La portada de mañana
Acceder
Israel se revuelve contra el reconocimiento de Palestina con más ataques en Gaza
Sánchez se vuelca en la política exterior en plena campaña del 9J
Opinión - Verdad y democracia, según Feijóo. Por Esther Palomera

Perderse entre libros: un viaje por las siete librerías más bonitas de Europa

La librería Lello, en el centro de Oporto.

Roberto Ruiz

Los libros nos pueden trasladar a lugares maravillosos, imaginarios o incluso mágicos a través de sus páginas, pero también a espacios muy reales y auténticos cuando lo que queremos es hacernos con alguno de ellos. Las librerías están cargadas de historias por descubrir pero hay algunas, unas pocas, que parecen sacadas directamente de un cuento rebosante de imaginación. Lugares que siempre merece mucho la pena visitar, vayamos buscando libros o no.

De librería en librería podemos hacer todo un viaje por algunas de las más bonitas de Europa, e incluso del mundo, porque hay algunas como el Ateneo Grand Splendid de Buenos Aires (Argentina) o la Dujiangyan Zhongshuge en Chengdu (China) que también merecen una mención aparte. Pero si nos queremos quedar en el Viejo Continente verás que en Maastricht, en Bucarest, en Oporto, en París, en Alnwick, en Venecia o en Bruselas tienes librerías en las que los libros comparten protagonismo con la arquitectura e historia del lugar que los custodia.

Polare Maastricht, en Maastricht

La librería Polare Maastrich es una de las tiendas de libros más espectaculares que podrás encontrar jamás. Se encuentra en un lugar privilegiado, en una iglesia de Maastricht, en Países Bajos, en la que desde que llegaron las tropas napoleónicas en el siglo XVIII ya no tiene culto. El templo, una antigua iglesia gótica de los dominicos construida en el año 1294, nunca se destruyó a pesar de haber pasado 200 años abandonada. Hoy, por suerte, vuelve a tener vida: alberga una librería de la cadena Selexyz. 

Lleva en marcha desde 2007 y no tardó en afianzarse como una de las librerías más bonitas del mundo, tanto que en 2008 fue elegida como tal por el diario británico The Guardian. Techos abovedados, altas columnas de piedra, frescos decorativos y arcos ornamentados nos acompañan cuando aquí curioseamos entre sus estanterías en busca del libro menos esperado.

Cărturești Carusel, en Bucarest

En Bucarest, además del Ateneo Rumano o el Pasaje Macca, tenemos otra parada imprescindible: la librería Cărturești Carusel. Se encuentra en pleno corazón de la capital rumana y ocupa lo que un día fue un antiguo banco del siglo XIX. Consta de seis plantas y su amplitud y armonía la convierten en una de las librerías más bellas y elegantes del mundo.

Cărturești Carusel es un espacio lleno de luz y de libros. En ella las estanterías se rodean de múltiples barandillas de hierro que contrastan con el blanco de las columnas y paredes, quedando todo unido por múltiples escaleras que van y vienen. Es buen lugar para encontrar también todo tipo de regalos o para disfrutar de las vistas a la ciudad que ofrece la cafetería de su último piso.

Livraria Lello, en Oporto

Posiblemente hayas oído hablar de la librería Lello de Oporto, su más que merecida fama la ha convertido en una de las librerías más conocidas del mundo. Esta librería neogótica fue inaugurada en 1906 y atrae a cientos de visitantes todos los días. En cuanto entras comprendes por qué para muchos los libros pasan a un segundo plano: es imposible no maravillarse con las estanterías que van del suelo al techo, con la fantástica vidriera que ilumina la sala y sobre todo con su escalera central, imponente y de formas imposibles.

Es importante saber que para entrar en la librería Lello es necesario pagar una entrada. La alta afluencia de turistas abarrotaba sus pasillos y eso hizo disminuir sus ventas. Para compensarlo, desde hace unos años la librería cobra ocho euros a quien quiera visitarla, pero descuenta ese importe en el caso de que terminemos comprando un libro. También hay un ticket voucher gold de 15,90€ que permite una entrada con prioridad.

Shakespeare & Co, en París

Shakespeare & Co es una pintoresca librería que destaca por su importancia histórica en pleno distrito 6 de París. Fue inaugurada en 1919, en una ubicación que no es la de ahora, y es todo un homenaje a los más grandes de la literatura mundial, tanto que es considerada uno de los centros culturales más importantes de la capital francesa. Situada frente al Sena destaca por ofrecer hospedaje a cambio de trabajar unas horas en el negocio.

Escritores como Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald, James Joyce o Ezra Pound visitaron esta librería cuando estaba regentada por la intelectual norteamericana Sylvia Beach. Tras la muerte de Beach pasó a manos de George Whitman, se mudó a la actual dirección y mantuvo la esencia que la había caracterizado desde los años 20. Hoy la librería está en manos de Sylvia Whitman, hija de George Whitman, y además de libros ofrece café, comida orgánica y vegetariana, e incluso un piano para quien quiera amenizar su paso por allí.

Barter Books, en Alnwick

Barter Books es una de las mayores librerías de segunda mano de Inglaterra, un lugar cargado de historia y ubicado en un edificio lleno de encanto. Está ubicada en lo que fue la estación de tren victoriana de Alnwick, en Northumberland, que ahora es un edificio protegido, y solo eso ya es todo una atracción para sus visitantes. En su interior más de 350.000 libros esperan a ser elegidos en una atmósfera que transmite paz y tranquilidad.

Además de por sus libros, Barter Books es también conocida por ser el hogar del famoso cartel “Keep Calm And Carry On”  con el que se animaba a calmarse y seguir a las tropas y civiles ingleses durante la Segunda Guerra Mundial. Ahora en el antiguo andén del ferrocarril se ha instalado una Station Buffet en la que podemos tomar algo mientras pensamos qué libro comprar, donar o intercambiar.

Acqua Alta, en Venecia

Todo empezó cuando Luigi Frizzo quiso dar salida a la ingente cantidad de libros que poseía e inauguró esta librería en 2004. Y hoy, la librería Acqua Alta es un espacio de caos librero que se ha convertido en una de las visitas imprescindibles de aquellos que buscan los rincones más curiosos de la ciudad de los canales. Montañas de libros nos guían por el callejón que nos lleva hasta la tienda, de manera que es imposible no identificarla al instante.

En su interior más libros nos dan la bienvenida sin orden ni concierto y una gran góndola preside el espacio central cargada de más y más volúmenes. Y no es mala idea lo de colocar los libros sobre una embarcación porque cuando tiene lugar el fenómeno del acqua alta, que da nombre a la librería, la tienda se inunda al igual que lo hace el resto de la ciudad. De hecho, en 2019 el nivel del agua subió de tal manera que la tienda estuvo a punto de desaparecer. Como en la librería Lello de Oporto, en la Acqua Alta también es necesario pagar una entrada para poder entrar a curiosear.

Cook & Book, en Bruselas

Y llegamos a una librería diferente, porque aunque tiene tanto de librería como de restaurante, en realidad es un espacio de 1.500 m2 dividido en diferentes espacios escenográficos bien diferenciados. Consta de nueve secciones de libros (cómic, música, viajes, bellas artes, literatura, cocina, literatura infantil y juvenil, decoración y sección inglesa) y cada una cuenta con una decoración original y diferente. 

En Cook & Book se puede disfrutar de la comida y la lectura a partes iguales, la librería ofrece dos restaurantes y una gran terraza e incluso la gastronomía está tematizada, por lo que lo mismo nos podemos tomar un cóctel que degustar alguna delicia junto a una caravana airstream o en una gran mesa en la que compartir impresiones con otros clientes.

Etiquetas
stats