El Papa llama a “custodiar la democracia” frente al impacto de los populismos y de los “gobiernos supranacionales”

Francisco, en el avión papal de regreso de Grecia

Jesús Bastante

en religiondigital.com —

7

"La democracia es un tesoro de la civilización, y debe ser custodiada" frente a "los riesgos" que suponen "los populismos" y posibles "imperios" de potencias internacionales. En el vuelo de regreso de Grecia, el Papa Francisco lanzó un llamamiento a proteger la democracia de sus enemigos, internos y externos, al tiempo que reclamó a la Unión Europea una política eficaz para la acogida de migrantes y refugiados, a quienes visitó en un histórico recorrido el domingo por la isla de Lesbos.

El Papa, desde el campo de refugiados en Lesbos: "Detengamos este naufragio de civilización"

El Papa, desde el campo de refugiados en Lesbos: "Detengamos este naufragio de civilización"

Durante media hora de conversación, Francisco también entró en la escabrosa renuncia del arzobispo de París, Michel Aupetit, tras reconocer un comportamiento 'ambiguo' (tal y como él mismo lo definió) con una mujer en 2012. "Hubo una falla hacia el sexto mandamiento, no total. De pequeños masajes que le hacía a la secretaria. Esto es pecado. Pero no de los más graves. Los pecados de la carne no son los más graves", sostuvo el Pontífice, quien arremetió contra "el chismorreo" que "atenta contra la fama de las personas".

"Por eso acepté su renuncia. Pero no sobre el altar de la verdad, sino sobre el de la hipocresía", agregó, en una conversación con los medios en la que no apareció el nombre del ex obispo de Solsona, Xavier Novell, que la pasada semana contrajo matrimonio civil sin haber pedido la dispensa a Roma.

"Hay que descubrir" los abusos

El Papa profundizó sobre la cuestión de los abusos, aunque reconoció no haber leído en profundidad el informe sobre la pederastia en Francia porque, adujo, espera que los obispos franceses se lo expliquen próximamente. Sobre la actitud de la Iglesia ante la pederastia, Bergoglio fue claro: “Hay que descubrir”, aunque insistió en interpretar los datos con cierta perspectiva histórica. ¿Un nuevo aviso a los obispos españoles e italianos?

"Por ejemplo, la esclavitud. Decimos: 'una brutalidad'. Los abusos de hace 100 y 70 años, decimos: 'una brutalidad'. Pero el modo en que lo vivían ellos no es el mismo de hoy. En el caso de los abusos en la Iglesia era cubrir, que es el modo que se usa lamentablemente en las familias también. Y decimos que esto no va, que hay que descubrir", insistió.

Volviendo a la democracia, Francisco trazó “dos peligros”. “Uno es el de los populismos que están por acá y por allá”, resaltó, apuntando al "nazismo, que fue un populismo que, defendiendo -o eso decía- los valores nacionales, llevó a la muerte de muchos y a una dictadura cruenta".

Populismos y "gobiernos supranacionales"

Por ello, Francisco clamó para que "los Gobiernos no resbalen hacia el camino de los populismos" que, pidió, no hay que confundir con “los popularismos”, o muestras identitarias. El otro gran riesgo para las democracias, añadió, es el camino por el que "lentamente se sacrifican los valores nacionales, se diluyen hacia un imperio, una especie de gobierno supranacional".

"Esto es algo que nos debe hacer pensar. No se deben aguar las identidades propias en un Gobierno internacional", advirtió, señalando los riesgos de que “una superpotencia dicte los comportamientos económicos, sociales y culturales a los otros países".

Sobre el drama de los refugiados, que contempló de primera mano en Lesbos, Francisco recordó que "quien construye muros pierde el sentido de la historia, de su historia". "Corren el riesgo de ser esclavos”, denunció, solicitando que “cada Gobierno debe decidir claramente cuántos pueden recibir. Ellos saben de cuántos son capaces".

"Pero los migrantes deben ser acogidos, acompañados, promovidos e integrados", insistió. "Si no resolvemos el problema arriesgamos hacer naufragar la civilización".

Finalmente, Bergoglio también criticó la recomendación de la Unión Europea, luego cancelada, de reemplazar el ‘Feliza Navidad’ por un ‘Felices Fiestas’, que tildó de "anacronismo" propio de "una laicidad aguada" que ya intentaron hacer otros, como "Napoleón, la dictadura nazi o la comunista". En este sentido, pidió a la UE "estar atenta a no hacer caso a las colonizaciones ideológicas".

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats