eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El rector de la Rey Juan Carlos atribuye a un error en la transcripción el cambio de las notas de Cifuentes

El rector de la Rey Juan Carlos, Javier Ramos, contradice la versión de Cifuentes y asegura que se presentó y aprobó todas las asignaturas en el año 2012

Han explicado que hay una "mala transcripción en la introducción de las notas" y por ese motivo las dos calificaciones quedaron como no presentadas

Según el relato de la universidad, fue la petición de título de la propia Cifuentes la que destapó el error que se subsanó en 2014 a pesar de que la presidenta explicó a eldiario.es que se había dejado asignaturas para más adelante

Hasta ahora, la universidad justificaba que antes "era habitual que cualquier funcionario cambiara notas porque no existía la escuela de máster"

67 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Comparecencia del rector de la Universidad Rey Juan Carlos

Comparecencia del rector de la Universidad Rey Juan Carlos

Dos versiones contradictorias sobre el caso de las notas fantasma en el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes: la de la política y la de la universidad donde obtuvo el título. El rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Javier Ramos, ha contradicho este miércoles a Cristina Cifuentes y ha asegurado que la presidenta regional sí se presentó en el año 2012 a todas las asignaturas del máster de Derecho Autonómico, al contrario de lo señalado por fuentes de la Presidencia de la Comunidad de Madrid a eldiario.es. Dichas fuentes afirmaban que la presidenta regional se dejó "2 ó 3 asignaturas" y las aprobó en 2014.

Ramos ha comparecido junto al director del curso Enrique Álvarez y el profesor de una de las asignaturas implicadas, Pablo Chico. El rector ha argumentado que la presidenta regional se presentó a todas las asignaturas y defendió su Trabajo de Final de Máster en julio de 2012 ante tribunal, "conforme a la normativa vigente". El rector de la URJC asegura que ha contactado con el tribunal de esa convocatoria y señala que se presentó y obtuvo una calificación de 7,5: "Debido a una mala transcripción en la introducción de las notas de los mencionados profesores, las dos calificaciones quedaron como no presentadas. Cuando intentan expedir el título, se comprueba que hay dos no calificadas y se contacta con los profesores". Es en ese preciso momento en el que se cambian las calificaciones, asegura.

El relato que ha defendido la URJC prosigue: según sus explicaciones, fue en el momento en el que "la alumna implicada", es decir, Cifuentes, fue a reclamar su título cuando se destapó lo que califican como error administrativo. "Me di cuenta", ha expresado el profesor Chico a petición del Rectorado. Chico ha repetido que sí examinó a la actual presidenta regional de Madrid, aunque no la recordaba, ha justificado. Resulta extraño que la propia Cifuentes no recordara que fue ella la que, en definitiva, destapó un fallo.

Las palabras del rector contradicen así la versión que habían dado fuentes de Presidencia de la Comunidad de Madrid a eldiario.es, que confirman que Cifuentes se dejó "2 ó 3 asignaturas" como dice el sistema interno, pero que las aprobó en 2014. No explican por qué entonces sus notas del expediente académico oficial dicen que las aprobó todas en 2011-12.

El director de ese máster, el profesor Álvarez, ha aseverado que "cuando me llega ese expediente todo está acorde con la legalidad vigente". ¿Cómo pudo presentar ese trabajo, titulado según la universidad  El sistema de reparto competencial en materia de seguridad ciudadana, si no constaba que hubiera aprobado todas las asignaturas? Para Álvarez no hay duda, pero el rector Ramos ha respondido: "Eso lo desconozco". Un trabajo fin de máster que nadie fuera de la universidad ha visto. Álvarez Conde ha defendido que "creo que no" es de acceso público.

Hasta ahora, Ramos había dejado la gestión de lo ocurrido al vicerrector responsable de los máster, José María Álvarez Monzonzillo. La universidad respondió, a preguntas de eldiario.es, que estaba mirando los datos y recabando información. Las explicaciones que han dado han sido variopintas: por ejemplo, que antes "era habitual que cualquier funcionario cambiara notas porque no existía la escuela de máster". En este caso, lo hizo un funcionario sin responsabilidad en el área y de otro campus, y con dos años de retraso. Otra de las justificaciones que dio la URJC es que "durante unos años el Trabajo Fin de Máster era voluntario". El TFM es obligatorio y lo tienen que presentar todos los alumnos si quieren aprobar. En el caso del máster de Cifuentes, supone 24 créditos, casi la mitad de los requeridos para aprobar (60).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha