Las Vías Verdes de España, senderos ferroviarios que te llevan a la naturaleza

Vía Verde de la Jara

Aquí tenemos un buen ejemplo de cómo dar una nueva vida a una infraestructura en desuso. La geografía española está plagada de líneas ferroviarias, muy útiles cuando los trenes las transitan, pero cuando dejan de utilizarse para ese fin, ¿qué pasa con ellas? Aquí aparecen nuestras protagonistas: las Vías Verdes.

En 1993, en España existían más de 7.600 kilómetros de líneas ferroviarias que ya no tenían servicio de trenes. Desde entonces, muchos de esos trazados se han ido transformando y preparando para que otros usuarios, los que van a pie, en bicicleta, en patines o en silla de ruedas puedan seguir disfrutando de ellos. 

Una vez retirados los rieles y las traviesas ferroviarias, y tras acondicionarse el terreno, las Vías Verdes se convierten en una nueva oportunidad para adentrarse en la naturaleza por nuestro propio pie al transformarse en senderos de uso público.

Más de 2.900 km de Vías Verdes

En total hay más de 120 Vías Verdes repartidas por la geografía española y si las sumamos todas conseguimos más de 2.900 km de senderos en plena naturaleza. Están por todos lados, excepto en las Islas Canarias, y su variedad es absoluta. Puedes encontrarlas en la montaña o en la costa, de longitudes para todos los gustos, desde 5 km a más de 100, y con firmes que pueden variar en sus materiales para contentar a todo tipo de usuario.

Una de las virtudes de las vías verdes es su accesibilidad. Son recorridos muy planos, los desniveles son siempre inferiores al 3%, y las curvas son amplias, garantizando la visibilidad. La restricción del tráfico motorizado las hace más seguras y promueven la accesibilidad universal, eliminando barreras para facilitar el acceso a personas de movilidad reducida. Se integran en el paisaje y no necesitan una nueva intervención en la naturaleza, por lo que el impacto ambiental es nulo.

‘Vía Verde’, como tal, es una marca registrada que cuenta con su propia señalización. Una iniciativa promovida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como máximo inversor mediante el Programa de Caminos Naturales, la implicación de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE) como dinamizador y promotor y la participación de Adif, titular de gran parte de los terrenos utilizados.  

Un patrimonio ferroviario reconvertido

El aprovechamiento de toda una estructura ferroviaria no significa solo usar el paso de sus viejas vías como senderos para el disfrute de la naturaleza, sino también recuperar parte del patrimonio para darle un nuevo uso. El proyecto de las Vías Verdes ha rehabilitado de momento más de 115 antiguas estaciones de tren para convertirlas en instalaciones de servicio, tanto para restauración, como para el alojamiento, así como centros de información turística, de alquiler de bicicletas o incluso pequeños museos del ferrocarril o la naturaleza.

Cuando seguimos los pasos de una vía verde, aprovechamos además toda la infraestructura que la industria ferroviaria motivó en su momento, pudiendo así utilizar largos viaductos, robustos puentes o túneles, ahora iluminados, que atraviesan montañas. La adecuación de estos caminos lleva incluida la instalación de paneles explicativos sobre los espacios naturales y culturales que encontramos a nuestro paso, de manera que además de llenar los pulmones de aire limpio tenemos la oportunidad de ampliar conocimientos.

Ayuntamientos, Diputaciones y Comunidades son las responsables en muchos casos de destacar las vías verdes que recorren sus territorios, de manera que siempre existe un especial interés, tanto para uso vecinal como reclamo turístico, en que los senderos estén siempre en el mejor estado de conservación.

Cómo encontrar y disfrutar una Vía Verde

Las Vías Verdes están repartidas por toda la península, incluso hay una en la isla de Mallorca, por lo que no es raro encontrarse cerca de una de ellas. La FFE ofrece un mapa descargable de las Vías Verdes de España, pero la mejor manera de encontrar todos los detalles sobre ellas es recurriendo a la web de Vías Verdes. En ella podemos conocer todas las características de cada uno de los itinerarios utilizando su buscador o su mapa de localización.

Verás que una vez seleccionada la ruta que te interesa podrás consultar prácticamente cualquier información de interés sobre ella. Primero una ficha técnica con su longitud, su ubicación, sus usos, el tipo de firme y el medio natural que atraviesa. También una detallada descripción para conocer qué encontraremos a nuestro paso kilómetro por kilómetro, así como un perfil altimétrico para conocer sus subidas y bajadas, siempre escasas. Como añadido, en muchas puedes conocer la historia del ferrocarril que utilizó su trazado, o incluso los Espacios Naturales y Red Natura 2000 por los que discurre el camino.

Otra manera de localizar y descubrir vías verdes es a través de la aplicación móvil 'Vías Verdes y Red Natura 2000', contemplada dentro del proyecto “Vías Verdes y Red Natura 2000: Divulgación de Espacios Naturales Protegidos y Geoparques a través de la Red Estatal de Vías Verdes”. De momento está disponible únicamente en el Play Store de los dispositivos Android pero es de gran utilidad para analizar el mapa de vías disponibles, conocer los detalles de los itinerarios tal y como puedes hacer en la web y además tener acceso a otros recursos de interés. 

Etiquetas
Publicado el
15 de agosto de 2020 - 21:48 h

Descubre nuestras apps

stats