Yolanda Díaz, tras las palabras de Sánchez sobre Garzón: “Pediría que cuidemos la coalición”

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha lanzado un mensaje al presidente de Gobierno tras sus palabras sobre el ministro de Consumo. “Pediría que cuidemos la coalición y seamos cuidadosos con nuestras palabras”, ha apuntado la ministra de Trabajo. Díaz ha realizado estas declaraciones al ser preguntada por una entrevista en la que Sánchez se ha mostrado molesto por “la polémica” suscitada a raíz de una respuesta recortada del ministro de Consumo, en una entrevista del diario británico The Guardian, en la que Alberto Garzón animaba a comer menos productos cárnicos y criticaba el impacto de la ganadería intensiva a nivel ambiental.

Los socialistas Page y Lambán se suman a PP y Vox en sus críticas al ministro Garzón por unas declaraciones recortadas sobre la industria cárnica

Saber más

Ante los micrófonos de la Cadena Ser, Sánchez ha defendido al sector ganadero de España, del que ha asegurado que “produce una carne de extraordinaria calidad”. “Lamento las declaraciones porque han generado una polémica que no se compadece con la realidad del sector”, ha añadido. En su respuesta, Sánchez ha evitado respaldar al líder de IU, con quien no ha querido revelar si ha hablado desde entonces.

En esa línea, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha criticado a Garzón este lunes por no haberle comentado previamente que abordaría un tema de su competencia y ha replicado que la calidad de la carne que exporta España es de “excelente calidad”. Eso sí, ha reconocido que la polémica parte de la manipulación de las palabras de su compañero de Gobierno por parte de la derecha.

Horas después, la líder del grupo confederal ha respaldado a Garzón. “El ministro lo que ha hecho sencillamente es corroborar lo que el Gobierno está defendiendo en sus documentos, que como saben son públicos”, ha señalado Díaz ante los medios de comunicación, antes de entrar a una reunión de la Mesa con agentes sociales para el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

“Creo que los gobiernos hablan con los documentos y creo que es muy conocida la posición del Gobierno de España con los retos de los objetivos 2030 y los objetivos europeos”, ha reseñado. Y ha añadido: “Nuestras propuestas son claras: apostamos por una ganadería extensiva y sostenible”. Desde el grupo parlamentario en el Congreso ya han avisado de que van a pedir apoyo al PSOE para frenar en el Congreso todas las iniciativas que la derecha ha presentado contra Garzón.

En Izquierda Unida —formación a la que pertenece el ministro de Consumo— denuncian el “ruido de la derecha y la extrema derecha” para atacar a Garzón. La portavoz federal de la organización, Sira Rego, critica que ministros del PSOE haya asumido ese “bulo” y no sean más firmes contra las macrogranjas. Este martes, la eurodiputada ha presentado una iniciativa en la Comisión Europea para detalle “su posición” sobre el impacto ecológico de estas instalaciones. Por su parte, desde el resto de grupos de Unidas Podemos también han cerrado filas con Garzón. El presidente del grupo parlamentario en el Congreso, Jaume Asens, ha asegurado que lamentan que Sánchez “esté más preocupado en perder votos en Castilla y León que en defender a los ganaderos frente a las macrogranjas”.

En un tono más conciliador se ha pronunciado Pablo Fernández, portavoz nacional de Podemos y candidato de la coalición a las elecciones de Castilla y León. En una rueda de prensa, ha expuesto que el PSOE “tendrá que responder” por utilizar “bulos creados por la derecha y la extrema derecha”. Y ha destacado que su partido mantiene la “lealtad al Gobierno”. 

“Nosotros, siempre que algún ministro del Gobierno de España ha sufrido ataque por la derecha y la extrema derecha, nos hemos comportado con extraordinaria lealtad y hemos defendido al Gobierno en su conjunto”, ha añadido. Para Podemos las declaraciones de Sánchez se enmarcan en el intento de PP y PSOE de “volver” al bipartidismo, con las elecciones del 13 de febrero en el horizonte.

A última hora del día, Garzón también ha recibido el apoyo de Pablo Iglesias, que ha calificado el discurso del ministro de “impecable” y ha atribuido la polémica a un bulo de una parte del sector cárnico amplificado por el PP y Vox. El exvicepresidente del Gobierno ha acusado además a Pedro Sánchez de hacerse eco de ese bulo. “Es un error gravísimo y lo va a pagar”, ha pronosticado en la tertulia de 'Hora 25', en la Cadena SER.

Las declaraciones de Garzón

Las declaraciones de Garzón fueron tergiversadas, primero por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que en un mensaje de Twitter criticaba que el ministro atacase “de nuevo” a los ganaderos de Castilla y León y le animaba a “rectificar o a dimitir”. PP, Vox se sumaron a las reproches, a los que también se unieron los presidentes socialistas de Aragón y Castilla-La Mancha, Javier Lambán y Emiliano García Page.

Se ha criticado, en concreto, un párrafo del ministro al respecto de las macrogranjas, sobre las que decía que “contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados”. Sin embargo, tal y como indicó Garzón, inmediatamente antes en esa misma entrevista, había alabado la ganadería extensiva que —calificó de medioambientalmente sostenible— cuya producción tiene mucho peso en varias comunidades autónomas, entre ellas Castilla y León. El titular de Consumo ha compartido también la transcripción completa, donde se lee, asimismo, que cuando habla de “peor calidad” de la carne se refiere a la de las macrogranjas, informa Ángel Villascusa.

Vox y Ciudadanos se suman a los ataques contra Garzón

A las criticas contra Garzón se sumaban Vox y luego Ciudadanos, que han asumido las declaraciones del ministro manipuladas. El portavoz nacional del partido de extrema derecha, Jorge Buxadé, adelantaba este lunes en rueda de prensa que su partido, al igual que ha hecho el PP, presentará en todos los ayuntamientos donde tenga representación mociones de apoyo al sector ganadero español y de rechazo a “los brutales ataques” que, según dicen, ha recibido por parte del ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Buxadé ha señalado que en esas iniciativas se dejará también patente el rechazo a “la Agenda progre 2030” impulsada “como dogma de fe” por el Gobierno de Sánchez y a la que “se han adherido los partidos separatistas, los comunistas e incluso el PP”,“ todos salvo Vox”. “Es una agenda que en su proyecto de futuro está acabar con el consumo de carne en los países occidentales, culpabilizar al sector agrario y al sector ganadero del cambio climático y también culpabilizar de ese cambio climático al modo de vida de nuestros agricultores”, ha sentenciado el portavoz de la formación de extrema derecha.

Por su parte, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, arremetía poco después contra el ministro de Consumo, también por sus declaraciones sobre las macrogranjas –que Ciudadanos cree que son un ataque a todo el sector cárnico y ganadero-, y pedía al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le “cese de inmediato”, a él “y a toda su patulea de asesores que no sirven para nada”.

La líder de Ciudadanos ha señalado que con el dinero que el Gobierno se ahorre en pagar a estos cargos puede invertirlo en poner en marcha “una campaña de apoyo al sector” y en “la promoción de la carne española”.