La Fiscalía pide 47 años de cárcel para Gao Ping, el presunto líder de la mafia china detenido en 2012

Gao Ping, cabecilla de la trama Emperador.

Europa Press

3

La Fiscalía Anticorrupción ha acusado a un total de 107 personas por la 'Operación Emperador', una macroorganización criminal liderada por el ciudadano chino Gao Ping para llevar a cabo una actividad sistemática de fraude fiscal entre 2010 y 2012, por delitos que van desde la organización criminal al cohecho, pasando por el contrabando, el blanqueo de capitales, delitos contra la Hacienda Pública, amenazas o detención ilegal.

En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Fiscal solicita la pena de 47 años y tres meses de cárcel para el cabecilla, Gao Ping, al que endosa más de una decena de delitos, y para el que también interesa una multa de 77,5 millones de euros.

Los acusados habrían desarrollado, de manera conjunta, concertada y permanente, distintas actividades criminales encaminadas a obtener un beneficio económico bajo "la autoridad de Gao Ping" y un "grupo de subordinados de su entera confianza".

En la cúpula, Ping habría ejercido el control del entramado societario con la ayuda de su jefa de contabilidad, Qiaoya Ling, así como de la actividad empresarial y comercial de la organización criminal en Italia a través del huido Xuqun He Wang, el padre de su cuñada.

Ping habría controlado el flujo de dinero que llegaba a cuentas bancarias en China gracias a su red familiar. Su cuñado sería el máximo responsable de la planificación de las transferencias fuera de los cauces legales.

Por su parte, la mujer de Ping, Lizhen Yang, se habría encargado de la gestión y administración de las múltiples sociedades que integraban la estructura económica.

Once años de cárcel para Nacho Vidal

La organización también contaría con una serie de asesores encargados de maquillar las cuentas de las empresas pertenecientes al entramado societario de cara a la Hacienda Pública.

François Leiser sería el líder de la rama dedicada al blanqueo de capitales. Para ello, habría puesto en contacto a empresarios de gran poder adquisitivo -como Ping-- que manejaban importantes montos en metálico con personas que querían repatriar a España el dinero oculto en paraísos fiscales, todo a cambio de una comisión.

A esto habría contribuido el actor porno valenciano Ignacio Jordá, conocido como Nacho Vidal, que habría participado en los envíos de capital a sabiendas del origen ilícito del dinero. Así, habría utilizado junto a su hermana la sociedad Vidal Production para la emisión de facturas ficticias que dieran cobertura a las transacciones internacionales.

Para Vidal, el Ministerio Público interesa una pena de 11 años de prisión por presuntos delitos de organización criminal, blanqueo de capitales y falsedad en documento mercantil, así como 9 años de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo, una multa de más de 50 millones de euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats