La portada de mañana
Acceder
La celebración en el chat militar tras la carta el rey
Los expertos piden concienciar sobre los riesgos de las cenas de Navidad
Opinión - La "dictadura" contra la que merece la pena dar la vida, por Ignacio Escolar

Los ministros de PSOE y Unidas Podemos exhiben sintonía en el traspaso de carteras

El Rey Felipe VI posa en una fotos de familia junto a los miembros del gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos

Este lunes ha sido uno de esos de gran trajín de los coches oficiales en Madrid. Un ir y venir de ministros de una sede gubernamental a otra para el traspaso de carteras. Una tradición que esta vez lleva consigo una gran novedad: un Gobierno monocolor le da paso a uno bipartito del que sigue formando parte. El fairplay, incluso de quienes se quedan fuera, ha sido la tónica en una mañana en la que el foco del interés estaba en la sede del Ministerio de Sanidad, que ahora será un espacio compartido por varios ministros, entre ellos el vicepresidente, Pablo Iglesias.

MINUTO POLÍTICO | Los nuevos ministros toman posesión de sus cargos

"Este Gobierno hablará con varias voces pero siempre con una misma palabra", dijo Pedro Sánchez este domingo en la presentación del nuevo gabinete consciente de su característica "plural". Iglesias cogió el guante al asegurar que sería un honor "trabajar con los compañeros del PSOE, en un Gobierno que, como dijo el presidente del Gobierno, que tendrá muchas voces, pero estará regido por los principios de compañerismo y trabajo en equipo. Doy las gracias a Sánchez por su generosidad y visión por un gobierno plural". "Haremos un tándem importante para las políticas progresistas. La democracia se la juega en la solidaridad", le había dicho Calvo previamente.

Iglesias ha ironizado con la sede en la que se ha celebrado el acto -el antiguo sindicato vertical-. En ese mismo lugar, Alberto Garzón, que también llevaba un pin del triángulo rojo símbolo de las víctimas comunistas del nazismo, asumió la cartera de Consumo convirtiéndose, junto a Yolanda Díaz, en los primeros militantes comunistas que forman parte de un Ejecutivo en la actual democracia. "Vamos a demostrar que es el Gobierno del sí se puede", expresó el líder de IU.

Pero esa sede tuvo otra peculiaridad: Luisa Carcedo, médico de profesión, le daba la cartera de Sanidad a Salvador Illa, filósofo y cuota del PSC. Sánchez expresó este domingo que el secretario de Organización de los socialistas catalanes será más que el titular de Sanidad ya que se implicará en la negociación con el Govern junto a él y Carmen Calvo. "La vida es un viaje, no un destino y así es como yo me lo tomo y como considero que debemos tomarnos las políticas que tenemos entre manos. Adiós y hasta siempre", se despidió Carcedo. "Vengo a escuchar y resolver", dijo Illa.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, asumirá bajo su "paraguas" la negociación con la Generalitat. De hecho, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ni siquiera aludió a Catalunya en su discurso. "Solo desde la suma se avanza", ha dicho la socialista canaria tras recibir el maletín de manos de Luis Planas.

Tampoco a Arancha González Laya le ha dado la cartera el titular inicial tras la marcha de Josep Borrell a la Comisión Europea. En su caso, ha asegurado que defenderá una "España sin complejos". "Spain si back, Spain is here to stay", ha dicho en inglés ("España ha vuelto, España está aquí para quedarse"), ha dicho haciendo gala de su dominio de los idiomas.

Por su parte, la vicepresidenta de Asuntos Economicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha señalado durante el acto de toma de la cartera de su ministerio que está "tranquila" porque "la hoja de ruta de la política económica es moderada y progresista".

Calvo entrega la cartera a Iglesias y Montero

Carmen Calvo ha sido la más atareada. Tras tomar posesión en Moncloa, donde protagonizó un corrillo con los periodistas en el que defendió la polémica elección de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado, se marchó a Sanidad para traspasarle la cartera a Iglesias y después, a la sede de Igualdad para hacer lo propio con Irene Montero.

Deshacerse de Igualdad es lo que más le ha costado a Calvo, pero ha dicho que se alegra del relevo "generacional", aunque ha dejado claro que la igualdad será un reto "transversal" a todo el Gobierno. "Nos vamos a dejar la piel para poner la vida en el centro", ha sido el principal mensaje de Montero.

Magdalena Valerio ha tenido que desprenderse de sus dos carteras: Seguridad Social y Trabajo. La primera se la ha dado al independiente José Luis Escrivá, que ha prometido que las pensiones subirán como el IPC y que acabará con el déficit actual. La ministra de Unidas Podemos se ha comprometido a acabar con la reforma laboral. "La precariedad como el gran desafío del país", ha expresado Díaz.

El que ha puesto la nota discordante ha sido Manuel Castells, nuevo titular de Universidades. "Yo tampoco estoy de acuerdo con la separación de Ciencias y Universidades", ha dicho en presencia de Pedro Duque, que pierde esa competencia y mantiene Ciencia e Innovación. A Duque se le ha accidentado el arranque del discurso por problemas con su 'tablet'. "Se me ha liado", ha bromeado.

Con información de Laura Olías, Daniel Sánchez Caballero, Belén Remacha, Daniel Sánchez Caballero, Marta Borraz.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2020 - 15:11 h

Descubre nuestras apps

stats