El falso presupuesto de la Casa Real: la monarquía cuesta a los españoles mucho más de lo que reflejan sus cuentas

El rey Felipe VI recibe la Medalla de Honor de Andalucía

La monarquía española cuesta a las arcas públicas mucho más de los ocho millones que el Gobierno asigna al presupuesto de la Casa Real. Amparados en esa partida, los defensores de la Corona llevan años esgrimiendo que nuestra familia real es la jefatura de Estado más barata de Europa. Una afirmación que hasta ahora ha sido imposible de contrastar ya que se desconoce el coste real de la monarquía en nuestro país. A pesar de los avances en cuestiones de transparencia que han tratado de publicitar desde Zarzuela tras la toma de posesión de Felipe VI, la Casa Real continúa sin hacer públicos los pagos por multitud de servicios que se han adscrito a otras administraciones.

El pozo sin fondo de Patrimonio Nacional: pagó gastos de la casa de Corinna, a 100 empleados de Zarzuela y la tripulación del Fortuna

El pozo sin fondo de Patrimonio Nacional: pagó gastos de la casa de Corinna, a 100 empleados de Zarzuela y la tripulación del Fortuna

Los ministerios de Presidencia, Hacienda, Defensa e Interior asumen gastos de la familia real que no se computan en las cuentas de Zarzuela. En algunos casos, como la conservación y mantenimiento de instalaciones utilizadas por la familia real, esa partida puede suponer varios millones de euros: 54,3 millones se destinaron entre los años 2005 y 2020 para sufragar las actividades de mantenimiento del Palacio de la Zarzuela. Esta partida, como sucede en otras ocasiones, fue abonada por Patrimonio Nacional. 

Esta institución sufragó a lo largo de 2020 al menos 3,6 millones de euros vinculados a la actividad de la Casa Real, si se tienen en cuenta los datos publicados hasta ahora sobre desplazamientos, conservación y personal. A esa cifra se pueden añadir los 2,5 millones de euros que destina Presidencia a pagar las nóminas de la plantilla que tiene adscrita y que trabaja en Zarzuela, 1,5 millones que abona Hacienda para hacer frente a los salarios de 60 conductores y los 6,4 millones costeados por Defensa para la Guardia Real. Esta suma (14 millones) supera la asignación oficial que los Presupuestos Generales del Estado conceden a la Casa Real, pero no supone una aproximación real porque varios ministerios continúan sin hacer público el coste que tiene para sus presupuestos las actividades que realizan para los miembros de la corona. 

En los últimos días elDiario.es ha informado sobre los gastos ocultos vinculados a la familia Borbón y a la Jefatura del Estado. En la investigación realizada por esta redacción para conocer el coste real de la monarquía, ministerios como Interior y Defensa no han informado sobre cuánto supone para sus arcas abonar los sueldos de los agentes o militares que sirven a la monarquía. En otras ocasiones, como ha sucedido en respuestas parlamentarias, ha sido Patrimonio Nacional quien no ha informado sobre los pagos realizados en las reformas de determinadas instalaciones, como en la finca La Angorrilla, donde se alojó la examante de Juan Carlos I Corinna Larsen. Este es el desglose de los gastos que se conocen hasta ahora imputados a la familia real.

Casa Real: 8,4 millones de euros anuales

La cifra oficial que anualmente se hace pública en los Presupuestos Generales del Estado refleja que la partida destinada a la Casa Real lleva años oscilando alrededor de los ocho millones de euros, en 2014 se consignaron 7,8 millones y en 2020 se han destinado 8,4 millones. Sin embargo, como ha informado esta redacción, con esa asignación ni siquiera se pagan los salarios de todos los trabajadores al servicio de la familia real. 

