La portada de mañana
Acceder
Quién es Carlos Lesmes y por qué no ha dimitido del CGPJ, por Ignacio Escolar
La tradición del PP de Madrid de enfrentarse a la dirección nacional
España y Francia vuelven a luchar por Picasso 50 años después

La huelga contra el odio en Twitch choca con el silencio de los canales más seguidos

La app de Twitch en un teléfono

Este miércoles 1 de septiembre se ha convocado una huelga mundial en Twitch. Huelga de emisiones en directo y huelga de espectadores. El motivo es la inacción de la plataforma, propiedad de Amazon, ante el aumento de los ataques de odio contra los creadores pertenecientes a colectivos marginalizados, como personas LGTB o racializadas.

Lametones de oreja, jacuzzis y tragaperras: la guerra de Twitch que arrastra a una generación de 'streamers'

Lametones de oreja, jacuzzis y tragaperras: la guerra de Twitch que arrastra a una generación de 'streamers'

En Twitch, estos ataques se reproducen a través de una herramienta llamada raids. Es una función que permite a los streamers enviar a su audiencia a otro canal de Twitch al final de su emisión, como método de apoyo y recomendación entre canales. El problema es que en los últimos meses se ha popularizado su uso para llevar a cabo acosos racistas, homófobos o machistas en grupo y de manera organizada: se selecciona un canal, se ejecuta la raid y el chat del streamer de destino se ve inundado de repente de insultos y discurso de odio.

Los que más lo sufren son normalmente los creadores, que suman apenas unas decenas de espectadores, pero que en segundos pueden ver cómo cientos de usuarios bombardean su retransmisión con todo tipo de mensajes tóxicos. Una parte de los canales y usuarios de Twitch, que han conseguido revolucionar la emisión de contenidos en directo con un nuevo código comunicativo, ha propuesto reaccionar con esta acción de protesta a la toxicidad que se extiende por esta red.

La huelga se ha organizado desde la comunidad de habla inglesa en la plataforma, donde las raids de odio se han convertido en una desagradable normalidad para algunos streamers. Pero su alcance es mundial, al igual que los afectados. "Yo las he sufrido", explica a elDiario.es Nnegry, un streamer español con 29.000 seguidores. "Normalmente las raids funcionan de manera sana. Pon que a mí me están viendo 200 personas en mi canal y yo te las mando para que esas personas te vean y apoyen. Pero hay gente que está utilizando las raids para mandar su comunidad a otros canales con el fin de generar odio".

Pese a las quejas de los streamers a raíz de esta situación, la plataforma no ha tomado ninguna acción específica para controlar este tipo de ataques. "Twitch no te da ningún tipo de herramienta. Lo único que puedes hacer son cosas como configurar el chat para que no puedan escribirte las personas que te siguen desde hace menos de tres días. Pero eso también es una putada, porque la gente que quiera hablarme normal y corriente tampoco puede hacerlo", expone.

El movimiento pide a la plataforma que desarrolle nuevas opciones para que los afectados puedan defenderse de las raids de odio. También que ponga más controles para poder hacer comentarios a otros usuarios. Actualmente, lo único que se necesita para abrir una cuenta en Twitch y escribir a cualquier streamer es un correo electrónico. Tampoco existe un límite de cuentas que se puedan asociar al mismo email, por lo que abrir perfiles destinados a generar discurso de odio en la plataforma es relativamente sencillo.

"Estaría bien implementar algún tipo de verificación en dos pasos", opina en conversación con este medio Sara Yang, suwuyang en Twitch, donde suma más de 4.000 seguidores. "Algunos de estos ataques también se hacen con bots porque es muy fácil automatizar la creación de cuentas y programarlas para que hagan determinados comentarios ofensivos en un canal", denuncia.

El silencio de las estrellas

Numerosos streamers con comunidades pequeñas o medianas han anunciado que van a apoyar la huelga y han pedido a sus seguidores que no consuman Twitch este miércoles. No obstante, la difusión de la acción en España se ha visto lastrada por el hecho de que por regla general los canales de referencia no han secundado la acción. Solo Ibai Llanos comunicó, ya durante la madrugada de este miércoles, que no emitiría en directo este 1 de septiembre para solidarizarse con la protesta. El Rubius, AuronPlay y el resto de streamers más seguidos han evitando comentar la convocatoria.

Esto ha provocado que algunos streamers, aún estando de acuerdo con el fondo de la protesta, opinen que la huelga será inútil. Creen que, sin el poder de arrastre de los grandes nombres, no será capaz de trascender el día a día de la plataforma y conseguir la repercusión necesaria para presionar a la compañía. "Las cuentas con más influencia en España no han hablado nada sobre esta causa. La verdad es que, por mucho que los streamers pequeños paremos, parece difícil que esto tenga un impacto sobre Twitch si las grandes no lo secundan", opina Yang.

Pese a que los canales con más repercusión han decidido evitar la cuestión y a que la huelga por las raids de odio en Twitch no ha ocupado demasiado espacio en los medios, lo cierto es que la plataforma ha hecho una maniobra para proteger de uno de sus eventos anuales de los potenciales efectos negativos de esta protesta. Se trata del SUBtember (de la unión de subscriptor y september, septiembre en inglés), que cada día 1 de septiembre permite a los usuarios suscribirse a sus canales preferidos con un descuento adicional. Este año, Twitch ha decidido que se celebre el 2 de junio.

"No sé qué seguimiento tendrá porque la huelga online es algo que apenas se ha probado a esta escala", afirma vía correo electrónico José Altozano, DayoScript en varias redes sociales (incluida Twitch, donde suma 138.000 seguidores). "Desde luego se está hablando de ello, y hay muchos que quieren hablar de esto, de comentar por qué ocurre, qué se puede hacer, cuál es la situación. Una parte de mí dice que mañana no pasará nada. Otra quiere creer que se notará y que puede ser el primer paso para algo más grande".

"Conozco gente que no quiere hacer directo por miedo, porque basta que llegue un idiota para joderte el día", expone este creador. "Si el mensaje llega a Twitch desde más países y no sólo EEUU, pues es un mensaje que suena más alto y claro. De todos modos, tampoco es cuestión de esperar a que jodan a un cierto porcentaje de gente y entonces, ahora, sí, nos ponemos en marcha, digo yo".

Apoyamos el derecho de nuestros streamers a expresarse y llamar la atención sobre temas importantes en nuestro servicio. Nadie debería sufrir ataques de odio

Twitch

Contactada por este medio, la plataforma ha indicado que dispone de un manual para "combatir los ataques dirigidos" con las raids de odio. Entre las medidas que sugiere está la de establecer moderadores entre sus espectadores para que estos se encarguen de apercibir o expulsar del chat a usuarios que hagan comentarios tóxicos. Twitch recuerda los streamers que también pueden bloquear que su canal pueda recibir raids de extraños o establecer los filtros para comentarios a los que alude Nnegry.

"Apoyamos el derecho de nuestros streamers a expresarse y llamar la atención sobre temas importantes en nuestro servicio. Nadie debería sufrir ataques maliciosos y de odio por ser quien es o por lo que defiende, y estamos trabajando duro para mejorar la detección de la evasión de baneos a nivel de canal y otras mejoras en las cuentas para ayudar a hacer de Twitch un lugar más seguro para los creadores", ha expresado una portavoz de la compañía.

----

Esta información se ha actualizado el 1 de septiembre para incluir el posicionamiento de Ibai Llanos y el de Twitch, que se produjeron con posterioridad la publicación inicial del texto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps