La sanidad pública traslada pacientes a la privada para mantenerlos a salvo del avance del coronavirus

Traslado de un paciente a un hotel medicalizado en Madrid.

Algunos hospitales públicos en la Comunidad de Madrid se quedan sin plantas libres de COVID-19 y tienen que trasladar a ciertos pacientes a centros privados. Pacientes de ictus, oncológicos, quirúrgicos... cuyas áreas de hospitalización no pueden exponerse a la entrada del coronavirus. 

"Lo llamamos zonas limpias en las que están ingresados pacientes graves o inmunodeprimidos", cuentan fuentes hospitalarias. A medida que algunos centros tienen que ganar espacio para gestionar la epidemia, estas áreas se han visto acorraladas por lo que se está empezando a trasladar a estas personas delicadas. "La Consejería de Sanidad nos ha autorizado a mover a centros privados a los enfermos oncológicos", confirman fuentes del hospital La Paz.

Numerosos hospitales en la Comunidad de Madrid, el epicentro de la expansión del coronavirus, han ido dedicando cada vez más espacio donde poder colocar a los pacientes que llegan desde las urgencias. También han destinado más recursos humanos y materiales a la infección  Esta semana, en los centros de Fuenlabrada o en Getafe (situados en la periferia sur) han visto cómo la dedicación a COVID-19 se convertía en casi exclusiva. 

"En principio los movimientos de pacientes son, sobre todo, los que no tienen el virus porque no tendría sentido extender la infección innecesariamente", confirma el responsable de Sanidad de UGT, Julián Ordóñez.

Con todo "hace falta preservar zonas y personal en los hospitales públicos porque hay grupos que no son tan fácilmente trasladables como los paliativos monitorizados o lo que están recibiendo diálisis", explican los profesionales.

Muy justos de personal

La situación no es homogénea. En el hospital Severo Ochoa de Leganés, hasta este viernes, las derivaciones a centros privados eran, especialmente, los de COVID-19: allí se habían acumulado hasta 250 contagios aguardando destino en sus urgencias. Pero otros pacientes han pasado a Getafe o a una clínica de Fremap.

La presión crece ya en los hospitales privados. La patronal de las clínicas privadas, ASPES, calculaba el 18 de marzo que había 970 pacientes de coronavirus en sus centros en toda España. El 50% en la Comunidad de Madrid. Este viernes, el número de ingresados en Madrid ronda los 800, recuenta Samuel Mosquera, responsable del sector en CCOO. Mosquera reclama que "en estos hospitales el personal está muy justo. Hace falta urgentemente sanitarios, sobre todo de enfermería, para atender la demanda que va a ser creciente. La gente está al límite".

Etiquetas
Publicado el
21 de marzo de 2020 - 22:48 h

Descubre nuestras apps

stats