eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los padres de víctimas fichados por PP y Vox para defender la prisión permanente revisable dejan la política

Juan José Cortes y Antonio del Castillo, a los que PP y Vox utilizaron para atacar al Gobierno por su intención de derogar la prisión permanente revisable, han dejado la política entre críticas a sus partidos

24 Comentarios

Juan José Cortés y Pablo Casado, en una imagen de archivo.

Juan José Cortés y Pablo Casado, en una imagen de archivo. Flickr PP

"Vamos a ampliar la prisión permanente revisable para cinco nuevos delitos" anunció Pablo Casado en un mitin de campaña en Ciudad Real el 17 de abril de 2019. Dejó la frase en el aire, pero al instante se fijó en uno de los asistentes al acto que aplaudía y la completó señalándole: "Como han pedido Juanjo, Juan Carlos, Antonio y otros muchos". La cámara enfocó en ese momento a Juan José Cortés, el padre de Mariluz, la niña de cinco años asesinada en Huelva en 2008. El PP le había convertido ya en uno de sus fichajes estrella para las elecciones del pasado 28 de abril.

Cortés había sido junto con los otros dos nombres mencionados por Casado -Juan Carlos Quer, padre de Diana Quer, y Antonio del Castillo, padre de Marta del Castillo- uno de los padres de víctimas de asesinato que mas ha hecho por defender la prisión permanente revisable a través de todos los altavoces mediáticos que tenía a su disposición, que tratándose de crímenes de menores en España son muchos. Quer se mantuvo haciendo presión desde fuera, pero Cortés y Del Castillo decidieron ir un poco más allá y dar el salto a la política.

Hoy los dos están fuera de los partidos a los que se asociaron y desencantados con la experiencia. Del Castillo lo ha dicho a través de su cuenta de Twitter; Cortés en una entrevista en televisión. El primero no ha querido hablar sobre su experiencia política; el segundo expresa abiertamente su decepción: "Lo he dado todo a cambio de nada".

Ambos dieron el salto a la política en medio de una pugna entre PP y Vox por ver quién hacía una defensa más cerrada de una medida que Pedro Sánchez había prometido derogar. En los primeros compases del Gobierno surgido de la moción de censura, tras el verano de 2018, el PP convirtió la defensa de esa medida en uno de sus principales arietes contra el PSOE. Casado se acercó a los padres de las víctimas, se reunió con ellos, les invitó a actos. Pero fue Vox quien golpeó primero: el 29 de octubre de ese año el padre de Marta del Castillo anunció su apoyo público al partido de Santiago Abascal.

Un fichaje en respuesta al otro

Casado reaccionó rápido. El 1 de noviembre, en un mitin en Huelva, anunció que Cortés -al que el PP había presentado hasta ese momento solo como asesor en materia penal- se había afiliado al partido. Lo interpretó como un "grito democrático" de la sociedad civil para que "se mantenga la prisión permanente revisable".

A pesar de que ambos dieron al mismo tiempo el salto a la política, su carrera ha sido muy distinta. Del Castillo no se integró en las listas de Vox y no tuvo presencia alguna en las campañas electorales. Cortés, por su parte llegó a ser diputado durante el breve periodo entre elecciones y tuvo tiempo de protagonizar varias polémicas y desencuentros con cargos del PP que terminaron por provocar su salida del partido.

Tras su fichaje y ya integrado plenamente en el PP, Cortés participó en la Convención Nacional que la formación celebró en enero de 2019. Se subió al atril para dejar una de sus frases más polémicas en plenas tareas de rescate del pequeño Julen, el niño que falleció tras caerse en un pozo en la localidad malagueña de Totalán. "El PP, a diferencia de otros partidos, está con las víctimas y no se avergüenza de eso. Y como está con las víctimas, quiero hacer un recordatorio: Julen, desde el pozo tan oscuro donde estás metido, Juan José Cortés, el PP y España entera está contigo", dijo, en un intento más de los de Casado de aprovechar una tragedia para hacer campaña en favor de la prisión permanente, como poco antes habían hecho con el asesinato de Laura Luelmo.

Casado le colocó poco después como número uno de la lista del PP por Huelva -en sustitución de la exministra Fátima Báñez- y logró un escaño en el Congreso. Cuando fracasaron las negociaciones para formar Gobierno y se convocaron nuevas elecciones, la continuidad de Cortés se tambaleó: el Congreso le embargó su sueldo por deudas mercantiles y voces como la del presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, pidieron que no siguiera.

