Albert Rivera se vuelca en impartir cursos de "liderazgo" tras hundir a Ciudadanos

Albert Rivera sigue ajeno a la vida de Ciudadanos y a los esfuerzos que está haciendo su sucesora, Inés Arrimadas, por levantar el partido que él dejó hundido tras las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, en las que pasaron de tener 57 diputados a quedarse solo con 10. El expresidente de la formación que se proclama "liberal" no quiso participar en la convención política que celebraron entre el 17 y 18 de julio, rechazando la invitación que le hicieron varios miembros de la actual dirección, según desveló la propia Arrimadas. Como disculpa, alegó que desde que presentó su dimisión decidió alejarse de la vida política y centrarse en su actividad profesional, en el bufete en el que trabaja como abogado, Martínez Echevarría.

A pesar de esa decisión, en estos dos últimos años, Rivera ha hecho varias reapariciones públicas. Una de las últimas fue para promocionar su libro "Un ciudadano libre" (Espasa), presentación que tuvo que retrasar hasta que pasó lo peor de la pandemia. Las demás han estado vinculadas a su empeño por enseñar a "construir liderazgos". Con este fin, el año pasado abrió un canal de Telegram, que bautizó como "Líderes en el cambio", en el que desde entonces va promocionando sus proyectos y en el que trata de convencer a los más de tres mil inscritos de que participen en ellos. A través de este canal impulsó diversos encuentros digitales con sus seguidores en los que participaron profesionales de la comunicación y algunos exdirigentes políticos.

El chat llevaba varios meses sin actividad hasta que hace apenas unos días Rivera lo abrió para notificar a todos los inscritos que a partir de septiembre dirigirá un curso de posgrado sobre liderazgo político en el Instituto Cardenal Cisneros, a cuyo patronato se incorporó el pasado mes de marzo a propuesta de su dirección. El objetivo de crear ese instituto, según explicaron sus promotores, fue "cubrir las carencias que Rivera detectó durante sus años de actividad en la política española". Según se anunció, en los cursos se incluirían asignaturas como filosofía política, economía o derecho, además de abordar otros aspectos como oratoria, protocolo o comunicación.

El exlíder de Ciudadanos ha subido a su cuenta de Twitter un vídeo promocional en que se desvela que el centro ha fichado ya a un elenco de expertos -exdirigentes políticos, periodistas o economistas- que participaran en el curso de posgrado aportando las experiencias que han adquirido en las diferentes áreas institucionales en donde han trabajado. "Me hace ilusión contaros el avance del primer posgrado del Instituto de Liderazgo del Cardenal Cisneros que dirijo. Será un honor compartir experiencia y aprendizaje con los participantes y junto a una treintena de profesores de primer nivel, en este programa único en España", señaló.

Entre los ponentes figuran el exdiputado del PSOE, Eduardo Madina; el exdirigente vasco del PP, Borja Sémper; el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa; el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe; las periodistas Gloria Lomana, Verónica Fumanal y María Casado; el exministro del PP, Josep Piqué; el exalcalde de Madrid y exministro de Justicia, del PP, Alberto Ruiz-Gallardón; el líder de la oposición en Venezuela, Leopoldo López; o el economista Daniel Lacalle.

Serán cursos dirigidos "a profesionales del ámbito institucional", tanto a cargos públicos en activo como a los miembros de sus equipos, así como a directivos del sector empresarial y a otros profesionales del sector privado "interesados en desarrollar su carrera profesional en el ámbito de la política que quieran mejorar sus competencias". Este selecto grupo de profesores intercambiarán "sus experiencias" con el alumnado a través de debates, "master classes de primer nivel" y un plan individualizado con el que podrán "obtener las herramientas necesarias y construir un liderazgo sólido", asegura el centro. En el programa se anuncia una visita de tres días "a las instituciones europeas en Bruselas" con "agenda de reuniones con líderes políticos". El precio de este posgrado es de 5.800 euros por 180 horas de clases y 27 créditos.

Este curso va a coincidir con la convención que celebrará el PP en otoño. La colaboración de Rivera con el PP, según insisten fuentes de Génova, se limita a los recursos que el partido ha encargado a su despacho de abogados Martínez-Echevarría, entre ellos contra la ley catalana de alquileres o contra la reforma educativa (LOMLOE), más conocida como 'Ley Celaá'.

Los rumores de que Rivera anda detrás de la OPA hostil que emprendió el PP contra Ciudadanos surgieron a raíz de la fuga hacia el partido de Casado del exsecretario de Organización Fran Hervías, su máximo hombre de confianza, que ahora trabaja en la sede nacional del partido en estrecha colaboración con el secretario general de los populares, Teodoro García Egea. En Ciudadanos atribuyen directamente a Hervías los fichajes de exdirigentes de la formación de Arrimadas, incluido el más polémico: el del exparlamentario valenciano de Ciudadanos Toni Cantó, captado por el PP para las elecciones del 4 de mayo de Madrid y colocado ahora en la Oficina del Español, creada ad hoc para él.

La nueva dirección del partido, con Inés Arrimadas a la cabeza, no para de tener que salir al paso de todas estas especulaciones sobre Rivera, al que aseguran "no ven" en esa operación contra la propia formación que él fundó. "No creo que esté en eso. Tenemos una relación cordial y hablamos de vez en cuando", aseguró Arrimadas antes de la celebración de la convención política en la que el partido ha cerrado la puerta a una posible fusión con el PP.

Albert Rivera sigue ajeno a la vida de Ciudadanos y a los esfuerzos que está haciendo su sucesora, Inés Arrimadas, por levantar el partido que él dejó hundido tras las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, en las que pasaron de tener 57 diputados a quedarse solo con 10. El expresidente de la formación que se proclama "liberal" no quiso participar en la convención política que celebraron entre el 17 y 18 de julio, rechazando la invitación que le hicieron varios miembros de la actual dirección, según desveló la propia Arrimadas. Como disculpa, alegó que desde que presentó su dimisión decidió alejarse de la vida política y centrarse en su actividad profesional, en el bufete en el que trabaja como abogado, Martínez Echevarría.

A pesar de esa decisión, en estos dos últimos años, Rivera ha hecho varias reapariciones públicas. Una de las últimas fue para promocionar su libro "Un ciudadano libre" (Espasa), presentación que tuvo que retrasar hasta que pasó lo peor de la pandemia. Las demás han estado vinculadas a su empeño por enseñar a "construir liderazgos". Con este fin, el año pasado abrió un canal de Telegram, que bautizó como "Líderes en el cambio", en el que desde entonces va promocionando sus proyectos y en el que trata de convencer a los más de tres mil inscritos de que participen en ellos. A través de este canal impulsó diversos encuentros digitales con sus seguidores en los que participaron profesionales de la comunicación y algunos exdirigentes políticos.

El chat llevaba varios meses sin actividad hasta que hace apenas unos días Rivera lo abrió para notificar a todos los inscritos que a partir de septiembre dirigirá un curso de posgrado sobre liderazgo político en el Instituto Cardenal Cisneros, a cuyo patronato se incorporó el pasado mes de marzo a propuesta de su dirección. El objetivo de crear ese instituto, según explicaron sus promotores, fue "cubrir las carencias que Rivera detectó durante sus años de actividad en la política española". Según se anunció, en los cursos se incluirían asignaturas como filosofía política, economía o derecho, además de abordar otros aspectos como oratoria, protocolo o comunicación.

El exlíder de Ciudadanos ha subido a su cuenta de Twitter un vídeo promocional en que se desvela que el centro ha fichado ya a un elenco de expertos -exdirigentes políticos, periodistas o economistas- que participaran en el curso de posgrado aportando las experiencias que han adquirido en las diferentes áreas institucionales en donde han trabajado. "Me hace ilusión contaros el avance del primer posgrado del Instituto de Liderazgo del Cardenal Cisneros que dirijo. Será un honor compartir experiencia y aprendizaje con los participantes y junto a una treintena de profesores de primer nivel, en este programa único en España", señaló.

