eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La hemeroteca contra Casado y Cospedal: lo que dijeron de los pactos de perdedores y la lista más votada

Pablo Casado, que se ha definido como el candidato de la regenaración, aseguró en el pasado que un "pacto de perdedores" era "poco regenerador"

María Dolores de Cospedal se lamentó hace unos días de que el PP no reformara la Ley Electoral para que gobierne la lista más votada

Casado tiende ahora la mano a Cospedal y Margallo para proclamarse vencedor pese a que ha quedado en segundo lugar

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
María Dolores de Cospedal y Pablo Casado en el Congreso de los Diputados.

María Dolores de Cospedal y Pablo Casado en el Congreso de los Diputados. EFE

Soraya Sáenz de Santamaría ha ganado por la mínima a Pablo Casado en la primera vuelta de las primarias del PP. Por poco más de 1.500 votos se ha impuesto la expresidenta del Gobierno. Esta ajustada victoria supone que la candidata que ha quedado en tercera posición, María Dolores de Cospedal, sea decisiva en la elección de quién será el futuro presidente del Partido Popular teniendo en cuenta la forma de elección: será en una segunda vuelta con compromisarios. Quedando dos candidatos, los votos de los compromisarios afines a Cospedal serán decisivos y, teniendo en cuenta la mala relación de la exsecretaria general y la exvidepresidenta del Gobierno, todo apunta a que Casado se coronará como presidente del partido.

Casado se alzaría así con la presidencia gracias a una "coalición de perdedores". Es la expresión que numerosos dirigentes del PP, también Cospedal y Casado, han utilizado en múltiples ocasiones para definir los pactos entre partidos que no habían ganado las elecciones para investir a los candidatos que quedaron en segundo lugar. Pactos legales y que responden al sistema parlamentario español, pero que el PP siempre ha despreciado.

Ahora el exvicesecretario de Comunicación ya ha dejado claro que dará la batalla en sus primeras palabras tras conocerse los resultados: "He respetado las normas en todo momento", ha dicho Casado, para destacar a continuación que esas normas son "en este caso que hay una doble vuelta que es democrática, que está en el sistema electoral de algunos de los países más desarrollados del mundo".

Aunque los militantes han puesto en primera posición a Sáenz de Santamaría, Casado busca ya los pactos para ser ganador con Cospedal y Margallo. Santamaría le ha enviado un mensaje: " Hemos sufrido mucho de cómo se juntaban otros partidos que no ganaban las elecciones para que no gobernase el más votado. Yo no voy a ser incoherente. Espero que Pablo comparta esa visión de unidad y coherencia". Y a Santamaría no le falta razón, la hemeroteca contra Casado y Cospedal es amplia cuando hablaron de las coaliciones de perdedores y la lista más votada.

Casado: "Un gobierno de perdedores es poco regenerador"

"Dejar gobernar a quien gana las elecciones es el principal pilar de la regeneración democrática" y "una norma no escrita que se había respetado siempre a nivel nacional", aunque ahora "estemos acostumbrados a que pacten los que pierden". Estas palabras las pronunció Pablo Casado en junio de 2016, en plena campaña electoral de la repetición de los comicios generales.

Durante esa campaña electoral, Casado también pleanteó reformar la ley electoral "para que no haya gobiernos de perdedores a lo largo y ancho de España". Unos meses antes, durante la campaña de diciembre, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, aseguraba que si Mariano Rajoy ganaba las elecciones pero, a pesar de esa victoria del PP, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, apoyaba a Pedro Sánchez, habría "por primera vez" al frente del Gobierno de la nación "un gobierno de perdedores", algo que, a su entender, era "poco regenerador".

"Esto es poco regenerador y poco europeo, y me gustaría que se lo fuera a contar a sus socios en los países de la UE", manifestó Casado.  En otro tiempo no muy lejano Casado lo resumía así: "Lo que queremos simplemente es que gobierne la lista más votada porque es lo que han elegido los españoles con sus votos". Este jueves el discurso de Casado ha cambiado radicalmente, que ha ofrecido a Cospedal y Margallo un pacto para proclamarse el presidente del partido. 

Cospedal: el PP se equivocó al no cambiar la Ley electoral

La candidata a presidir el PP María Dolores de Cospedal aseguraba hace unos días en Córdoba que su partido se equivocó al no impulsar la modificación de la Ley electoral para que gobierne la lista más votada y no "pactos de perdedores". "No queremos llegar a la Moncloa a cualquier precio", exponía Cospedal en un encuentro con los militantes en la capital cordobesa, porque el PP tiene un "sentido de la responsabilidad"; "Es mucho más fácil ser populista y ejercer el buenismo que ser justo y riguroso".

En ese contexto, la exsecretaria general afirmaba que una de las cuestiones a resolver es la modificación de la actual ley electoral "de una vez" para que "gobierne el partido más votado" pues en las pasadas elecciones, "aunque el PP ganó en 4.320 ayuntamientos de toda España", "nos arrebataron las alcaldías" los "pactos de perdedores".

Y es que "aunque es verdad que los números al final salen", "la democracia es el gobierno de la mayoría" y no de "minorías que no tienen intereses comunes y se unen al final para sacar al poder a quien ganó las elecciones en mayoría que es lo que ha pasado en España", decía Cospedal.

Cospedal también cargó contra su contrincante del PSOE en Castilla la Mancha que le arrebató la presidencia de la comunidad manchega tras esta perder la mayoría absoluta. Entonces, la expresidenta regional espetó al que ha sido su sucesor en el Gobierno regional, Emiliano García-Page, que se había convertido "en el primer presidente regional que lo es tras perder las elecciones".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha