Corinna Larsen pide a la Justicia británica una orden de alejamiento contra Juan Carlos I y el CNI

Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgenstei

La empresaria alemana Corinna Larsen, antigua pareja de Juan Carlos I, ha denunciado al rey emérito ante la justicia británica por amenazas. En el escrito de sus abogados, según adelanta Financial Times, Larsen solicita una orden de alejamiento del anterior jefe del Estado y de cualquier agente del servicio de Inteligencia español, el CNI, para que no puedan acercarse a menos de 150 metros de sus residencias.

En su denuncia, Larsen acusa al rey emérito y al CNI de "vigilancia encubierta" y de acoso desde 2012 "hasta la actualidad". Larsen asegura que los problemas comenzaron cuando el rey le pidió que le devolviera los 65 millones de euros procedentes de Arabia Saudí que, según su versión, el monarca español le había regalado a ella y su hijo. Los problemas comenzaron, continúa, cuando el rey emérito le reclamó que le devolviera la cantidad. Al negarse, Juan Carlos I habría comenzado una campaña de descrédito contra Larsen, afirma la denunciante.

Esta campaña, continúa, le causó un perjuicio en sus negocios y por ello reclama una indemnización que la denuncia no concreta, informa 'Financial Times'. elDiario.es avanzó en marzo de 2020 la denuncia que iba a presentar Larsen. Larsen asegura que entonces su piso en Mónaco fue ocupado por una empresa de seguridad con sede en el mismo país. Según cuenta, los servicios de inteligencia españoles le comunicaron que se trataba de un operativo para garantizar su seguridad.

Unos meses después, según denuncia la empresaria, el CNI la amenazó de muerte cuando estaba en su habitación en el Hotel Connaught de Londres. "Tras la intrusión de los servicios secretos en mi habitación del hotel, yo estaba aterrada, especialmente cuando me amenazaron a mí y a mis hijos diciendo que no podían garantizar mi seguridad física", declaró Larsen.

"Insistían en que permaneciese en silencio. Me enviaron un correo, utilizando un pseudónimo, en el que explicaban que hablar con los medios resultaría devastador para mi imagen. Yo me lo tomé como que destruirían mi reputación si no cooperaba. De hecho, esta amenaza se llevó a cabo con éxito", señaló la empresaria al periódico británico. En términos similares se explicaba Corinna Larsen en el audio que le grabó Villarejo sin su consentimiento en 2015 y cuyo contenido publicaron Okdiario y El Español.

Sobre la visita de Sanz Roldán a Larsen, el exdirector del CNI declaró en el juicio contra Villarejo que él nunca ha amenazado a una mujer ni a un niño, al tiempo que se negó a dar más detalles amparándose en el secreto que protege legalmente las acciones del CNI. Al tiempo dijo que su visita a la pareja del rey fue un asunto personal.

Un fiscal suizo mantiene abierta una causa desde 2018 en la que están imputados la propia Corinna y dos presuntos testaferros del rey. La causa fue abierta a raíz de la publicación en los medios de comunicación del audio grabado en 2015 por el comisario Villarejo a Corinna Larsen en Londres en la que esta denunciaba presuntas actividades ilegales del monarca e identificaba al gestor Arturo Fasana y al abogado Dante Canónica, residentes en Suiza, como sus testaferros.

Las pesquisas del fiscal especial Yves Bertossa avanzaron hasta identificar una transferencia en 2008 de 100 millones de dólares desde Arabia Saudí a una fundación que el funcionario suizo identifica con Juan Carlos I y de ahí salieron, en 2012, 65 millones de euros transferidos a una cuenta bancaria de Corinna Larsen. El fiscal Bertossa sospecha que los 100 millones originales son la comisión que cobró Juan Carlos I por su participación en la adjudicación de la obra del AVE a La Meca a empresas españolas, entre ellas OHL, de su amigo Juan Miguel Villar Mir.

Etiquetas
Publicado el
27 de julio de 2021 - 12:41 h

Descubre nuestras apps