Entre los ponentes figuran el exdiputado del PSOE, Eduardo Madina; el exdirigente vasco del PP, Borja Sémper; el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa; el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe; las periodistas Gloria Lomana, Verónica Fumanal y María Casado; el exministro del PP, Josep Piqué; el exalcalde de Madrid y exministro de Justicia, del PP, Alberto Ruiz-Gallardón; el líder de la oposición en Venezuela, Leopoldo López; o el economista Daniel Lacalle.

Serán cursos dirigidos "a profesionales del ámbito institucional", tanto a cargos públicos en activo como a los miembros de sus equipos, así como a directivos del sector empresarial y a otros profesionales del sector privado "interesados en desarrollar su carrera profesional en el ámbito de la política que quieran mejorar sus competencias". Este selecto grupo de profesores intercambiarán "sus experiencias" con el alumnado a través de debates, "master classes de primer nivel" y un plan individualizado con el que podrán "obtener las herramientas necesarias y construir un liderazgo sólido", asegura el centro. En el programa se anuncia una visita de tres días "a las instituciones europeas en Bruselas" con "agenda de reuniones con líderes políticos". El precio de este posgrado es de 5.800 euros por 180 horas de clases y 27 créditos.

Este curso va a coincidir con la convención que celebrará el PP en otoño. La colaboración de Rivera con el PP, según insisten fuentes de Génova, se limita a los recursos que el partido ha encargado a su despacho de abogados Martínez-Echevarría, entre ellos contra la ley catalana de alquileres o contra la reforma educativa (LOMLOE), más conocida como 'Ley Celaá'.

Los rumores de que Rivera anda detrás de la OPA hostil que emprendió el PP contra Ciudadanos surgieron a raíz de la fuga hacia el partido de Casado del exsecretario de Organización Fran Hervías, su máximo hombre de confianza, que ahora trabaja en la sede nacional del partido en estrecha colaboración con el secretario general de los populares, Teodoro García Egea. En Ciudadanos atribuyen directamente a Hervías los fichajes de exdirigentes de la formación de Arrimadas, incluido el más polémico: el del exparlamentario valenciano de Ciudadanos Toni Cantó, captado por el PP para las elecciones del 4 de mayo de Madrid y colocado ahora en la Oficina del Español, creada ad hoc para él.

La nueva dirección del partido, con Inés Arrimadas a la cabeza, no para de tener que salir al paso de todas estas especulaciones sobre Rivera, al que aseguran "no ven" en esa operación contra la propia formación que él fundó. "No creo que esté en eso. Tenemos una relación cordial y hablamos de vez en cuando", aseguró Arrimadas antes de la celebración de la convención política en la que el partido ha cerrado la puerta a una posible fusión con el PP.

Albert Rivera sigue ajeno a la vida de Ciudadanos y a los esfuerzos que está haciendo su sucesora, Inés Arrimadas, por levantar el partido que él dejó hundido tras las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, en las que pasaron de tener 57 diputados a quedarse solo con 10. El expresidente de la formación que se proclama "liberal" no quiso participar en la convención política que celebraron entre el 17 y 18 de julio, rechazando la invitación que le hicieron varios miembros de la actual dirección, según desveló la propia Arrimadas. Como disculpa, alegó que desde que presentó su dimisión decidió alejarse de la vida política y centrarse en su actividad profesional, en el bufete en el que trabaja como abogado, Martínez Echevarría.

A pesar de esa decisión, en estos dos últimos años, Rivera ha hecho varias reapariciones públicas. Una de las últimas fue para promocionar su libro "Un ciudadano libre" (Espasa), presentación que tuvo que retrasar hasta que pasó lo peor de la pandemia. Las demás han estado vinculadas a su empeño por enseñar a "construir liderazgos". Con este fin, el año pasado abrió un canal de Telegram, que bautizó como "Líderes en el cambio", en el que desde entonces va promocionando sus proyectos y en el que trata de convencer a los más de tres mil inscritos de que participen en ellos. A través de este canal impulsó diversos encuentros digitales con sus seguidores en los que participaron profesionales de la comunicación y algunos exdirigentes políticos.

31 de julio de 2021 - 21:27 h