eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez, contra el portavoz del PP en el Senado: "Quien esperan los españoles que renuncie es usted"

El presidente reprocha Ignacio Cosidó sus mensajes sobre el control del CGPJ: "Es difícil decir esto después de lo que vimos ayer, pero respeten a la Justicia"

El socialista reclama al PP que mantenga el acuerdo que alcanzaron para la renovación del Poder Judicial

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Sánchez, al portavoz del PP en el Senado: "Hoy no ha renunciado quien esperan los españoles que lo haga, que es usted"

Sánchez, al portavoz del PP en el Senado: "Hoy no ha renunciado quien esperan los españoles que lo haga, que es usted"

Pedro Sánchez sale al ataque del PP en el Senado ante la crisis de la justicia que se ha agravado tras  la renuncia de Manuel Marchena a presidir el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por los mensajes del portavoz conservador, Ignacio Cosidó, sobre el control que iban a conseguir en el Tribunal Supremo. "Hoy ha renunciado alguien, pero no ha sido quien esperan los españoles que renuncie que es usted, señor Cosidó", le ha dicho el presidente al portavoz del PP en su 'cara a cara' en la sesión de control al Gobierno.

"Es difícil decir esto después de lo que vimos ayer, pero respeten a la Justicia", le ha pedido Sánchez en su primer turno después de que Cosidó le haya exigido un compromiso de que no indultará a los políticos independentistas si son condenados. Sánchez se ha zafado de hablar de ese asunto y ha encontrado el filón en Cosidó después de que Marchena renunciara a presidir el CGPJ por los mensajes que el portavoz del PP envió a través de WhatsApp a los senadores conservadores defendiendo que el acuerdo alcanzado con el Gobierno les permitía controlar "desde atrás" la sala en la que se juzgará el procés"

"Usted ayer dijo cosas gravísimas -le ha recriminado Sánchez- dando por hecho que el Tribunal Supremo puede ser controlado por el PP.  Ha dañado el crédito de la justicia". "Ha desvirtuado el pacto interpretando algunos nombramientos como beneficiosos para el PP", ha proseguido Sánchez, que el "escándalo es el sentido patrimonialista que tiene el PP de la Justicia".

Los mensajes de Cosidó y la consiguiente renuncia de Marchena han hecho  saltar por los aires el acuerdo entre Gobierno y PP para repartirse los puestos del Poder judicial. Sánchez ha insistido a los de Pablo Casado en que mantengan el acuerdo que el PP ha dado por roto. "T engan sentido de Estado, hagan oposición al Gobierno, pero no a costa de deteriorar las instituciones de este país", ha expresado el presidente. 

"Lo que le digo es que se aclaren, hagan una reflexión serena de que es lo que está pasando en el PP, de la descomposición, de la falta de sentido de Estado, y que sean humildes", ha reclamado Sánchez. Los socialistas están convencidos de que la división en el partido de Casado está detrás de lo que ha sucedido respecto al acuerdo que alcanzó con el Ejecutivo para la renovación del Poder Judicial. "Llegaron al acuerdo y luego quisieron boicotearlo", señalan fuentes socialistas. 

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, a quien el PP acusa de haber estropeado el acuerdo por filtrar el nombre de Marchena y le reclama la dimisión, ha asegurado que se trata de una "cortina de humo que se lanza detrás de un WhatsApp inadmisible". 

En la sesión de control en el Senado, el portavoz del PDeCAT, Josep Lluís Cleries, ha aprovechado los mensajes de Cosidó para sembrar dudas sobre el tribunal que juzgará a los independentistas: "Todo esto huele mucho a podrido. Nos hace pensar que los encausados por el 1-O no tendrán un juicio justo e imparcial". "Exigimos la dimisión del señor Cosido, pero que quede claro que su Gobierno y su partido son cómplices", ha sentenciado el senador, que ha acusado a PP y PSOE de querer imponer un "155 judicial". "Veo que cuando les conviene la Constitución se la pasan por el forro", ha zanjado. 

Sánchez ha acusado a los independentistas de tener un doble rasero en lo que a los órganos judiciales se refiere por reclamar, por un lado, que el Gobierno influyera en la Fiscalía para rebajar las acusaciones y que, por otro, le acusen de negociar la conformación del CGPJ. "No se puede decir que hay que judicializar la política cuando dicen que no quieren sentarse a negociar los presupuestos hasta que haya un cambio de rumbo en la Fiscalía o la Abogacía y luego decir que está politizada la justicia. O una cosa o la otra, pero no se pueden querer los dos argumentos", le ha contestado Sánchez. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha