eldiario.es

9
Menú

TECNOLOGÍA

Google modificará sus políticas de acoso sexual tras las protestas a nivel global de sus empleados

Miles de empleados de Google de todo el planeta salieron a la calle al descubrir que la multinacional protegió a altos cargos acusados de abusos sexuales 

"Reconocemos que no siempre hemos hecho todo bien en el pasado y estamos sinceramente arrepentidos", ha asegurado su director ejecutivo 

- PUBLICIDAD -
Google "ordena" a los internautas que vayan a votar mediante un Doodle

EFE

Google ha anunciado este jueves a través de un comunicado que modificará sus políticas internas en lo que respecta a posibles casos de acoso sexual entre trabajadores de la empresa, en respuesta a la acción coordinada de protesta sobre esta cuestión que organizaron hace sólo una semana miles de sus empleados. 

En una carta dirigida a sus trabajadores, el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, ha asegurado que tras haber escuchado y haberse "emocionado" con las historias que le han contado los empleados. "Reconocemos que no siempre hemos hecho todo bien en el pasado y estamos sinceramente arrepentidos. Está claro que necesitamos hacer algunos cambios", ha emplazado en el comunicado.

Hace una semana, empleados de Google en sus oficinas de todo el planeta salieron a la calle en una acción coordinada contra la que consideran es una cultura que "protege" a los acosadores sexuales en la empresa. 

El escándalo se desató hace apenas un mes a raíz de una investigación publicada por el diario norteamericano The New York Times, en la que se hizo público que el gigante tecnológico encubrió las acusaciones por acoso sexual contra hasta tres ejecutivos, a los que no sólo no despidió sino que dejó marchas con compensaciones millonarias bajo el brazo. El caso más sonado fue el de Andy Rubin, creador del sistema operativo Android.

Rubin se despidió de la compañía con honores -un comunicado alabó su labor en la empresa y sus logros como fundador de Android- y con un paquete de compensación que asciende a 90 millones de dólares. Otro de los directivos fue despedido en condiciones similares a las de Rubin mientras que en el tercer caso, además de omitir la denuncia, el gigante tecnológico optó por ascender al acusado.

Este jueves, la empresa con sede en Mountain View, en el estado de California, se ha comprometido a ser más transparente en la gestión de los posibles casos de acoso sexual en el trabajo, a ofrecer más apoyo a las víctimas y a "redoblar" sus esfuerzos para ser una compañía representativa, equitativa y respetuosa.

Entre las medidas concretas anunciadas por Google se encuentra una petición directa de los organizadores de las protestas del pasado jueves para terminar con la práctica del arbitraje forzoso, en la que cada parte defiende su posición ante un tercero como método de resolución de disputas en casos de acoso sexual o discriminación. Gran parte de sus empleados criticaron que este tipo de procesos supone una enorme fuente de estrés y presión para las víctimas. 

De acuerdo con la nota publicada por Pichai, el arbitraje en la resolución de este tipo de conflictos será "opcional", aunque no especifica exactamente qué implicará eso. 

La empresa también hará públicos "más detalles" en las investigaciones sobre acoso sexual, centralizará los canales para presentar quejas por este tipo de acciones, permitirá a las víctimas estar acompañadas de una persona que les apoye en todo momento y les ofrecerá ayuda psicológica y profesional.

Además, se "actualizará y ampliará" el curso contra acoso sexual que deben llevar a cabo los empleados y se aumentarán los esfuerzos para que la empresa sea un entorno "más inclusivo para todo el mundo" mediante la diversidad y equidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha