Un Congreso medio vacío homenajea a las víctimas del terrorismo sin PP ni Vox

Iñigo Aduriz

0

Con un hemiciclo prácticamente vacío, en el que solo hubo presencia destacable en la bancada del PSOE, el Congreso de los Diputados ha celebrado este lunes el tradicional homenaje a las víctimas del terrorismo en un acto solemne en el que había prácticamente más gente en la tribuna del público que en los escaños. En el 'gallinero' del hemiciclo estaban representantes de las fuerzas armadas y de organizaciones de víctimas, así como el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo.

La Ertzaintza atribuye al exjefe de ETA Mikel Carrera el asesinato de los ertzainas Javier Mijangos y Ana Isabel Arostegi

Saber más

El PP, que el año pasado rompió por primera vez la unidad frente al terrorismo ausentándose del evento, lo ha vuelto a quebrar este año y ninguno de sus diputados ha asistido al acto con la excepción de sus dos representantes en la Mesa del Congreso, Ana Pastor y Adolfo Suárez Illana. Tampoco ha acudido Vox. Ambas formaciones justifican su ausencia en la presencia de EH Bildu, la formación que integra a la izquierda abertzale y que rechaza, desde su nacimiento, todo tipo de violencia, también la de ETA.

De nada sirvió que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, recordara que la fecha para celebrar el acto y el propio evento se acordara “unánimemente”. “Lo hacemos porque así lo mandata la ley de reconocimiento a las víctimas, aprobada por unanimidad”, añadía. Se eligió el 27 de junio en memoria de Begoña Urroz, asesinada con 22 meses aquel día de 1960, por una bomba colocada en la estación de ferrocarril de Amara, en San Sebastián (Gipuzkoa).

Tomás Caballero, presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo, ha agradecido a Batet que haya mantenido su “compromiso” con las víctimas del terrorismo. Él ha destacado, además, el “trabajo” de diputados y senadores que “han hecho frente al terrorismo”, citando diversas leyes aprobadas en Las Cortes para reconocer a las víctimas. “La memoria nos salva y protege de un segundo crimen, que es el olvido”, ha señalado.

Las víctimas, contra los homenajes a terroristas

Caballero ha pedido, no obstante, “revisar” algunos de los aspectos de la ley de víctimas para equiparar a todas ellas y para que prime “su protección por encima” de cualquier otra consideración. Además, ha solicitado que se desvinculen las ayudas que reciben las víctimas de el esclarecimiento de sus atentados. También ha hablado de un malestar en el colectivo de víctimas por la falta de unidad contra el terrorismo que “hoy ya no existe”. Finalmente se ha preguntado “por qué siguen tantos atentados sin resolver”, o “por qué todavía se producen homenajes a terroristas a su salida de la cárcel”.

En el acto han participado miembros de la Mesa, portavoces y parlamentarios de ambas cámaras, miembros del Gobierno y asociaciones de víctimas del terrorismo. La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y el presidente del Senado, Ander Gil, han saludado en el Salón de Pasos Perdidos a los invitados a este acto homenaje, que se celebra cada año desde 2010 en la Cámara Baja.

Una vez en el Hemiciclo, la presidenta del Congreso ha abierto el acto homenaje, que ha arrancado con la interpretación del Segundo Movimiento del Concierto para trompeta en Mi bemol mayor de Franz Joseph Haydn por el estudiante del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid Christian Franco Brines. A continuación ha intervenido Caballero y, una vez finalizado su discurso, Batet se ha dirigido a los representantes de las víctimas, diputados, senadores y autoridades, y ha invitado a todos los asistentes a guardar un minuto de silencio. 

Durante su intervención, la presidenta del Congreso ha asegurado que “los pulsos ordinarios de la vida parlamentaria, marcados por el debate, la contraposición y la crítica, se paran un día como hoy” con el fin de “testimoniar” el “respeto y reconocimiento” de la Cámara Baja “a quienes han sido la primera línea de defensa” de la democracia. “Los terroristas pretendieron socavar las bases de la convivencia en paz y libertad haciendo recaer el dolor y la sinrazón sobre sus víctimas. Para ellos no eran personas con una historia en marcha, con proyectos que cumplir, con deseos que realizar, sino un puro medio para sembrar el terror y el miedo en la sociedad. Les privaron de su vida, de su integridad y de su libertad”, ha recordado.

“Pero quienes sufrieron el ataque, sus familias, sus seres queridos, resistieron. Resistieron el dolor, muchas veces inconsolable; resistieron, en los primeros tiempos, la incomprensión y el silencio; resistieron el instinto de venganza, y supieron mantener la serenidad, la templanza y la fe en la justicia. Las víctimas, nuestros conciudadanos, a pesar del sufrimiento provocado por la acción terrorista mantuvieron el bien político más preciado: la confianza. Mantuvieron el bien político más básico de la democracia: la razón frente a la barbarie. Confiaron en el Estado de Derecho, en su capacidad para perseguir a los culpables y aplicar todo el peso de la Ley. Confiaron en nuestra democracia, en su fortaleza para combatir y vencer la lacra terrorista”, ha añadido Batet.

Batet: “Logramos que la democracia tuviera una sola voz frente a los violentos”

A su juicio, “es esa posición de las víctimas del terrorismo la que las sitúa en el lugar preeminente que merecen en la historia de la construcción y consolidación del sistema democrático”. “Quienes han sufrido el impacto directo de la violencia terrorista dirigido al conjunto de la ciudadanía son acreedores del reconocimiento, apoyo y solidaridad de todos los ciudadanos. Todo ejemplo es ejemplo para alguien. El ejemplo de las víctimas lo es para toda la sociedad

La presidenta del Congreso también ha dicho que “la derrota de ETA, de la que se cumplen once años, es un éxito colectivo” de la historia democrática. “Lo alcanzamos gracias al diálogo permanente entre partidos y organizaciones sociales y a la clara conciencia de los principios y valores cardinales que estaban en juego. De esta manera logramos que la democracia tuviera una sola voz frente a los violentos. La voz del rechazo sin paliativos a la violencia; la voz del apoyo constante a la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de jueces y fiscales; la voz, en fin, del reconocimiento y solidaridad con las víctimas”, ha remachado.

Pese a la evidente división que se ha reflejado en el hemiciclo, Batet ha alabado la “unidad contra el terrorismo”. “Porque la política se muestra como una actividad más noble cuando sirve a la defensa de los derechos fundamentales, cuando está del lado de las víctimas, protegiéndolas y amparándolas. Esa unidad frente a la sinrazón de quienes han pretendido imponer sus ideas mediante la violencia forma parte de la constitución material de nuestro sistema democrático. Es uno de los consensos básicos sobre los que se asienta nuestra vida en democracia”, ha concluido.

El acto se ha cerrado con la interpretación de la Sonata en Fa para dos saxofones de Jean- Marie Londeix por las estudiantes del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, Olga Valdivieso Díaz y Raquel Núñez del Campo.

Con un hemiciclo prácticamente vacío, en el que solo hubo presencia destacable en la bancada del PSOE, el Congreso de los Diputados ha celebrado este lunes el tradicional homenaje a las víctimas del terrorismo en un acto solemne en el que había prácticamente más gente en la tribuna del público que en los escaños. En el 'gallinero' del hemiciclo estaban representantes de las fuerzas armadas y de organizaciones de víctimas, así como el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo.

La Ertzaintza atribuye al exjefe de ETA Mikel Carrera el asesinato de los ertzainas Javier Mijangos y Ana Isabel Arostegi

Saber más

El PP, que el año pasado rompió por primera vez la unidad frente al terrorismo ausentándose del evento, lo ha vuelto a quebrar este año y ninguno de sus diputados ha asistido al acto con la excepción de sus dos representantes en la Mesa del Congreso, Ana Pastor y Adolfo Suárez Illana. Tampoco ha acudido Vox. Ambas formaciones justifican su ausencia en la presencia de EH Bildu, la formación que integra a la izquierda abertzale y que rechaza, desde su nacimiento, todo tipo de violencia, también la de ETA.

De nada sirvió que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, recordara que la fecha para celebrar el acto y el propio evento se acordara “unánimemente”. “Lo hacemos porque así lo mandata la ley de reconocimiento a las víctimas, aprobada por unanimidad”, añadía. Se eligió el 27 de junio en memoria de Begoña Urroz, asesinada con 22 meses aquel día de 1960, por una bomba colocada en la estación de ferrocarril de Amara, en San Sebastián (Gipuzkoa).

Tomás Caballero, presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo, ha agradecido a Batet que haya mantenido su “compromiso” con las víctimas del terrorismo. Él ha destacado, además, el “trabajo” de diputados y senadores que “han hecho frente al terrorismo”, citando diversas leyes aprobadas en Las Cortes para reconocer a las víctimas. “La memoria nos salva y protege de un segundo crimen, que es el olvido”, ha señalado.

Las víctimas, contra los homenajes a terroristas

Caballero ha pedido, no obstante, “revisar” algunos de los aspectos de la ley de víctimas para equiparar a todas ellas y para que prime “su protección por encima” de cualquier otra consideración. Además, ha solicitado que se desvinculen las ayudas que reciben las víctimas de el esclarecimiento de sus atentados. También ha hablado de un malestar en el colectivo de víctimas por la falta de unidad contra el terrorismo que “hoy ya no existe”. Finalmente se ha preguntado “por qué siguen tantos atentados sin resolver”, o “por qué todavía se producen homenajes a terroristas a su salida de la cárcel”.

En el acto han participado miembros de la Mesa, portavoces y parlamentarios de ambas cámaras, miembros del Gobierno y asociaciones de víctimas del terrorismo. La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y el presidente del Senado, Ander Gil, han saludado en el Salón de Pasos Perdidos a los invitados a este acto homenaje, que se celebra cada año desde 2010 en la Cámara Baja.

Una vez en el Hemiciclo, la presidenta del Congreso ha abierto el acto homenaje, que ha arrancado con la interpretación del Segundo Movimiento del Concierto para trompeta en Mi bemol mayor de Franz Joseph Haydn por el estudiante del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid Christian Franco Brines. A continuación ha intervenido Caballero y, una vez finalizado su discurso, Batet se ha dirigido a los representantes de las víctimas, diputados, senadores y autoridades, y ha invitado a todos los asistentes a guardar un minuto de silencio. 

Durante su intervención, la presidenta del Congreso ha asegurado que “los pulsos ordinarios de la vida parlamentaria, marcados por el debate, la contraposición y la crítica, se paran un día como hoy” con el fin de “testimoniar” el “respeto y reconocimiento” de la Cámara Baja “a quienes han sido la primera línea de defensa” de la democracia. “Los terroristas pretendieron socavar las bases de la convivencia en paz y libertad haciendo recaer el dolor y la sinrazón sobre sus víctimas. Para ellos no eran personas con una historia en marcha, con proyectos que cumplir, con deseos que realizar, sino un puro medio para sembrar el terror y el miedo en la sociedad. Les privaron de su vida, de su integridad y de su libertad”, ha recordado.

“Pero quienes sufrieron el ataque, sus familias, sus seres queridos, resistieron. Resistieron el dolor, muchas veces inconsolable; resistieron, en los primeros tiempos, la incomprensión y el silencio; resistieron el instinto de venganza, y supieron mantener la serenidad, la templanza y la fe en la justicia. Las víctimas, nuestros conciudadanos, a pesar del sufrimiento provocado por la acción terrorista mantuvieron el bien político más preciado: la confianza. Mantuvieron el bien político más básico de la democracia: la razón frente a la barbarie. Confiaron en el Estado de Derecho, en su capacidad para perseguir a los culpables y aplicar todo el peso de la Ley. Confiaron en nuestra democracia, en su fortaleza para combatir y vencer la lacra terrorista”, ha añadido Batet.

Batet: “Logramos que la democracia tuviera una sola voz frente a los violentos”

A su juicio, “es esa posición de las víctimas del terrorismo la que las sitúa en el lugar preeminente que merecen en la historia de la construcción y consolidación del sistema democrático”. “Quienes han sufrido el impacto directo de la violencia terrorista dirigido al conjunto de la ciudadanía son acreedores del reconocimiento, apoyo y solidaridad de todos los ciudadanos. Todo ejemplo es ejemplo para alguien. El ejemplo de las víctimas lo es para toda la sociedad

La presidenta del Congreso también ha dicho que “la derrota de ETA, de la que se cumplen once años, es un éxito colectivo” de la historia democrática. “Lo alcanzamos gracias al diálogo permanente entre partidos y organizaciones sociales y a la clara conciencia de los principios y valores cardinales que estaban en juego. De esta manera logramos que la democracia tuviera una sola voz frente a los violentos. La voz del rechazo sin paliativos a la violencia; la voz del apoyo constante a la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de jueces y fiscales; la voz, en fin, del reconocimiento y solidaridad con las víctimas”, ha remachado.

Pese a la evidente división que se ha reflejado en el hemiciclo, Batet ha alabado la “unidad contra el terrorismo”. “Porque la política se muestra como una actividad más noble cuando sirve a la defensa de los derechos fundamentales, cuando está del lado de las víctimas, protegiéndolas y amparándolas. Esa unidad frente a la sinrazón de quienes han pretendido imponer sus ideas mediante la violencia forma parte de la constitución material de nuestro sistema democrático. Es uno de los consensos básicos sobre los que se asienta nuestra vida en democracia”, ha concluido.

El acto se ha cerrado con la interpretación de la Sonata en Fa para dos saxofones de Jean- Marie Londeix por las estudiantes del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, Olga Valdivieso Díaz y Raquel Núñez del Campo.

Con un hemiciclo prácticamente vacío, en el que solo hubo presencia destacable en la bancada del PSOE, el Congreso de los Diputados ha celebrado este lunes el tradicional homenaje a las víctimas del terrorismo en un acto solemne en el que había prácticamente más gente en la tribuna del público que en los escaños. En el 'gallinero' del hemiciclo estaban representantes de las fuerzas armadas y de organizaciones de víctimas, así como el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo.

La Ertzaintza atribuye al exjefe de ETA Mikel Carrera el asesinato de los ertzainas Javier Mijangos y Ana Isabel Arostegi

Saber más

El PP, que el año pasado rompió por primera vez la unidad frente al terrorismo ausentándose del evento, lo ha vuelto a quebrar este año y ninguno de sus diputados ha asistido al acto con la excepción de sus dos representantes en la Mesa del Congreso, Ana Pastor y Adolfo Suárez Illana. Tampoco ha acudido Vox. Ambas formaciones justifican su ausencia en la presencia de EH Bildu, la formación que integra a la izquierda abertzale y que rechaza, desde su nacimiento, todo tipo de violencia, también la de ETA.