eldiario.es

9

Peticiones de dos años de cárcel para dos guardias civiles por cerrar un bar, poner el 'Cara al sol’ y meter a los clientes balas en la boca

La Fiscalía considera que cometieron un delito de coacciones haciendo uso abusivo de su cargo en un bar en el que retuvieron a sus clientes casi cuatro horas

El Ministerio Público da por hecho que los guardias exhibieron sus armas y metieron la munición en los vasos y en las bocas de algunos clientes

La defensa asegura que el relato de la Fiscalía "no se ajusta ni remotamente" a los hechos y que los agentes cumplían "labores propias del servicio encomendado"

52 Comentarios

Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil

Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil

Dos agentes de la Guardia Civil se enfrentan a peticiones de dos años de cárcel y otros dos años de inhabilitación por un presunto delito de coacciones haciendo uso abusivo de su cargo público. Según el escrito de calificación de la Fiscalía, los guardias acudieron a un bar de Carrizo de la Ribera (León) el 11 de noviembre de 2013 y tras cerrarlo, anunciaron que de ahí "no se movía nadie" y que mandaban ellos. 

Todo sucedió sobre las dos de la madrugada, cuando la propietaria estaba recogiendo la terraza. Así se relata en el escrito del ministerio público adelantado por ileon.com y al que ha tenido acceso eldiario.es.

Ya dentro del local, los guardias echaron el cierre, entraron a la barra, se sirvieron bebidas y pincharon música, entre otros temas, el himno franquista ‘Cara al sol’. Los agentes también obligaron a los clientes a apagar sus teléfonos móviles. En un momento de la noche, exhibieron sus armas reglamentarias, las colocaron sobre la barra y vaciaron los cargadores, obligando a algunos de los presentes a introducir la munición en la boca y en las bebidas.

Uno de los dos acusados intentó abrazar y besar a la dueña del bar, diciéndole: "Eres mía", según el relato de la fiscalía, que apunta que los agentes tuvieron retenidos a los clientes durante casi cuatro horas hasta que abandonaron el bar sobre las 5.45 de la madrugada.

El juicio se celebrará el próximo 28 de febrero en el Juzgado de lo Penal número 1 de León. La defensa, por su parte, ha alegado que el relato de la acusación particular y del fiscal no se ajustan a lo sucedido. El abogado de los acusados sostiene: "Mis representados no agredieron, insultaron, vejaron, coaccionaron ni amenazaron de modo alguno ni a la denunciante –la dueña del bar– ni a persona alguna", dice en su escrito. Según él, los agentes se limitaron a "cumplimentar labores propias del servicio encomendado".

También niega que causasen daños en el mobiliario –extremo que no aparece en la acusación del Ministerio Fiscal– o que sustrajeran tabaco, consumieran alcohol o estupefacientes.

Sobre el escrito de Fiscalía, dice el abogado defensor que "no se ajusta ni remotamente a lo acontecido, no realizando [sus clientes] ninguna de las acciones que en el mismo se describen", por ello, al no apreciar delito alguno, solicita la libre absolución de los agentes. El Ministerio Público ha citado como testigos a la dueña del bar y a otras tres personas, mientras que la defensa propone el testimonio de varios mandos de la Guardia Civil.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha