La Casa Real cerró 2021 con casi seis millones de euros en sus cuentas

La Casa Real tiene unas cuentas saneadas. Es lo que se desprende del informe de la Intervención General del Estado –departamento dependiente del Ministerio de Hacienda– correspondiente al ejercicio de 2021 y que pone una cifra al ahorro de las finanzas de la institución: 5.826.738,66 euros. La Casa Real cerró el pasado año con casi seis millones de euros en sus cuentas de “diversas entidades financieras o en el Banco de España”, según se desprende del documento que Zarzuela ha hecho público este viernes por la tarde. Una parte de ese dinero está depositado en lo que se conoce como “caja” para poder disponer de liquidez para gastos variados.

La Casa Real responde a los escándalos con un ejercicio de transparencia a medias

Saber más

El grueso de ese dinero (5,66 millones de euros) está depositado en entidades financieras que no son reveladas. Tan solo 108,77 euros son fondos depositados en el Banco de España. En caja tiene disponibles 104.919,78 euros y otros 62.286,21 en moneda extranjera.

“Dicha cantidad proporciona la liquidez necesaria para hacer frente a los pagos correspondientes a los gastos producidos por la Institución, además de facilitar los anticipos correspondientes a gastos pertenecientes a otros Organismos o Instituciones que son adelantados por la Casa de S.M. el Rey pero que finalmente serán asumidos por dichas entidades”, especifica el informe de la Intervención.

En total, a Zarzuela le deben 402.364,19 euros –de los que la mayoría corresponden a distintos departamentos del Estado–. Y es que más allá de la asignación presupuestaria que la monarquía recibe anualmente de los Presupuestos Generales del Estado y que ronda los ocho millones de euros, los ministerios asumen el grueso de los gastos derivados de la actividad de la Jefatura del Estado.

La mayoría de la deuda corresponde “a pagos anticipados por la Casa de S.M. el Rey que finalmente son asumidos por otros Organismos o Instituciones y cuyo reembolso se encuentra en trámite o pendiente de ingreso”. “A fecha 31 de diciembre de 2021 se ha procedido a la imputación contable como gasto de los bienes integrantes de la cuenta ”Obligaciones por otros organismos. Cava“ dado el cambio de procedimiento de compensación de gastos con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, el cual asumirá directamente los mismos sin que sean anticipados y compensados por la Casa de S.M. el Rey”, recoge el informe del departamento dependiente de Hacienda.

Otra parte de la deuda corresponde a pagos que realiza Zarzuela para miembros de la familia real que posteriormente tienen que asumir el gasto. “También se incluyen entre los deudores los pagos satisfechos por la entidad, como mediador de pago, por cuenta de miembros de la Familia Real, para su posterior reembolso por parte de los mismos”, señala el documento, que da por hecho que las deudas serán satisfechas: “Dada la naturaleza de los deudores no se considera probable el deterioro de los mencionados derechos de cobro”. 

La Casa Real ha difundido este viernes la información económica relativa al año 2021 así como el inventario de regalos institucionales percibidos por la familia real en el que no hay rastro de los obsequios que percibe Juan Carlos I durante su estancia en Abu Dabi. Respecto a las cuentas, de nuevo el grueso del gasto de la asignación presupuestaria de Zarzuela va a parar a personal (cuatro millones de euros). No obstante, solo asume los sueldos del personal de dirección (un total de once personas que perciben unos 850.000 euros) y los complementos retributivos a la plantilla que aportan otros departamentos, como el Ministerio de Presidencia o Patrimonio Nacional, entre otros. Esa cifra asciende a 2,58 millones de euros.

En 2021 Zarzuela solo tuvo un empleado contratado de manera directa, según se desprende de la memoria de la Intervención (el año pasado fueron dos), que percibió unos 77.000 euros.

De la asignación presupuestaria también salen los sueldos de Felipe VI, la reina Letizia y la emérita Sofía después de que Juan Carlos I dejara de percibirlo por los escándalos de sus finanzas. El jefe del Estado cobra 253.850 euros al año. Hace un mes Felipe VI dio a conocer su patrimonio por primera vez: 2,5 millones de euros de los que la mayoría son depósitos bancarios y unos 300.000 euros son objetos de arte, antigüedades y joyas. La revelación no incluyó a la reina, que percibe 139.610 euros ni a Sofía de Grecia, que gana 114.240 euros.

La otra gran partida, por un importe de 2,93 millones de euros, corresponde a gastos corrientes en bienes y servicios, es decir, en la gestión diaria de la institución. En ese concepto se incluyen partidas como arrendamientos y cánones (117.962,42), reparaciones y conservación (34.069,72), servicios de profesionales independientes (734.851,53), primas de seguros (11.788,31, atenciones protocolarias y representativas (329.741,82), suministros (202.823,32), comunicaciones y otros gastos (741.981,76) o viajes, que incluye el “desplazamiento y alojamiento del personal de la Casa con ocasión de la preparación y desarrollo de las actividades de la familia real (22.659,50). No obstante, hay numerosos gastos del funcionamiento de Zarzuela que corren a cuenta de otros departamentos, como Patrimonio Nacional.

La Casa Real tiene unas cuentas saneadas. Es lo que se desprende del informe de la Intervención General del Estado –departamento dependiente del Ministerio de Hacienda– correspondiente al ejercicio de 2021 y que pone una cifra al ahorro de las finanzas de la institución: 5.826.738,66 euros. La Casa Real cerró el pasado año con casi seis millones de euros en sus cuentas de “diversas entidades financieras o en el Banco de España”, según se desprende del documento que Zarzuela ha hecho público este viernes por la tarde. Una parte de ese dinero está depositado en lo que se conoce como “caja” para poder disponer de liquidez para gastos variados.

La Casa Real responde a los escándalos con un ejercicio de transparencia a medias

Saber más

El grueso de ese dinero (5,66 millones de euros) está depositado en entidades financieras que no son reveladas. Tan solo 108,77 euros son fondos depositados en el Banco de España. En caja tiene disponibles 104.919,78 euros y otros 62.286,21 en moneda extranjera.

“Dicha cantidad proporciona la liquidez necesaria para hacer frente a los pagos correspondientes a los gastos producidos por la Institución, además de facilitar los anticipos correspondientes a gastos pertenecientes a otros Organismos o Instituciones que son adelantados por la Casa de S.M. el Rey pero que finalmente serán asumidos por dichas entidades”, especifica el informe de la Intervención.

En total, a Zarzuela le deben 402.364,19 euros –de los que la mayoría corresponden a distintos departamentos del Estado–. Y es que más allá de la asignación presupuestaria que la monarquía recibe anualmente de los Presupuestos Generales del Estado y que ronda los ocho millones de euros, los ministerios asumen el grueso de los gastos derivados de la actividad de la Jefatura del Estado.

La mayoría de la deuda corresponde “a pagos anticipados por la Casa de S.M. el Rey que finalmente son asumidos por otros Organismos o Instituciones y cuyo reembolso se encuentra en trámite o pendiente de ingreso”. “A fecha 31 de diciembre de 2021 se ha procedido a la imputación contable como gasto de los bienes integrantes de la cuenta ”Obligaciones por otros organismos. Cava“ dado el cambio de procedimiento de compensación de gastos con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, el cual asumirá directamente los mismos sin que sean anticipados y compensados por la Casa de S.M. el Rey”, recoge el informe del departamento dependiente de Hacienda.

Otra parte de la deuda corresponde a pagos que realiza Zarzuela para miembros de la familia real que posteriormente tienen que asumir el gasto. “También se incluyen entre los deudores los pagos satisfechos por la entidad, como mediador de pago, por cuenta de miembros de la Familia Real, para su posterior reembolso por parte de los mismos”, señala el documento, que da por hecho que las deudas serán satisfechas: “Dada la naturaleza de los deudores no se considera probable el deterioro de los mencionados derechos de cobro”. 

La Casa Real ha difundido este viernes la información económica relativa al año 2021 así como el inventario de regalos institucionales percibidos por la familia real en el que no hay rastro de los obsequios que percibe Juan Carlos I durante su estancia en Abu Dabi. Respecto a las cuentas, de nuevo el grueso del gasto de la asignación presupuestaria de Zarzuela va a parar a personal (cuatro millones de euros). No obstante, solo asume los sueldos del personal de dirección (un total de once personas que perciben unos 850.000 euros) y los complementos retributivos a la plantilla que aportan otros departamentos, como el Ministerio de Presidencia o Patrimonio Nacional, entre otros. Esa cifra asciende a 2,58 millones de euros.

En 2021 Zarzuela solo tuvo un empleado contratado de manera directa, según se desprende de la memoria de la Intervención (el año pasado fueron dos), que percibió unos 77.000 euros.

De la asignación presupuestaria también salen los sueldos de Felipe VI, la reina Letizia y la emérita Sofía después de que Juan Carlos I dejara de percibirlo por los escándalos de sus finanzas. El jefe del Estado cobra 253.850 euros al año. Hace un mes Felipe VI dio a conocer su patrimonio por primera vez: 2,5 millones de euros de los que la mayoría son depósitos bancarios y unos 300.000 euros son objetos de arte, antigüedades y joyas. La revelación no incluyó a la reina, que percibe 139.610 euros ni a Sofía de Grecia, que gana 114.240 euros.

La otra gran partida, por un importe de 2,93 millones de euros, corresponde a gastos corrientes en bienes y servicios, es decir, en la gestión diaria de la institución. En ese concepto se incluyen partidas como arrendamientos y cánones (117.962,42), reparaciones y conservación (34.069,72), servicios de profesionales independientes (734.851,53), primas de seguros (11.788,31, atenciones protocolarias y representativas (329.741,82), suministros (202.823,32), comunicaciones y otros gastos (741.981,76) o viajes, que incluye el “desplazamiento y alojamiento del personal de la Casa con ocasión de la preparación y desarrollo de las actividades de la familia real (22.659,50). No obstante, hay numerosos gastos del funcionamiento de Zarzuela que corren a cuenta de otros departamentos, como Patrimonio Nacional.

La Casa Real tiene unas cuentas saneadas. Es lo que se desprende del informe de la Intervención General del Estado –departamento dependiente del Ministerio de Hacienda– correspondiente al ejercicio de 2021 y que pone una cifra al ahorro de las finanzas de la institución: 5.826.738,66 euros. La Casa Real cerró el pasado año con casi seis millones de euros en sus cuentas de “diversas entidades financieras o en el Banco de España”, según se desprende del documento que Zarzuela ha hecho público este viernes por la tarde. Una parte de ese dinero está depositado en lo que se conoce como “caja” para poder disponer de liquidez para gastos variados.

La Casa Real responde a los escándalos con un ejercicio de transparencia a medias

Saber más

El grueso de ese dinero (5,66 millones de euros) está depositado en entidades financieras que no son reveladas. Tan solo 108,77 euros son fondos depositados en el Banco de España. En caja tiene disponibles 104.919,78 euros y otros 62.286,21 en moneda extranjera.