Con el presupuesto que oficialmente se imputa a la monarquía únicamente se afrontan las nóminas de trece empleados, a pesar de que hay varios centenares de profesionales trabajando en Zarzuela. El resto de la plantilla está adscrita a otros ministerios (Presidencia, Hacienda, Interior o Defensa) o a Patrimonio Nacional y son estas administraciones las que abonan sus salarios, aunque en la asignación oficial de Casa Real sí se reserva una cantidad (2,5 millones de euros) para abonar complementos retributivos y ‘pluses’ a los centenares de empleados que desarollan su labor junto a la familia Borbón.

Presidencia: 2,5 millones en personal

A las cifras ya conocidas, hay que sumar los gastos que elDiario.es ha revelado en los últimos días, obtenidos tras varias peticiones al portal de transparencia. La investigación realizada por esta redacción ha desvelado que el Ministerio de Presidencia ha hecho frente a los salarios de 146 profesionales que desempeñan su trabajo en Zarzuela. En total, el departamento que ahora dirige Félix Bolaños ha destinado 2,5 millones de euros al pago de estas nóminas. La horquilla de las remuneraciones base anuales de estos empleados oscila entre 12.307 y 37.292 euros, dependiendo del rango que ostenten en la administración. 

Dieciséis de esos puestos corresponden al nivel 30, el máximo, con cargos directivos como el de jefe de secretaría, de infraestructuras o de actividades y programas, o director de asuntos económicos, audiencias y actos, o subdirector general de tecnologías de la información y telecomunicaciones, además de varios asesores. En el siguiente escalón hay jefes de servicio, de área o de sección (en niveles desde el 29 al 20) y por debajo fundamentalmente ayudantes de gestión o secretarios. 

El cajón de sastre de Patrimonio Nacional

Patrimonio Nacional, una institución encargada de velar por la protección del carácter histórico y cultural de los bienes del Estado, se ha convertido en un cajón de sastre a través del que la familia real financia una variedad de gastos que en algunos casos poco tienen que ver con la misión de este organismo, que ha llegado a sufragar los sueldos y viajes del personal que asiste al rey emérito en Abu Dabi, como desveló elDiario.es. 

No es la primera vez que Patrimonio Nacional — adscrito al Ministerio de Presidencia — tiene que asumir el coste de las decisiones del rey emérito, con el que el monarca Felipe VI ha roto públicamente debido a los escándalos fiscales protagonizados por su padre que se han publicado en los últimos años. En 2013, esta institución fue la encargada de abonar la indemnización a los tripulación del ‘Fortuna’, el yate que utilizaba Juan Carlos I para navegar los veranos en Mallorca, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares decretase que su despido había sido improcedente. El fallo determinó que Patrimonio debía desembolsar 617.720 euros para compensar a la plantilla de la embarcación, esa cantidad económica no repercutió en el presupuesto de la Casa Real.

Tampoco merma la asignación oficial que recibe la familia real la contratación de varias decenas de empleados, que forman parte de la plantilla de Patrimonio Nacional y prestan su servicio en Zarzuela. En 2020 esa cifra supuso al menos 776.314 euros, según una respuesta del portal de transparencia a esta redacción. La información obtenida desvela que esa cantidad sirvió para pagar los salarios de 36 profesionales, contratados para el cargo de ayudantes, a excepción de dos que son encargados. En ese desglose, Patrimonio Nacional no ha incluido al personal de mantenimiento, camareros, cocineros y profesionales eventuales, ya que no les consideran personal laboral. 

En una de las últimas auditorías realizadas por el Tribunal de Cuentas, la institución dependiente de Presidencia reconoció en 2016 que la plantilla que en ese momento estaba a las órdenes de la Casa Real no superaba la cifra de 122 personas. A lo largo de ese procedimiento, el órgano fiscalizador ya alertó de que "la prestación de servicios a la Corona" era una "actividad que no está formalmente y en su totalidad prevista en la vigente normativa".

Zarzuela dispone de personal contratado a través de Patrimonio Nacional desde siempre. Se trata de personal laboral –funcionario o de libre designación– que presta servicios de especial confianza, como mayordomos, amas de llaves y otras atribuciones, como jardinería o mantenimiento. A esa plantilla también pertenecen las personas que están asistiendo al rey emérito en Emiratos. En ese retiro el ex jefe del Estado cuenta con tres ayudantes de cámara en turnos rotatorios. 

"Debido a su delicado estado de salud y avanzada edad, el rey emérito requiere del apoyo de este personal". Así justificó la expresidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, el acompañamiento  — financiado con una partida externa a la Casa Real — que recibe el monarca, al que Felipe VI retiró la asignación tras publicarse los entramados offshore que su padre utilizaba para esconder su fortuna en paraísos fiscales. Por los viajes de los tres asistentes que trabajan en Emiratos Árabes, esta institución abonó 9.614 euros el año pasado, tal y como publicó esta redacción

Los desplazamientos de los tres asistentes de cámara fueron autorizados como comisión de servicio, un concepto al que se ha recurrido en más ocasiones para la asistencia a la familia real en sus viajes al extranjero. En los últimos seis años, Presidencia ha abonado 60.061 euros amparado en esta figura. 2016 fue el año en el que más se esgrimió este motivo, alcanzando 38 comisiones de servicio (14.558 euros). Por su parte, a lo largo de 2020 en ocho ocasiones se recurrió a este concepto (11.049,56 euros). 

Estos datos fueron obtenidos por el senador de Compromís Carles Mulet, que mantiene una intensa actividad reclamando información al Gobierno sobre los gastos de la Casa Real. Gracias a esas peticiones de información del político valenciano, también se ha conocido que el departamento de Bolaños sufragó 183.721 euros por comisiones de servicio en viajes de la familia real en territorio nacional. En total, 243.782 euros más — en concepto de desplazamientos — que no figuran en las cuentas oficiales de Zarzuela.

La falta de transparencia en los gastos reales de la Jefatura del Estado no permitieron conocer de forma oficial el coste que tuvo para las arcas públicas la remodelación y mantenimiento del chalé en el que se hospedó la examante de Juan Carlos I Corinna Larsen, ubicado en la finca La Angorrilla en el monte de El Pardo. La revista Lecturas publicó que la institución que sufragó la reforma de este complejo fue Patrimonio Nacional y cifró su coste en dos millones de euros. El Gobierno no ha confirmado ni desmentido esta información. En una respuesta emitida a Mulet, se limitaron a asegurar que no era "posible hacer un cálculo desagregado en el sentido solicitado" en las preguntas parlamentarias. 

La conservación de algunas propiedades de la familia real también corre a cargo del presupuesto de Patrimonio Nacional, al que la ley atribuye la titularidad de aquellos bienes que son propiedad del Estado y están "afectados al uso y servicio del rey y de los miembros de la real familia". En el desglose de esos gastos se incluye el mantenimiento de 39 casas forestales de las que el rey y sus familiares disponen en el Monte de El Pardo: 665.962 euros en el periodo comprendido entre 2006 y 2020. Y también hay que añadir 54,3 millones de euros ejecutados entre 2005 y 2020 para la conservación, el mantenimiento y los suministros del Palacio de la Zarzuela. A lo largo del último año del que hay datos se destinaron 2,8 millones a esa misión. 

Al aportar esa cifra, en respuesta parlamentaria a Mulet, el Gobierno evitó informar en detalle sobre cada una de esas cantidades y no permitió saber a qué se destina concretamente cada euro. "Los gastos que asume Patrimonio Nacional asociados al Palacio de La Zarzuela se consignan en un concepto presupuestario no tipificado, el 226.10 del programa 337A, en el que se incluyen todos los gastos de esa naturaleza (mantenimiento, suministros o conservación, entre otros)", explicó la secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes y Asuntos Constitucionales.

Por lo tanto, se desconoce si en esos 54,3 millones de euros que no ha mermado el presupuesto de la Casa Real en los últimos quince años se incluyen las contrataciones a empresas externas que realizan labores diversas en los edificios del complejo de la Zarzuela, entre las que se encuentra el mantenimiento de dos piscinas de verano y una de invierno. Esos trabajos forman parte de una adjudicación de 590.560 euros —para un periodo de dos años— publicada en enero y emitida para realizar actividades de mantenimiento en los edificios "institucionales de la Delegación de El Pardo-Zarzuela". A comienzos de 2021, esta redacción también informó sobre otra licitación sufragada por Patrimonio Nacional para "la conservación de los edificios adscritos" al mismo complejo por un importe base de 240.000 euros anuales. 

Ante la imposibilidad de conocer la cantidad exacta que esta institución destinó en 2020 a la Casa Real, con la información a la que se tiene acceso por ahora solo se puede realizar una estimación —a la baja— del desembolso de 3,6 millones de euros en el último año para financiar costes de la monarquía. En esa cifra se incluyen los 2,8 millones destinados a la conservación de la Zarzuela, 776.314 euros para abonar las nóminas del personal que depende de este organismo y las comisiones de servicio (31.959 euros en viajes nacionales y 11.049 euros en deslazamientos internacionales).

Hacienda: 1,5 millones de euros

El Ministerio de María Jesús Montero pone a disposición de Zarzuela medios del Parque Móvil del Estado, entre ellos 60 conductores "para gestionar la movilidad oficial (servicios de representación y de asuntos generales e incidencias), tanto de la Jefatura del Estado como del personal al servicio de la Casa de Su Majestad el Rey". El sueldo de estos profesionales supone 1,5 millones al año, según la información publicada por El Orden Mundial, que también desveló que Hacienda facilita a la familia real un total de 44 vehículos, cuyo precio de compra asciende a 4,1 millones de euros. 

Se desconoce el coste salarial de la Guardia Real

Como sucede con la asignación oficial de la Casa Real, los 6,4 millones de euros que los Presupuestos Generales del Estado atribuyen a la Guardia Real no incluyen todos los gastos que esta unidad castrense supone para las arcas públicas. En esa partida se tienen en cuenta gastos vinculados a locales militares, suministros, vestuario, agua, alimentación, combustible, limpieza o dietas, pero no se imputan los sueldos de la plantilla. Las nóminas de los 1.514 efectivos que a día de hoy componen el cuerpo repercuten directamente en el presupuesto del Ministerio de Defensa.

El departamento que dirige Margarita Robles no aporta el dato concreto sobre el coste salarial de esos trabajadores. Según apuntan desde la Guardia Real, cada uno de los ejércitos asume las nóminas del personal que tiene destinado al servicio de la Casa Real. Un total de 877 integrantes del cuerpo pertenecen al Ejército de Tierra, 281 a la Armada, 256 al Ejército del Aire y 100 a los cuerpos comunes, que prestan servicios a los tres. "Son militares. Hoy están en la Guardia Real, pero igual mañana están en Líbano porque le toca a su correspondiente brigada", explican en Defensa.

Interior incumple las resoluciones de Transparencia

La opacidad de los gastos de la Casa Real se extiende al Ministerio del Interior que se niega de forma reiterada a aportar información sobre la asistencia que se presta desde sus departamentos a la Jefatura del Estado. El equipo de Fernando Grande-Marlaska se niega a dar cualquier dato que tenga que ver con el número de agentes que requiere la familia real alegando razones de seguridad. 

Interior se encarga del servicio de seguridad de la Jefatura del Estado. De hecho, sus efectivos pueden incluso recibir un complemento retributivo de Casa Real en virtud del desempeño de sus funciones cuando supongan "características especiales" o "servicios extraordinarios", según reconoce Moncloa en una respuesta cursada a través del Portal de Transparencia, aunque el pago de las nóminas corresponden a Interior. 

El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno ha fallado en numerosas ocasiones en contra de la ocultación que hace Interior del personal que asigna a Casa Real así como del presupuesto destinado anualmente a la protección de la familia real. Sin embargo, las resoluciones han sido sistemáticamente incumplidas. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps