannister se va de su vera? Y, sobre todo, ¿por qué consideramos el brutal viraje de Daenerys como una traición a las posibles características feministas del personaje? Veamos:

La actriz Jessica Chastain, que acaba de estrenar la  película 'X-Men: Dark Phoenix' en la que comparte protagonismo con Sophie Turner, la actriz que da vida a Sansa Stark, montaba en cólera en Twitter tras la emisión del cuarto capítulo. Sansa y El Perro se reencuentran en una taberna. El Perro, al ver a Sansa tan decidida y fuerte, le dice que ya no es el pajarillo que era antes. Ella, no sin orgullo, asume que de no haber sido por todo lo que le ha pasado a manos de Joffrey, Meñique o Ramsay, hubiera sido un pajarillo toda su vida. Chastain afirmaba tras ver esta secuencia: “La violación no es una herramienta que haga a un personaje más fuerte. Una mujer no necesita ser una víctima para convertirse en una mariposa. El ‘pajarillo’ siempre fue un ave fénix. Su tremenda fuerza se debe exclusivamente a ella. A ella por sí misma”. A tope con Chastain; es inadmisible que una serie tan revolucionaria en otros aspectos mantenga la violencia sexual como eje de la construcción de algunos personajes como Sansa o Daenerys.

Seguir leyendo »

La seguridad de las mujeres, el pánico y la autodefensa

Carteles de "No violarás" en Zaragoza.

El Ayuntamiento de Durango ha puesto en marcha un dispositivo en forma de botón para que las mujeres que se sienten amenazadas comuniquen su miedo a la policía municipal. El dispositivo, que los medios denominan como botón del pánico, permitirá a las mujeres de Durango que así lo deseen -de momento más de 50- "moverse con más seguridad por los espacios poco transitados o mal iluminados", en palabras de la concejala de Igualdad, Pilar Ríos.

No son las únicas iniciativas que promueven la seguridad de las mujeres en el espacio público de día, y sobre todo de noche. Los ejemplos son diversos: la aplicación Agrestop/Erastop para evitar agresiones y mejorar la seguridad de las mujeres que surge también en Durango y asumen ciudades como Bilbao, Zarautz, Pamlona-Iruñea y Alcalá de Henares; la empresa de autobuses bilbaína Bilbobus permite desde el año pasado bajarse a las mujeres que así lo soliciten en paradas intermedias a las oficiales. Estas acciones siempre son bienvenidas, abren de nuevo el debate sobre cómo abordar y garantizar la seguridad de las mujeres en el espacio público y en el privado .

Es una medida que aplauden mujeres que trabajan en bares y fábricas en horario nocturno, mujeres que salen solas a correr o a hacer cualquier otra actividad y que permiten una total libertad de movimiento ya que la policía local sólo conoce su ubicación si las usuarias ponen en marcha este botón del pánico. En el caso de Durango, se trata de una medida que forma parte de un trabajo integral y estructural que incluye cursos de empoderamiento, de autodefensa feminista, acciones educativas, un trabajo ingente de sensibilización. No en vano, junto con Basauri, Getxo y Ermua, es uno de los municipios de referencia en lo que a implantación de políticas locales de igualdad se refiere.

Seguir leyendo »

Discriminatorio… pero razonable

Caster Semenya, campeona olímpica de los 800 m en los Juegos Olímpicos de Rio (2016)

Tras el anuncio del Tribunal Arbitral del Deporte que obliga a la atleta Caster Semenya a un dopaje inverso para controlar la testosterona que naturalmente produce su cuerpo, cabe plantearse qué se esconde tras esta decisión que el organismo de arbitraje califica de "discriminatoria", pero aún así "necesaria, razonable y proporcionada".

Que modifiquen genéticamente al nadador Michael Phelps (su cuerpo genera menos ácido láctico de lo habitual). Que al triatleta Javier Gómez Noya lo dopen para subirle las pulsaciones (más bajas que la mayor parte de sus competidores). Que no permitan jugar a baloncestistas con gran altura. Absurdo, ¿verdad? Pues el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) acaba de plantear una medida similar con la atleta Caster Semenya tras años de disputas.

Caster Semenya es, a sus 28 años, otro prodigio del deporte. Lo gana casi todo en su disciplina, los 800 metros (tres veces campeona del mundo y dos juegos olímpicos). También es un perfil que incomoda, y mucho, más allá del criterio deportivo: mujer con un cuerpo fuera de los cánones, lesbiana, negra y africana.  

Seguir leyendo »

Partos violentados y la mayoría silenciosa feminista

29 Comentarios

Una doula orienta a una mujer embarazada sobre posiciones, ejercicios y cuidados para el parto

Una mujer embarazada de 42 semanas, a pesar de haber sido corroborado un perfecto bienestar fetal, ha sido llevada por la policía previa orden judicial a parir al hospital (más información aquí).

¿Su crimen? Haberse creído una persona adulta y capaz y haber ejercido sus derechos de autonomía y consentimiento informado, decidiéndose por realizar un manejo expectante en lugar de una inducción tal y como proponía el hospital y por optar por un parto domiciliario asistido por una comadrona, avalado por la evidencia científica en mujeres de bajo riesgo.

Esta mujer, que cuando fue arrebatada de su domicilio ya estaba de parto y dilatando, al llegar al hospital debido a la tensión y a la situación no sólo dejó de dilatar, sino que su cérvix se fue cerrando, como sucede en todas las mamíferas cuando sentimos una amenaza o no nos sentimos lo suficientemente cómodas para parir.

Seguir leyendo »

¿A quién van a votar las feministas? A una mujer no va a ser, no

Tras el atentado terrorista de un supremacista blanco que atacó mezquitas en Nueva Zelanda, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern se puso un hiyab (no es musulmana) y habló con la voz quebrada sobre lo que representa su pueblo: "la diversidad, la bondad y la compasión", "hogar para aquellos que comparten" esos valores y "refugio para quienes los necesitan". Cuando Trump le preguntó que qué podía hacer por Nueva Zelanda, Jacinda Arden le espetó: mostrar "simpatía y amor por todas las comunidades musulmanas".

Ella, como feminista que se reconoce en la lucha por los derechos de las mujeres, está lejos de la agresividad, los ataques, la falta de diálogo y la grandilocuencia de palabras gruesas y fondo vacío de aquellos a los que en esta campaña se les rompe España, les liquidan la patria y hablan de rendición, vencer, conquistar y otras bravuconadas de púber machito de hormonas revolucionadas.

Aquí, la campaña y los debates dejan claras un par de cosas: hace falta más contenido feminista en los programas, que en algunos ya está presente gracias al empuje de los movimientos feministas (en otros las propuestas son un calco de El cuento de la Criada). Y hace falta sobre todo otra forma de hacer política: mujeres feministas en primera línea de la política. En abril de 2019 todavía ninguna mujer ha sido candidata a la presidencia del gobierno de España. Nunca.

Seguir leyendo »

Corresponsabilidad: ventajas de ser lesbiana

Ilustración de Susanna Martin

Siempre que se acerca el 26 de abril, Día de la Visibilidad Lésbica, recuerdo la llamada que recibí hace unos años de una periodista, que quería aprovechar esa fecha señalada para escribir un reportaje sobre las discriminaciones que sufrimos. Pensé entonces que al pensamiento heterosexual le resulta más fácil hablar de las penalizaciones que sufrimos las disidentes sexuales y de género que de las alternativas de vida que encarnamos. El lesbianismo como opresión añadida en vez de como gozosa forma de emancipación antipatriarcal.

También resulta muy atractiva la idea de que reproducimos roles sexistas, que sirve para negar lo subversivo de nuestra existencia. Recordemos cómo Ciudadanos usó la realidad de la violencia intragénero para cuestionar que la Ley Integral de Violencia de Género se ciña a la violencia específica y sistémica cometida por hombres a mujeres en nuestra sociedad patriarcal. 

El caso es que se agradece cuando el discurso mediático relaciona el lesbianismo con la equidad. Me refiero a la noticia publicada por Ana Requena Aguilar en este medio el pasado 1 de abril: "Las parejas de lesbianas esquivan mejor la brecha salarial que las heterosexuales porque reparten más los cuidados". La noticia se basa en un estudio noruego que constata que las lesbianas que son madres sufren una menor penalización en el mercado laboral respecto a las madres heterosexuales. Las lesbianas gestantes toman a corto plazo medidas como reducir la jornada o abandonar temporalmente el mercado laboral, pero en seguida la dedicación se equilibra con una implicación equitativa en la crianza. A largo plazo, ambas progenitoras constatarán un impacto similar de la maternidad en sus carreras, mientras que en las parejas heterosexuales, las mujeres reducen empleo y salario también a largo plazo, y los hombres tienden a trabajar más horas fuera de casa cuando tienen hijos.

Seguir leyendo »

Israel sigue colonizando Palestina y también es asunto nuestro

Colonias israelíes en Cisjordania.

Israel ha anunciado que va a construir 4.500 nuevas viviendas en Cisjordania. 4.500 nuevas viviendas para unos 18.000 nuevos colonos, pero nadie dice nada. Apenas algún retuit. Ni un breve. Ni un anuncio por palabras. Nada.

Israel anuncia, como quien pregona los números de la lotería, que va a seguir violando impunemente el derecho internacional y los derechos humanos del pueblo palestino, pero no nos damos por aludidas. Hay que denunciarlo y exigir responsabilidades, porque si miramos para otro lado seremos cómplices.

La comunidad internacional, esa de la que en teoría formamos parte, lleva décadas ignorando al pueblo palestino, como si lo que allí ocurriera no nos afectara; como si el hecho de que se desoigan una y otra vez las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la legislación internacional fuera una chiquillada.

Seguir leyendo »