Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

Belarra y Pablo Iglesias firman un “manifiesto por la paz” en Ucrania junto a Chomsky, Varoufakis, Corbyn y Correa

El exvicepresidente segundo del Gobierno y fundador de Podemos, Pablo Iglesias.

Iñigo Aduriz

78

La ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y el exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, han firmado un manifiesto junto a distintas personalidades políticas del ámbito internacional para remarcar su apuesta por las vías exclusivamente pacíficas ante la invasión rusa de Ucrania. Esta adhesión evidencia una vez más las discrepancias que existen en el seno del Ejecutivo progresista entre las ministras de Podemos y el resto ante el envío de armas y la gestión del conflicto por parte de la UE y la OTAN.

Entre los firmantes están, además de Belarra e Iglesias, el expresidente de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza, el periodista Rafael Poch o el politólogo Viçenç Navarro. Del ámbito internacional destacan las firmas del exlíder laborista británico Jeremy Corbyn, el politólogo estadounidense Noam Chomsky, el expresidente de Ecuador Rafael Correa, el exministro de Economía griego Yanis Varoufakis o el portavoz de Asuntos Exteriores del Sinn Fein, john Brady.

El manifiesto, titulado Peace now! (¡Paz ahora!) y al que ha tenido acceso elDiario.es, recalca que “los efectos de la invasión rusa de Ucrania han sido devastadores”. Entre ellos destaca la “muerte, destrucción y millones de personas obligadas a huir de sus hogares”. “A medida que la guerra se intensifica, crece el riesgo de aniquilación nuclear. Las consecuencias sociales y económicas de esta guerra ya se están sintiendo en Ucrania, Rusia y en todo el mundo”, apuntan.

Con todo, los firmantes, que en ningún momento mencionan al responsable de la invasión, el presidente ruso, Vladimir Putin, exigen “un alto el fuego inmediato” y apoyan “las negociaciones para una paz plena y duradera”. “Las Naciones Unidas y otros organismos internacionales relevantes deben estar listos para garantizar cualquier acuerdo”, remarcan.

Piden “dejar de lado” el “lenguaje beligerante”

También recuerdan que “el presidente Zelensky ha esbozado las dos condiciones más esenciales para la paz”, que son que “las tropas rusas invasoras deben retirarse de Ucrania” y este se convierta “en un país neutral”. “Instamos a los gobiernos y medios de comunicación a dejar de lado todo lenguaje beligerante y promover y fortalecer el diálogo sobre esta base. La escalada solo conducirá a más derramamiento de sangre, desplazamientos y daños económicos infligidos a personas inocentes”, sentencian.

El texto también considera que se debe “mostrar hospitalidad y humanidad a todos aquellos que huyen de la guerra con una política de asilo que no esté condicionada por el país de origen”. “Es responsabilidad de los gobiernos y las autoridades públicas proteger y garantizar los derechos humanos. Instamos a la protección de todos los civiles que huyen o permanecen en sus hogares, evacuaciones a través de corredores humanitarios y garantías de alimentación y atención médica”, apuntan.

Otra de las premisas del manifiesto es que “Ucrania necesitará apoyo para la reconstrucción”. “Hacemos un llamado a las instituciones internacionales para que eliminen la deuda de Ucrania y comprometan recursos para apoyar el desarrollo nacional y popular del país. ”También debemos proteger a las personas de los países no combatientes que enfrentan las consecuencias económicas de esta guerra, que se acelerarán“, añaden.

“Hacemos un llamado a los gobiernos para que protejan el estado de bienestar, garanticen los derechos sociales para todos los ciudadanos y reduzcan la desigualdad. Es hora de que las grandes fortunas y las grandes empresas contribuyan equitativamente a la sociedad para que las rentas y los cuerpos de la inmensa mayoría no carguen, una vez más, con el coste de esta crisis”, concluyen.

Las diferencias en el seno del Gobierno por la gestión de la guerra en Ucrania se desvelaron hace ya semanas, cuando Sánchez decidió enviar armas al país invadido pese al rechazo del socio minoritario. Yolanda Díaz, Alberto Garzón y Joan Subirats sí apoyaron ese envío, pero Belarra y la ministra de Igualdad, Irene Montero, no. Después, se dieron desacuerdos con el socio mayoritario sobre el incremento del gasto en Defensa anunciado por Sánchez, y que no comparte ninguno de los ministros de Unidas Podemos.

Etiquetas
stats