Bruselas critica por “insuficientes” Madrid 360 y la zona de bajas emisiones de Almeida

Boina de contaminación sobre Madrid.

Andrés Gil

Enviado especial a Luxemburgo —

13

La Comisión Europea es tajante. Las medidas aplicadas por el Ayuntamiento de Madrid de José Luis Martínez-Almeida, tanto Madrid 360 como la Zona de Bajas Emisiones son “insuficientes” para cumplir con los objetivos de calidad del aire recogidos en la directiva europea. Así lo ha manifestado la representante del Ejecutivo comunitario, Eulalia Sanfrutos, en la vista de este jueves en Luxemburgo en el caso de la Comisión Europea contra España por las emisiones en Madrid, y en Catalunya –el área metropolitana de Barcelona, el Baix Llobregat y el Vallès Occidental y Oriental–.

El Tribunal decidirá en las próximas semanas sobre el caso, que no tendrá dictamen previo del abogado general.

En cuanto a la Zona de Bajas Emisiones, Sanfrutos ha afirmado: “No es una medida suficiente, porque cubre un área reducida, excluye numerosos vehículos, prevé demasiadas excepciones, establece medidas diferidas en el tiempo y plantea un horizonte demasiado lejano”.

Sanfrutos no ha sido más clemente con Madrid 360: “No es un plan de calidad del aire, es sólo una estrategia y no hay un calendario preciso para su implementación”.

La representante del Reino de España, María José Ruiz Sánchez, por su parte, ha criticado que la Comisión Europea no tenga en cuenta la “tendencia”, y ha defendido los datos de 2021, que la Comisión Europea no ha tenido en cuenta por “no estar homologados” aún por la Agencia Europea del Medio Ambiente. Además, el Ejecutivo comunitario ha insistido en que “sólo deja de haber un incumplimiento sistemático cuando se cumple durante un tiempo, y los datos de 2020 tienen mucho que ver con la pandemia”.

En la fase de preguntas del ponente, el juez Andreas Kumin, España reconoce los incumplimientos previos, pero afirma que puede sortear la aplicación de la directiva por “la tendencia. Aquí la tendencia no es parcial, no se mantiene el incumplimiento. A efectos prácticos, podemos hablar de cumplimiento, no puede haber un incumplimiento sistemático y en la actualidad no se superan ni los valores anuales ni horarios”.

La abogada del Reino de España ha defendido que “las medidas se van haciendo más ambiciosas”, en relación a las adoptadas por Madrid: “Es incierto que haya habido vacíos en la aplicación. Los datos nos dan la razón, ya en 2020 estábamos en cumplimiento salvo por una situación marginal. Y en 2021 se amplía, una tarea en la que no se puede bajar la guardia”.

Ruiz Sánchez, además, ha dicho: “En ningún momento ha habido incumplimiento sistemático y generalizado. Ni entre 2010 y 2018. Hay que analizar toda la tendencia completa, que consolida que vamos hacia el cumplimiento. No hay incumplimiento sistemático y generalizado”.

Sanfrutos, por su parte, ha replicado: “Los últimos años son especiales por la pandemia, y la Comisión quiere asegurarse que la tendencia a la baja es sostenible en el tiempo. Los valores límites de la directiva se conocen desde 1999, y me sorprende el optimismo del Reino de España, porque incluso si de verdad se confirmara que España ha puesto fin al incumplimiento en 2021, estamos hablando de un incumplimiento generalizado y persistente en muchos años, muy muy largo, y de medidas que no han sido las adecuadas para resolverlo lo más breve posible. Son valores obligatorios desde 2010 y los Estados los conocían desde 1999”.

“El Reino de España se ha puesto en marcha demasiado tarde”, ha sentenciado Sanfrutos: “No puede ser una excusa. No le corresponde a la Comisión decir qué medidas deben adoptar”. Y ha insistido en criticar las medidas adoptadas, y sobre Catalunya, ha dicho: “Las medidas pueden ser las adecuadas sobre el papel, pero si no se ejecutan, no se ponen recursos, no van a impedir el incumplimiento generalizado. Necesitamos llegar a una situación sostenida de no superación de valores límites”.

En cuanto al Baix Llobregat y el Vallès, Sanfrutos sí ha reconocido que “no hay superación de valores límites anuales desde 2018. En su momento, cuando presentamos la demanda en 2019, ese era un dato aislado, no suficiente para demostrar con seguridad que se hubiera terminado. A la luz de los daos de 2019 y 2020, parece que sí está en situación de conformidad. Para esta zona, la violación persistente y continuada habría finalizado en 2017”.

“No hay nada que pueda excusar un incumplimiento tan prolongado en el tiempo”, ha afirmado Sanfrutos: “A partir de 2007 empezaron a trabajar en estrategias de calidad del aire, pero medidas concretas para evitar los valores límites, como exige la directiva, no se han adoptado desde 2007, sino de manera mucho más reciente”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats