Sobre este blog

Pikara Magazine es una revista digital que practica un periodismo con enfoque feminista, crítico, transgresor y disfrutón. Abrimos este espacio en eldiario.es para invitar a sus lectoras y lectores a debatir sobre los temas que nos interesan, nos conciernen, nos inquietan.

El maltratador políticamente correcto

Sobre este blog

Pikara Magazine es una revista digital que practica un periodismo con enfoque feminista, crítico, transgresor y disfrutón. Abrimos este espacio en eldiario.es para invitar a sus lectoras y lectores a debatir sobre los temas que nos interesan, nos conciernen, nos inquietan.

La Audiencia de Gipuzkoa ha confirmado la condena de siete años de cárcel por violencia de género para un abogado especialista en violencia de género. Miguel Alonso Belza es conocido por haber representado a la familia de Nagore Laffage, cuyo asesinato a manos de José Diego Yllanes en Sanfermines de 2008 introdujo en la agenda política, mediática y feminista el tema de la violencia sexista en fiestas populares y mostró lo problemático de que la ley integral limite su actuación a casos en los que el agresor es pareja o expareja de la víctima. El abogado que llevó uno de los casos más emblemáticos de feminicidio es un agresor machista condenado por violencia de género.

La condena se compone de penas por delitos de lesiones, de coacciones leves, de maltrato habitual y de maltrato no habitual. Los hechos probados listan un rosario de agresiones a partir de que su expareja decidiera terminar la relación con él: acoso por teléfono, control, agresiones físicas y quebrantamiento de la orden de alejamiento. Alonso Belza también había sido abogado del turno de oficio de Violencia contra la Mujer de Gipuzkoa. El juez subrayó en la sentencia que el acusado merecía "el mayor de los reproches penales, porque en todo momento fue consciente de la ilicitud de su conducta, en su condición de abogado especializado en la materia".

Este caso tenía los elementos necesarios para que el agresor no saliera impune: incluía violencia física que fue probada por un vídeo que grabó la víctima en uno de sus ataques y fue juzgado por un magistrado que no cuestionó la credibilidad de la mujer. Probablemente sean más habituales los casos en los que estos agresores expertos en violencia machista la ejercen de maneras más sibilinas y en las que el hecho de trabajar por los derechos de las mujeres juegue a su favor si hay un proceso judicial o de otro tipo.

23 de julio de 2020

18 de junio de 2020

29 de mayo de 2020

21 de mayo de 2020

Descubre nuestras apps