eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

'Populares', liberales y la extrema derecha impiden que la activista ecologista Greta Thunberg intervenga en el pleno de la Eurocámara

Los Verdes habían propuesto invitar a Thunberg para participar en el debate sobre cambio climático en la próxima sesión de Estrasburgo, ante la oposición de PPE, ALDE, ECR, ENF y EFDD

"Hemos empezado a limpiar su estropicio y no pararemos hasta acabar", dijo la activista ante el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker

"La mayoría de los grupos dijeron que se la invite pero no al pleno, sino a la comisión de Medio Ambiente", explican fuentes conservadoras

La joven sueca Greta Thunberg en la reunión del World Economic Forum el 25 de enero de 2019 en Davos

La joven sueca Greta Thunberg en la reunión del World Economic Forum el 25 de enero de 2019 en Davos

'Populares', conservadores y liberales han impedido que la activista ecologista Greta Thunberg intervenga en el plenario del Parlamento Europeo. En la conferencia de presidentes de los grupos parlamentarios de la Eurocámara celebrada este jueves, el grupo Verdes/ALE propuso a los demás grupos invitar a Greta Thunberg para la próxima sesión de Estrasburgo.

"Nosotros hemos estado a favor", explican fuentes socialistas: "Tiene un gran discurso, y el S&D le vamos a pedir que intervenga en nuestra reunión del grupo parlamentario". "Nosotros apoyamos la propuesta de los Verdes de que viniera, igual que el GUE [Izquierda Unitaria]", explican las fuentes socialistas, "pero los liberales la rechazaron porque decían que los debates en los plenarios eran para políticos electos y actores institucionales. El PPE defendía que los representantes del pueblo ya estaban en el plenario y que los jóvenes tenían que estar en el colegio, al igual que ECR y EFDD. Así que perdimos. A partir de ahí, Tajani propuso invitarla en su nombre para una recepción oficial con los líderes de los grupos, pero ya fuera del marco institucional del plenario".

"El Partido Popular Europeo, ALDE [liberales] y ENF [el grupo del partido de Marine Le Pen] se han opuesto", explican fuentes de los Verdes. También han rechazado la propuesta los conservadores del ECR y la extrema derecha del EFDD (UKIP, AfD...).

"La mayoría de los grupos dijeron que se la invite pero no al pleno, sino a la comisión de Medio Ambiente", explican fuentes conservadoras: "Hubo consenso para invitarla, pero no lo hubo para que fuera al pleno. No hubo votación".

"Nosotros estuvimos a favor", explican fuentes del GUE (Izquierda Unitaria), "siempre hemos apoyado las movilizaciones por el clima y defendimos que Thunberg interviniera en el plenario. El argumento de que es sólo para representantes electos o institucionales es absurdo. Incluso algunos dijeron que los niños debían estar en clase y no haciendo huelgas".

"Los Verdes Europeos hemos propuesto que el Parlamento Europeo invitara a Estrasburgo a Greta Thunberg como representante de la juventud por el clima", explica el eurodiputado de Equo, Florent Marcellesi: "Populares, Liberales y extrema derecha dicen que deberían ir a clase en vez de luchar por el clima, cuando son justamente estos jóvenes los que nos están dando una lección magistral".

El eurodiputado de los comunes, Ernest Urtasun (Verdes), también ha lamentado el veto a Thunberg:

La carta enviada por los Verdes al resto de grupos parlamentarios dice así: "Tras la decisión de la última Conferencia de Presidentes de celebrar un debate sobre el cambio climático, pero no invitar a Greta Thunberg a dirigirse a la plenaria, deseamos sugerir a los grupos políticos que inviten a varios representantes del movimiento juvenil por el clima a visitar el Parlamento Europeo de Estrasburgo durante la próxima sesión plenaria. Nos gustaría sugerirle que invite colectivamente a representantes de los ocho países en los que se están organizando las marchas (Suecia, Italia, Reino Unido, Francia, Bélgica, Hungría, Países Bajos, Alemania)".

Thunberg intervino precisamente este jueves ante el Consejo Económico y Social Europeo, con un emocionado discurso rodeada de funcionarios de las instituciones europeas.

"Sabemos que la mayoría de los políticos no quieren hablar con nosotros", ha dicho nada más comenzar. "Bueno. Tampoco nosotras queremos hablar con ellos ", ha afirmado en una sala llena de políticos de la UE, entre ellos el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

"Queremos que hablen con los científicos en su lugar –prosiguió Thunberg– que los escuchen, porque solo estamos repitiendo lo que están diciendo ellos desde hace décadas. Queremos que se cumpla el acuerdo del clima de París y del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). No tenemos otras exigencias, sólo seguir lo que dice la ciencia".

"Nos dicen que somos jóvenes, pero no hay tiempo para esperar a que crezcamos y nos hagamos cargo", dijo, citando el último informe del IPCC, que establece que las emisiones deben alcanzar un máximo en 2020 y luego caer abruptamente con el fin de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5ºC. "Eso es el año que viene", ha subrayado: "Están deseando que dejemos de hablar de la crisis del clima y que hablemos de otras cosas, porque saben que no pueden ganar esta pelea. Porque saben que no han hecho sus deberes. Nosotros sí hemos hecho nuestros deberes, háganlos ustedes y escuchen a los científicos".

"Según el informe del IPCC, estamos a unos 11 años de llegar a un punto de no retorno. Para evitar eso, deben realizarse cambios sin precedentes en la próxima década. Si la UE quiere mantenerse dentro de los límites de emisiones, necesita una reducción mínima del 80% para 2030. Y eso incluye los transportes aéreos y terrestres, de personas y mercancías. Debemos dejar de competir unos con otros. Necesitamos cooperar y trabajar juntos para compartir los recursos del planeta de una manera justa".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha