Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El feminimismo: más fuerza, más polémicas

Cientos de mujeres marchan en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

EFE

0

A medida que la lucha feminista ha ido avanzando y ganando derechos en muchas partes del mundo se han hecho más evidentes sus conflictos, que ni mucho menos son nuevos porque vienen de debates de fondo y muy complejos que son la esencia misma del movimiento, como la abolición de la prostitución, el género o el sujeto político del feminismo.

Ahora, coincidiendo con el Orgullo 2020, se vuelven a poner de manifiesto las históricas discrepancias entre las feministas 'clásicas' -las que defienden que el sujeto político del feminismo son las mujeres- y otro sector tildado de más 'radical', que sostiene que su lucha no es excluyente, que ese sujeto ya no puede ser la mujer blanca, burguesa, que lucha por el voto o el aborto, y que las "mujeres trans son mujeres".

Alrededor del concepto de “mujer” se desenvuelven diversas teorías feministas, que siguen sin aglutinarse en un pensamiento global.

LAS IMPLICACIONES POLÍTICAS

La llegada al Gobierno del primer Ejecutivo de coalición de PSOE y Podemos destapó también las diferencias en la manera de entender el feminismo y trasladarlo a las leyes. Los primeros roces llegaron con la Ley de Libertad Sexual, la conocida como la de "sólo sí es sí", pero siguieron con la ley de Protección de la Infancia, y continúan con la futura ley LGTBI y la 'ley trans'.

En todas estas normas tienen influencia conceptos como la identidad de género (la percepción que una persona tiene sobre su propio género de forma independiente al sexo biológico con el que ha nacido) o la "teoría queer", que rechaza las clasificaciones por las prácticas sexuales o el género porque considera que se limita la experiencia como persona.

El último elemento que ha sembrado la discordia ha sido un documento interno del PSOE, firmado por Carmen Calvo y José Luis Ábalos, entre otros, que se envió a los militantes y difundió en redes sociales después de aprobarse la Ley de Protección Integral de la Infancia.

En ese argumentario no oficial se dice que el sexo es un hecho biológico y el género una construcción social, y que el sujeto político del feminismo son las mujeres, lo que entraría en colisión con la autoderminación sexual que reclama el colectivo trans y que el Ministerio de Igualdad se ha comprometido a reconocer como derecho en una futura ley.

LA POSTURA OFICIAL DEL PSOE

Tras la polvareda que levantó el documento en el movimiento LGTBIQ+, el PSOE reiteró su compromiso con la lucha de las personas trans y con la defensa de los derechos de este colectivo.

Insistió en cumplir su programa electoral y poner en marcha una Ley Integral de Igualdad de Trato y no Discriminación, así como reformar la ley de igualdad entre hombres y mujeres, definir una legislación estatal LGTBI en el ámbito civil y administrativo y aprobar una reforma penal contra los delitos de odio.

Fuentes socialistas quitan importancia a ese documento interno y creen que se ha creado un debate "embarrado" y muy academicista en el que no entra el 99,5 por ciento de la población.

"Una polémica inflada", según apunta a Efe la diputada socialista trans, Carla Antonelli. "Todos tenemos memoria y hace 13 años ni se planteaban cosas semejantes. Esto responde a la máxima de crear un problema, para liderarlo y poder vivir de él".

Dice que a ella no le representa "quien cuestiona su identidad", sino el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el programa electoral del PSOE, que habla de la "reforma de la ley de identidad de género" desde la "despatologización de la transexualidad y sin ningún tipo de requisito médico".

Antonelli desmiente que la ley Lgtbi, que presentó la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) con Unidas Podemos, "borre a las mujeres" y explica la razón por la que en ese proyecto se denominó "cuerpo gestante" al hombre transexual que se queda embarazado: "Se refiere una situación específica que ahora se ha utilizado para decir que desaparece la palabra mujer".

Como mujer trans, Antonelli rechaza que se la denomine "quimera jurídica o sentimiento", asegura que la "autodeterminación no es otra cosa que la propia despatologización de las identidades" y recuerda que la OMS ya determinó el año pasado que la transexualidad "no es un trastorno mental".

LA POSICIÓN DE LA PLATAFORMA TRANS

"Las mujeres feministas nunca podrán estar en contra de los derechos de las mujeres trans ni poner en duda la represión que sufrimos", asegura desde la Plataforma Trans, Mar Cambrollé, quien niega que se intente acabar "con el sujeto mujer sino que se quiere amplificarlo con la diversidad".

Promotora del borrador de la ley estatal trans junto con Unidas Podemos, esta organización califica de "tránsfobo" el documento del PSOE, en el que ve un "lenguaje franquista" que les trata como "ficción de hembra" o les "quiere deshumanizar hablando de la teoría queer", según denuncia su presidenta.

"Cuando mi padre me pegó una paliza con 6 años no fue porque estuviera estudiando la teoría queer, era porque me estaba comportando como una niña", insiste Cambrollé, quien lamenta que "rugido de la caverna en este caso se produzca desde sectores que creíamos aliados".

Olivia Alonso y Sonia López

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2020 - 09:53 h

Descubre nuestras apps

stats