El PP le relegó entonces a las listas al Senado a su pesar. Ahí empezó su distanciamiento: criticó la decisión -dijo que era un "ataque personal"- y cargó directamente contra Moreno Bonilla, al que recordó sus malos resultados en Andalucía. El 10N no consiguió entrar en el Senado y al día siguiente continuó su campaña contra el partido que le había fichado. Dijo en una entrevista que él ya era "un cadáver" antes de las elecciones y culpó de los malos resultados a la hostilidad con que le había recibido el PP de Huelva, donde siempre se le vió como a un paracaidista.

"Al final lo que consigues son golpes innecesarios"

Ahora, pasados unos meses desde su salida de la primera línea política, Cortés hace un balance negativo de su experiencia. "Te vas desencantado porque vas a la política ofreciendo algo, intentado aportar tu granito de arena a mejorar la situación de de algunas cosas, en la mejora del sistema judicial en este caso, pero al final lo que consigues son golpes innecesarios de algunos políticos que van buscando interés penal", reflexiona en conversación con eldiario.es.

No quiere entrar a si el PP le utilizó o no para la campaña y luego le dejó caer. "Mi imagen era necesaria y útil en una sociedad desencantada con la política, ¿si me utilizaron? Eso no lo puedo valorar". "Lo hice porque pensaba que era lo que tenía que hacer", añade.

Cortés se muestra muy agradecido a Casado por la oportunidad de integrar las listas del PP, pero eso no le impide dejar recados por el mal recibimiento que considera que tuvo en el PP de Huelva: "Se toman decisiones que perjudican al resto de los ciudadanos, o al proyecto en general, por agradar a platicos locales". "Un intento de guerra de guerrillas provocó que se tomase una decisión que en mi caso fue desacertada", dice sobre su paso de las listas en el Congreso a las del Senado.

Asegura que ya está desvinculado de la primera línea política -"Soy un afiliado y ya está"- y por ahora no se plantea volver: "Participaré otra vez en el momento en que crea que sea necesario para aportar algo, estar por estar no es mi intención".

Antonio del Castillo dice que solo fue "un afiliado"

Hace solo unos días era el padre de Marta del Castillo quien anunciaba su baja en Vox. "Hubo cosas que no me gustaron políticamente hablando", se limitó a decir en un tuit. Contactado por este medio, Antonio del Castillo ha asegurado que prefiere no hablar de su paso por la política, porque considera que se ha limitado a ser "un simple afiliado".

Y es que a pesar de la similitud de su caso con el de Cortés, su carrera no tuvo nada que ver. Mientras el padre de Mariluz protagonizaba mitines, copaba titulares con declaraciones polémicas y se convertía poco a poco en un problema para Casado, Del Castillo se mantuvo en un segundo plano, y aunque en un principio se anunció que haría campaña con Vox, no fue así. Solo salió en los medios con un tuit en que criticaba entre insultos la posición de Pedro Sánchez sobre la prisión permanente revisable.

Cortés y Del Castillo han roto ya los lazos que les unían a unas formaciones que trataron de capitalizar sus historias personales en beneficio de los intereses partidistas. Aunque uno con mayor peso que el otro, ambos se convirtieron en el símbolo de una forma de hacer política que consistía en usar a las víctimas para arrojarlas al adversario. Con la prisión permanente fuera de la actual agenda política, los dos se han hecho prescindibles.

El tercer representante de los familiares de víctimas que hacían campaña por el afán punitivo del PP. Juan Carlos Quer, no llegó nunca a dar el salto. Aunque participó en actos y reuniones con el PP, Casado no logró atraerlo a sus filas. Eso sí, ha pedido siempre el voto para los partidos que defienden la prisión permanente revisable y desde los altavoces mediáticos de los que dispone continúa avisando de que batallará para que el Gobierno no derogue la medida.

Una sociedad mal informada debilita la democracia

Ahora más que nunca se demuestra que la desinformación debilita la democracia y por eso son necesarios medios que te cuenten la verdad: la independencia de eldiario.es es posible porque somos rentables y no tenemos deudas. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de más de 35.000 socios y socias. Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero.

Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Más en eldiario.es

El padre de Marta del Castillo se da de baja en Vox: "Hubo cosas que no me gustaron políticamente hablando"

Juan José Cortés se convierte en un problema para el PP a las puertas del 10N

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha