eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El sucesor de Lula en la campaña presidencial busca votos en la mayor favela de Brasil

- PUBLICIDAD -

Fernando Haddad, el sucesor de Lula en la disputa por la Presidencia de Brasil, comenzó a ganarse hoy la simpatía de cientos de habitantes de la Rocinha, la mayor favela de Brasil y escenario de violentas disputas entre narcotraficantes en Río de Janeiro.

Haddad, de 55 años, fue elegido por el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva como su sucesor en las elecciones presidenciales de octubre en Brasil y tiene el desafío de absorber en menos de un mes el amplio apoyo que le atribuían las encuestas al antiguo líder sindical antes de ser inhabilitado por la justicia por una condena en segunda instancia de 12 años de prisión por corrupción.

Vestido con una camiseta roja que tenía plasmado el nombre de Lula en blanco, Haddad llegó a la Rocinha y de inmediato inició el recorrido por las calles de la favela acompañado por su compañera de fórmula Manuela D'Avila.

Por ser la mayor favela de Brasil y vecina de una de las zonas más prestigiosas en el sur de Río de Janeiro, la Rocinha ha sido visitada por varias figuras de la política y la farándula internacional e incluso hasta por la cantante Madonna.

No obstante, es considerada una de las favelas más violentas de la emblemática ciudad de Río de Janeiro y desde septiembre del año pasado allí han muerto más de 42 personas, incluyendo un policía y una turista española, por los continuos enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes que se disputan el poder en esa comunidad y que han obligado a las autoridades a realizar operaciones casi diarias en la barriada, en la que viven unas 70.000 personas.

Por eso, en medio de un cerco de seguridad de la misma comunidad y mientras los agentes de la Policía resguardaban las proximidades, una multitud de personas acompañó al candidato petista durante su visita, que se prolongó por algo más de una hora.

El coro de "olé, olé, olé hola, Lula, Haddad" resonó varias veces durante el recorrido en el que hasta respirar resultaba difícil por la cantidad de personas que querían saludar al que también fue exalcalde de Sao Paulo.

En medio del tumulto, Haddad impulsó la marcha, habló con varios miembros de la comunidad e incluso visitó la Asociación de Moradores de la favela.

Como "heredero" de Lula, Haddad ha intensificado su papel como candidato aproximándose a las clases populares y a los movimientos sociales entre los que el exmandatario tiene un gran apoyo.

Por eso el candidato petista no duda en recordar los programas impulsados por Lula en comunidades de escasos recursos, como aquellos en los que el expresidente promovió la inversión, sobre todo en infraestructura.

"Vamos a impactar a las a las comunidades con la generación de empleo inmediato", aseguró enfático Haddad en declaraciones a la prensa, tras criticar la política fiscal del actual Gobierno que desde 2017 limitó el crecimiento del gasto público por 20 años para lograr el equilibrio fiscal.

"Las comunidades son las que tienen más necesidades sociales" dijo Haddad, quien prometió impulsar de nuevo las inversiones sociales mediante una serie de reformas económicas que va a adelantar si llega a la presidencia.

Según los últimos sondeos electorales, tras ser elegido por Lula como el candidato oficial por el PT, Haddad se ubicó en la quinta plaza entre los favoritos, con un 9 %, cinco puntos porcentuales más de los que tenía en agosto.

Con la confirmación de su nombre como representante del PT es posible que ese porcentaje suba y Haddad logre entrar en la contienda final con el ultraderechista Bolsonaro, que lidera las encuestas con un 24 % de aceptación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha