El Gobierno alega que Sánchez aludía al barco y no a los policías en Catalunya cuando habló de piolines y los sindicatos cargan contra él

Alberto Ortiz

0

“Ustedes mandaban piolines a Catalunya y con nosotros la selección española de fútbol puede jugar en Catalunya sin ningún tipo problema”. Esta respuesta al PP del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta mañana en la tribuna del Congreso ha levantado las críticas de la oposición y ha soliviantado a los sindicatos policiales, que se han sentido aludidos. Varios ministros han salido después a aclarar que el jefe del Ejecutivo no se refería a los agentes sino al barco con un dibujo de Piolín en que se alojó a policías durante el dispositivo del 1-0.

La partida del último 'barco Piolín' pone fin a más de 100 días de despliegue policial en Catalunya

Saber más

Sánchez había esgrimido ese argumento en una respuesta parlamentaria a la portavoz del grupo popular en la Cámara Baja, Cuca Gamarra, durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles para comparar la gestión de la crisis en Catalunya entre su Gobierno y el del PP durante el mandato de Mariano Rajoy. Gamarra le había preguntado qué “concesiones” pretendía hacer al independentismo.

Tras las palabras de Sánchez, diputados del PP, Vox y Ciudadanos han aprovechado otras preguntas a diferentes ministros del Ejecutivo para reprochar la mención a los 'piolines'. La portavoz de Interior del PP, Ana Belén Vázquez, ha pedido al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que desautorizara al presidente del Gobierno por usar esa palabra para referirse a unos agentes, ha dicho, que son acosados en Catalunya. “Ustedes ganan votaciones porque sus socios les apoyan, y así seguirán mientras ustedes encuentren servidores a los que cesar o insultar, como ha hecho Pedro Sánchez hoy. Lávense la boca antes de hablar así a los policías que nos defendieron en 2017”, ha criticado también la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Más tarde ha llegado la reacción de algunos sindicatos policiales, como Jupol, que en las redes sociales ha calificado a Sánchez de sinvergüenza. “Sr. Sánchez, se lo diremos de la forma más educada que creemos, es usted un sinvergüenza”, ha escrito la organización en un tweet en el que ha censurado que se utilice la palabra “piolines” para referirse a los miembros de ese cuerpo de seguridad. “Es inconcebible la falta de respeto continuada que se muestra desde este Gobierno hacías las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en concreto hacía la Policía Nacional”, ha trasladado más tarde el secretario general de ese gremio, Aarón Rivero.

“Lo que ha dicho el presidente del Gobierno es que ustedes llevaron en condiciones indignas a Catalunya a nuestra Policía y nuestra Guardia Civil”, ha respondido Grande-Marlaska desde el Congreso a los reproches de Vázquez, al recordar que, durante el operativo policial del 1-0, miles de policías y guardias civiles que pernoctaron en barcos, a la espera de las órdenes de sus superiores. El uso de barcos en aquel momento recibió fuertes críticas internas entre los cuerpos de seguridad por las condiciones en las que tuvieron que convivir los agentes, además de por el hecho de que aquellos barcos lucieran en el lateral un dibujo de Piolín y otros personajes infantiles.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha salido asimismo en defensa del jefe del Ejecutivo y ha acusado al PP de “alimentar la polémica”. “Ustedes intentan alimentar una polémica sobre las palabras del presidente del Gobierno aquí y la palabra piolín”, ha sostenido durante su respuesta a una interpelación de la diputada del PP Valentina Martínez en el Pleno.

“Es muy evidente, no engañen a la gente, el presidente ha hablado del barco”, ha sostenido, para recordar que lo que ocurrió en aquel momento, cuando gobernaba Rajoy, fue el traslado de policías en condiciones indignas. “Ustedes hablan de vergüenza de las palabras del presidente. Vergüenza las condiciones en las que ustedes enviaron a los polícias en ese barco”, ha defendido el ministro de Exteriores.

“Ustedes mandaban piolines a Catalunya y con nosotros la selección española de fútbol puede jugar en Catalunya sin ningún tipo problema”. Esta respuesta al PP del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta mañana en la tribuna del Congreso ha levantado las críticas de la oposición y ha soliviantado a los sindicatos policiales, que se han sentido aludidos. Varios ministros han salido después a aclarar que el jefe del Ejecutivo no se refería a los agentes sino al barco con un dibujo de Piolín en que se alojó a policías durante el dispositivo del 1-0.

La partida del último 'barco Piolín' pone fin a más de 100 días de despliegue policial en Catalunya

Saber más

Sánchez había esgrimido ese argumento en una respuesta parlamentaria a la portavoz del grupo popular en la Cámara Baja, Cuca Gamarra, durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles para comparar la gestión de la crisis en Catalunya entre su Gobierno y el del PP durante el mandato de Mariano Rajoy. Gamarra le había preguntado qué “concesiones” pretendía hacer al independentismo.

Tras las palabras de Sánchez, diputados del PP, Vox y Ciudadanos han aprovechado otras preguntas a diferentes ministros del Ejecutivo para reprochar la mención a los 'piolines'. La portavoz de Interior del PP, Ana Belén Vázquez, ha pedido al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que desautorizara al presidente del Gobierno por usar esa palabra para referirse a unos agentes, ha dicho, que son acosados en Catalunya. “Ustedes ganan votaciones porque sus socios les apoyan, y así seguirán mientras ustedes encuentren servidores a los que cesar o insultar, como ha hecho Pedro Sánchez hoy. Lávense la boca antes de hablar así a los policías que nos defendieron en 2017”, ha criticado también la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Más tarde ha llegado la reacción de algunos sindicatos policiales, como Jupol, que en las redes sociales ha calificado a Sánchez de sinvergüenza. “Sr. Sánchez, se lo diremos de la forma más educada que creemos, es usted un sinvergüenza”, ha escrito la organización en un tweet en el que ha censurado que se utilice la palabra “piolines” para referirse a los miembros de ese cuerpo de seguridad. “Es inconcebible la falta de respeto continuada que se muestra desde este Gobierno hacías las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en concreto hacía la Policía Nacional”, ha trasladado más tarde el secretario general de ese gremio, Aarón Rivero.

“Lo que ha dicho el presidente del Gobierno es que ustedes llevaron en condiciones indignas a Catalunya a nuestra Policía y nuestra Guardia Civil”, ha respondido Grande-Marlaska desde el Congreso a los reproches de Vázquez, al recordar que, durante el operativo policial del 1-0, miles de policías y guardias civiles que pernoctaron en barcos, a la espera de las órdenes de sus superiores. El uso de barcos en aquel momento recibió fuertes críticas internas entre los cuerpos de seguridad por las condiciones en las que tuvieron que convivir los agentes, además de por el hecho de que aquellos barcos lucieran en el lateral un dibujo de Piolín y otros personajes infantiles.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha salido asimismo en defensa del jefe del Ejecutivo y ha acusado al PP de “alimentar la polémica”. “Ustedes intentan alimentar una polémica sobre las palabras del presidente del Gobierno aquí y la palabra piolín”, ha sostenido durante su respuesta a una interpelación de la diputada del PP Valentina Martínez en el Pleno.

“Es muy evidente, no engañen a la gente, el presidente ha hablado del barco”, ha sostenido, para recordar que lo que ocurrió en aquel momento, cuando gobernaba Rajoy, fue el traslado de policías en condiciones indignas. “Ustedes hablan de vergüenza de las palabras del presidente. Vergüenza las condiciones en las que ustedes enviaron a los polícias en ese barco”, ha defendido el ministro de Exteriores.

“Ustedes mandaban piolines a Catalunya y con nosotros la selección española de fútbol puede jugar en Catalunya sin ningún tipo problema”. Esta respuesta al PP del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta mañana en la tribuna del Congreso ha levantado las críticas de la oposición y ha soliviantado a los sindicatos policiales, que se han sentido aludidos. Varios ministros han salido después a aclarar que el jefe del Ejecutivo no se refería a los agentes sino al barco con un dibujo de Piolín en que se alojó a policías durante el dispositivo del 1-0.

La partida del último 'barco Piolín' pone fin a más de 100 días de despliegue policial en Catalunya

Saber más

Sánchez había esgrimido ese argumento en una respuesta parlamentaria a la portavoz del grupo popular en la Cámara Baja, Cuca Gamarra, durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles para comparar la gestión de la crisis en Catalunya entre su Gobierno y el del PP durante el mandato de Mariano Rajoy. Gamarra le había preguntado qué “concesiones” pretendía hacer al independentismo.