eldiario.es

9

Un poco de luz sobre las negociaciones de investidura

Poco sabemos sobre el contenido de las políticas que están negociando el Partido Popular y Ciudadanos. Los ejes principales de las políticas del Partido Popular en estos cuatro años no están en juego, ni tampoco se cuestiona en lo fundamental la política energética que ha favorecido al oligopolio eléctrico.

22 Comentarios

Greenpeace despliega dos pancartas en el CSN contra la reapertura de Garoña

Greenpeace desplegó en febrero dos pancartas en el CSN contra la reapertura de Garoña. Greenpeace

Tantas horas de televisión, y tanta tinta vertida sobre el posible pacto de investidura, pero llama la atención lo poco que sabemos sobre el contenido de las políticas que están negociando el Partido Popular y Ciudadanos. Todo apunta a que el pacto está muy avanzado, y que en unos días nos anunciarán la fecha de una sesión de investidura que, según viene asegurando Rajoy desde hace semanas, sólo se producirá cuando tenga asegurada la mayoría que asegure esa investidura. Pero, ¿qué están negociando? ¿Qué políticas están pactando?

Algunas informaciones que se van filtrando confirman que lo que han sido los ejes principales de las políticas del Partido Popular en estos cuatro años no están en juego: los nuevos recortes que exige Bruselas irán adelante sin problemas; no se cuestiona la reforma laboral del PP, Luis Garicano dixit; no se derogará la ley mordaza, inaceptable recorte de nuestras libertades civiles, ni tampoco se cuestiona en lo fundamental la política energética que ha favorecido al oligopolio eléctrico.

Estamos viviendo un verano en el que se han batido récords de altas temperaturas casi diariamente. El calor agobiante que supera cada día al del anterior no es más que un síntoma de que el cambio climático no es ya una amenaza para el futuro, sino una triste realidad hoy. Ese cambio climático que Rajoy negaba hace no tanto tiempo apelando a su primo es hoy una realidad indiscutida. España tiene la obligación de asumir compromisos internacionales en relación con la necesaria reducción de emisiones de CO2. La Cumbre de París (COP21) obliga a hacer del cambio climático una cuestión prioritaria en las políticas energéticas, pero todo ello está absolutamente ausente de las negociaciones de gobierno.

Sin cambio de modelo energético, no es posible el cambio social. El modelo energético español tiene problemas graves asociados en primer lugar a un oligopolio que controla el mercado a su antojo. Además la corrupción anida a través un complejo modelo de puertas giratorias por el cual el trasvase de altos cargos entre la política y las empresas energéticas es constante. Este es uno de los primeros elementos que debería cambiarse si de verdad aspirasen los negociadores a erradicar la corrupción, pero ya sabemos que las puertas giratorias no están en la agenda. Ni tampoco la devolución de los 3.400 millones de euros de los CTC que el Estado regaló a las empresas eléctricas.

El modelo energético español tiene además problemas concretos que sólo pueden resolverse con un cambio de modelo que avance hacia las energías renovables. Las centrales nucleares están envejeciendo y deben comenzar a cerrarse. La pasada legislatura Ciudadanos votó en el Congreso a favor del cierre definitivo de la central nuclear de Garoña, que ya ha cumplido su vida útil y lleva más de tres años sin funcionar. Sin embargo, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) controlado por el PP pretende aprobar el alargamiento de su vida hasta 2031. También votó C's a favor del cierre de las centrales nucleares al cumplir los 40 años. ¿Va Albert Rivera a mantener su postura e imponer estas condiciones al Partido Popular? No es, desde luego, un asunto menor ya que la sustitución de esas plantas nucleares debe afrontarse de forma urgente.

Por otro lado, y pese a los compromisos internacionales adoptados por nuestro país, no estamos cumpliendo el compromiso de impulso a las energías renovables contenido en el acuerdo llamado 20-20-20 de la Unión Europea. Ni tampoco reducimos las emisiones de CO2. No sólo eso: en los últimos años el aumento en la quema de carbón está suponiendo un aumento progresivo de las emisiones en nuestro país a un ritmo que no se había visto en muchos años. Ahí quedó el compromiso del Gobierno del PP contra el cambio climático…

También votó Ciudadanos a favor de una moratoria contra el fracking en nuestro país. Pero apuesto a que el modelo energético basado en nucleares y combustibles fósiles que ha llevado adelante el Gobierno del PP no va a cambiar.

Ni el cambio climático, ni las políticas energéticas, ni el cierre nuclear han aparecido hasta ahora en las negociaciones para la formación del Gobierno, ni lo van a estar. Estamos siendo testigos en directo de una negociación al viejo estilo, con un objetivo totalmente lampedusiano: cambiarlo todo para que nada cambie.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha