La portada de mañana
Acceder
Quién es Carlos Lesmes y por qué no ha dimitido del CGPJ, por Ignacio Escolar
La tradición del PP de Madrid de enfrentarse a la dirección nacional
España y Francia vuelven a luchar por Picasso 50 años después

Sanidad aún no concreta el fin de la mascarilla en exteriores e insiste: "Cada vez está más cerca"

Archivo - Varias personas sentadas con mascarillas en un parque de Santander

La ministra de Sanidad no concreta cuándo se levantará la obligatoriedad del uso de mascarillas en exteriores y con distancia. "Será pronto" y "cada vez está más cerca", ha insistido Carolina Darias, pero no ha salido ninguna decisión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de este miércoles, sobre el que había mucha expectativa porque varias comunidades autónomas habían llevado el tema. Darias no ha sacado el tema en esa reunión, que la junta con todos los consejeros de salud de las comunidades, según fuentes autonómicas. Algún consejero y consejera sí se ha pronunciado a favor de que se aborde en algún momento la posibilidad de aliviar el uso de la mascarilla, pero no se ha llegado a nada importante. "La campaña de vacunación está yendo como un tiro y cuando tengamos toda la información disponible la pondremos a su disposición", se ha limitado Darias.

El Ministerio de Sanidad lleva semanas analizando con las comunidades esta posibilidad de retirar su uso en la calle, y son partidarios de ella, porque los contagios al aire libre y con distancia son anecdóticos, el mayor peligro está en interiores. La negociación está muy avanzada, pero siguen estudiando cómo exactamente se modifica la norma. El presidente Pedro Sánchez ha dado este miércoles un paso adelante y ha dicho él mismo que "será pronto", pero todavía no se materializa. Hay que modificar para ello el real decreto de nueva normalidad, pero la ministra no ha contestado acerca de si lo que lo está retrasando es el mecanismo legal necesario, ni si están esperando a algún horizonte concreto de cobertura de vacunación. El portavoz de Sanidad, Fernando Simón, adelantó también que sería "pronto", tal vez este junio o a principios de julio, pero esta misma semana no se atrevía a poner fecha concreta. Las negociaciones están avanzadas, pero hay que articular el cambio en la norma, porque contendrá excepciones.

El jueves 21 de mayo de 2020, las mascarillas se hicieron obligatorias en España, mediante una orden ministerial publicada en el BOE. Era en principio mientras durase el estado de alarma de la primera ola de COVID-19, pero susceptible a alargarse, como así fue. Quedó reflejada su obligatoriedad en ciertos contextos en el real decreto de nueva normalidad, que rige hasta que termine la pandemia.

En ese primer momento, entre mayo y junio de 2020, no eran obligatorias por la calle. Solo lo eran si no se podía garantizar la distancia de dos metros. Fue con el fin de aquel estado de alarma, el 21 de junio de 2020, cuando varias comunidades comenzaron a hacerla obligatoria en todos los supuestos, hubiese o no distancia en exteriores, porque tenían competencia para hacerlo. Las últimas en incorporarlo fueron Madrid y Canarias. En marzo de 2021, una enmienda del PSOE modificó en el Senado la norma de nueva normalidad, para volverla obligatoria de manera unificada en todo momento, y decidiese lo que decidiese la comunidad. El Consejo Interterritorial de Salud lo relajó, pero solo para la playa. Y es ahora, en junio o julio de 2021, cuando se volvería al uso del punto de partida. En ningún momento se plantea que las mascarillas se levanten en espacios interiores públicos.

La norma es estatal, ha recordado la ministra, y por tanto las comunidades autónomas dependen de ella. Sobre si podrán mantener la mascarilla obligatoria en exteriores aunque la regla cambie, "vamos a ver los siguientes pasos" y llegar a una vía "armonizada", decía Darias, también sin concretar.

Los expertos, e incluso lo ha reconocido el propio Fernando Simón, coinciden en que el uso de las mascarillas en espacios abiertos nunca ha sido del todo efectivo per se, porque un contagio con distancia al aire libre es muy difícil. Las administraciones se inclinaron por ello para que, ante la duda, los ciudadanos nos habituásemos a usarla en todo momento. "Había que acostumbrar a la población y se usó para justificarlo", recordaba Juan Ayllón, director del Área de Salud Pública de la Universidad de Burgos, "y yo no me creía mucho que fuese a funcionar, no he sido nunca nada partidario de mascarillas por la calle. Pero igual sí había algo de razón. Con el tiempo, sí se ha visto a gente que solo se la baja para comer, los hay que la usan bien. Es muy difícil aún determinarlo. Con los años, se harán estudios".

Sin consenso para la vacunación de turistas españoles

En la reunión se ha tratado también el tema de la vacunación de personas que estén en su lugar de vacaciones, es decir, no en su lugar de vivienda habitual, ahora que entramos en época estival y a muchas (especialmente a las menores de 40 años) les puede ocurrir. La ministra ha reconocido que "falta consenso" para unas "directrices comunes" y por tanto la manera en la que hacer esto sigue en estudio. Anteriormente, desde Sanidad sí habían deslizado que estaban buscando un sistema para unificar esto.

La ministra ha celebrado que la incidencia acumulada se va "homogeneizando" en toda España, y que este miércoles ya hemos bajado de los 100 casos por cada 100.000 habitantes, la primera vez que ocurre desde agosto. También ha anunciado que la semana que viene llega una remesa de 3 millones de dosis de vacunas solo de Pfizer/BioNTech. La compañía había hecho un reajuste de sus envíos las pasadas semanas, y bailaron entre 2,4 millones y 2,7 millones, que ahora compensan con esa cifra.

Etiquetas

Descubre nuestras apps