El obispo Munilla impone "ayuno y oración" contra los curas que bendicen a parejas homosexuales

Munilla cree que Iglesia va más allá que la Justicia en perseguir los abusos

'Cisma gay' en la Iglesia alemana. Con curiosas repercusiones entre algunos prelados españoles, constantemente obsesionados por todo lo relativo al sexo y al dogma. El obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig, o el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, forman parte de este grupo, uno de cuyos destacados –y polémicos– miembros es el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, que esta semana ha lanzado una extravagante iniciativa para para protestar contra la bendición de las parejas homosexuales.

¿En qué consiste? En una "cadena de oración y ayuno" contra el anuncio de centenares de sacerdotes alemanes que, con el permiso de sus obispos, han convocado a una 'bendición en masa' de uniones del mismo sexo para el próximo 10 de mayo, a las 19 horas, en distintas ciudades del país. "Te invito a unirte a una cadena de oración y ayuno, en favor de la unidad de la Iglesia en Alemania y en el mundo entero. ¡Señor, concédenos la comunión en la fidelidad al Magisterio de la Iglesia! #ParaQueTodosSeanUno (Jn 17, 21)", escribe Munilla en sus redes sociales, adjuntando una captura del evento.

Y es que, para el sector liderado por Munilla, la "unidad" en la Iglesia sólo se consigue "en fidelidad al Magisterio de la Iglesia", y no, como defiende el Papa Francisco, en la gestión de las diversas formas de seguir el Evangelio. El movimiento del obispo de San Sebastián se inserta dentro de la estrategia de los sectores ultraconservadores, que tratan de paralizar cualquier intento de renovación en la moral sexual y en la pastoral familiar en la Iglesia, después de que no lograran frenar la apertura a la comunión de los divorciados vueltos a casar, permitida desde la aprobación, hace ahora cinco años, de Amoris Laetitia. En este tiempo, los ultras han conseguido parar, por el momento, las propuestas del sacerdocio femenino o el fin del celibato, avanzadas en el último Sínodo de la Amazonía.

El anuncio de los curas alemanes es una respuesta a la nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe, del pasado 15 de marzo, en la que en la que prohibía a los clérigos católicos participar en ceremonias de bendición de parejas homosexuales, mientras permite que se bendigan, con total impunidad, armas, animales o embarcaciones. "La Iglesia no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo", decía el texto del ex Santo Oficio, del que el Papa "tuvo conocimiento" pero no firmó. De hecho, tal y como adelantó elDiario.es y como ha confirmado Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de la pederastia en Chile, y nombrado hace dos semanas por Bergoglio para formar parte de la Comisión Antipederastia vaticana, Francisco "está muy dolido con lo que pasó" y "va a reparar esta situación".

Los clérigos de Alemania subrayan: "No rechazamos una ceremonia de bendición. Hacemos esto en nuestra responsabilidad como pastores, que prometen a las personas en momentos importantes de sus vidas las bendiciones que solo Dios da". "No aceptamos que una moral sexual exclusiva y anticuada se lleve a cabo a espaldas de las personas y socave nuestro trabajo en la pastoral", sostienen. Frente a ellos, obispos españoles como Munilla llaman a rezar y ayunar contra la igualdad.

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas
Publicado el
16 de abril de 2021 - 21:57 h

Descubre nuestras apps

stats