eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hija y nieta de la mujer que se quemó a lo bonzo reciben apoyo psicológico

- PUBLICIDAD -

La hija y la nieta de la mujer de 52 años que esta madrugada ha fallecido al quemarse a lo bonzo frente a ellas en su casa de Ubrique (Cádiz) reciben apoyo psicológico de los servicios municipales para afrontar la tragedia.

El Ayuntamiento de Ubrique ha señalado en un comunicado institucional que "lamenta profundamente" el suceso, ocurrido sobre las 2.30 de la madrugada en una vivienda de la segunda planta de un edificio del número 15 de la calle Moreno de Mora de Ubrique, donde vivía la fallecida, con su hija y su nieta de 8 años.

Señala también que en el momento de emitir este comunicado "la investigación para determinar las causas del incidente se encuentra abierta, desconociéndose aún los motivos que provocaron el incendio".

Sin embargo, fuentes de la investigación han informado a EFE de que la mujer, C.B., de 52 años, se quemó a lo bonzo en su habitación en presencia de su hija y de su nieta.

Agentes de la Policía Local, cuyas oficinas están frente a la vivienda, dieron aviso a los servicios de emergencia y a los bomberos, mientras entraban en la casa y comprobaban que la mujer estaba fallecida junto a su cama, en su habitación, al fondo de la casa, aún llamas.

Los agentes sacaron del lugar a la hija y la nieta y cerraron la puerta para evitar que se propagaran las llamas y el humo, mientras esperaban la llegada de los bomberos.

Doce vecinos del edificio fueron desalojados y han dormido esta noche en un hotel de la localidad y ya por la mañana, una vez que se ha comprobado que el edificio no ha sufrido daños estructurales a consecuencia del incendio, han podido regresar a sus casas.

El Ayuntamiento de Ubrique ha mostrado su agradecimiento por la "rápida actuación" de la Policía Local y ha reconocido el trabajo realizado durante toda la madrugada por los agentes de la Guardia Civil y por el equipo médico del 061 que se ha desplazado al lugar.

Desde un primer momento, la hija y la nieta de la mujer fallecida han recibido apoyo psicológico desde el departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ubrique.

Vecinos del pueblo han comentado a EFE que la mujer, de origen brasileño, llevaba viviendo en el pueblo unos veinte años, desde que se había casado con un vecino del municipio.

La mujer tenía una minusvalía, por lo que para desplazarse precisaba de la ayuda de una silla mecánica o de unas muletas.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de la muerte de la mujer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha