Pedro Sánchez, sobre el rey emérito: "Siento rechazo ante las actitudes incívicas publicadas en los medios"

El rey emérito Juan Carlos de España.

Rechazo a las "actitudes incívicas". Pero separando al rey emérito de la institución monárquica. Así ha reaccionado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante las noticias de que Juan Carlos I ha pagado más de cuatro millones a Hacienda por los vuelos privados que le sufragó una fundación de su primo. "Siento el mismo rechazo que la mayoría de la ciudadanía española frente a estas conductas incívicas", ha subrayado Sánchez, que no ha querido, no obstante, pronunciarse sobre un eventual regreso a España del exjefe del Estado. "Son decisiones personales que se toman, yo como presidente del Gobierno no entro", ha respondido, a pesar de que Moncloa estuvo al tanto al plan de salida de Juan Carlos de Borbón en pleno escándalo por su fortuna opaca.

"Ya dije una vez el sentimiento de perturbación y de incomodidad que tenían para el Gobierno todas estas noticias. Pero también dije que aquí no se están juzgando a instituciones (...), se cuestiona y pone en duda el comportamiento de una persona", ha dicho Sánchez en una rueda de prensa en Moncloa tras el Consejo Europeo sobre la regulación fiscal de cuatro millones de euros anunciada este jueves por el abogado de Juan Carlos I: "Siento rechazo frente a las actitudes incívicas conocidas en los medios de comunicación". "La Casa Real actual ha marcado un antes y un después, y el actual jefe del Estado tiene todo mi apoyo", ha expresado el presidente, que trata de marcar una diferencia entre Felipe VI y Juan Carlos I. Para él, el actual monarca "ha marcado un antes y un después a favor de la ejemplaridad, la transparencia y el buen uso de los recursos públicos".

Sánchez ha defendido, eso sí, la decisión del rey emérito de regularizar su situación fiscal "al entrar dentro de los derechos que tienen todo los contribuyentes". "Otra cuestión es", ha proseguido Sánchez, "el reproche que merece y que siente la sociedad y del que me hago partícipe". "Si alguien ha cometido irregularidades, lo que tiene que hacer, faltaría más, es repararlas", ha agregado el presidente, que ha evitado pronunciarse sobre si el exjefe del Estado está recibiendo un trato diferente al de cualquier otro ciudadano al haber pasado meses sin que la Justicia o la Agencia Tributaria hayan iniciado investigaciones, pese a información sobre las cuentas de Juan Carlos I que han acabado con dos anuncios diferentes de regularizaciones fiscales en varios meses. Preguntado por el plan de modernización y transparencia de la Corona del que habló en su última rueda de prensa el 29 de diciembre, el presidente ha evitado dar detalles: "Los pasos a dar irán conociéndolos según se vayan realizando".

¿Por qué Hacienda no ha abierto una investigación? "No hay que poner en duda la profesionalidad y la autonomía de la Agencia Tributaria", ha sentenciado Sánchez.

Sin embargo, la posición del socio minoritario es diferente. El presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha criticado que la "pasividad" y la "tardanza" tanto del Ministerio de Hacienda como de la Fiscalía General del Estado estén permitiendo al rey emérito "eludir a la Justicia". En una rueda de prensa desde la Cámara Baja, Asens ha calificado de "evidente" la "pasividad" y la "tardanza" en la investigación tanto del Ministerio de Hacienda que dirige la socialista María Jesús Montero como de la Fiscalía que encabeza la exministra Dolores Delgado. A su juicio, eso es lo que está facilitando al rey emérito regularizar "otra vez" un dinero "obtenido aparentemente de forma fraudulenta".

"El rey está logrando garantizar la impunidad de sus presuntos crímenes gracias a esa tardanza", ha sentenciado el diputado de En Comú, que, si bien no cree que ésta sea "intencionada", sí apunta que está permitiendo al rey "esquivar" la justicia.

ERC, Bildu, JxCat, la Cup, PdeCat y BNG han solicitado la comparecencia en el Congreso de la ministra de Hacienda, la Fiscalía Anticorrupción y del director de la Agencia Tributaria para que den cuenta de en qué circunstancias, condiciones y términos se ha producido la "regularización" de cuatro millones de euros por parte Juan Carlos I.

El rey emérito ha realizado una segunda regularización fiscal. Si a principios de diciembre pagó 678.393,72 euros para evitar una investigación por delito fiscal, ahora ha hecho un segundo pago a Hacienda que asciende a 4,4 millones de euros, según publica El País y ha confirmado elDiario.es de fuentes conocedoras de la operación. Ese montante se correspondería con deudas tributarias derivadas de los ocho millones de euros que Juan Carlos I recibió para vuelos realizados en una compañía de jet privados y que pagó hasta 2018 la fundación Zagatka, propiedad de su primo lejano Álvaro de Orleans. A diferencia de la anterior regularización, efectuada desde Abu Dhabi, donde Juan Carlos I fijó su residencia el pasado agosto y que se efectuó a través de la Comunidad de Madrid por tratarse de una liquidación del impuesto de donaciones, de titularidad autonómica, esta vez el pago se efectuó a la Agencia Tributaria. Según fuentes conocedoras de la operación, hace más de una semana. Entretanto, la investigación al rey Juan Carlos continúa en la Fiscalía del Tribunal Supremo, que indaga sobre los movimientos de dinero del emérito.

La Fundación Zagatka es una sociedad que costeaba parte de los gastos del rey Juan Carlos y que estaba gestionada por su primo Álvaro de Orleans. Zagatka pagó ocho millones de euros en vuelos a diferentes países de América del Norte, Caribe y Oriente Medio en una década, entre 2009 y 2018. La frecuencia de estos viajes se habría incrementado presuntamente tras la abdicación del monarca en 2014.

Etiquetas
Publicado el
26 de febrero de 2021 - 13:58 h

Descubre nuestras apps

stats