eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Andalusos pel món

- PUBLICIDAD -
Juan Manuel Moreno ha sido el primero en desplazarse a Cataluña por el 27S.

Juan Manuel Moreno ha sido el primero en desplazarse a Cataluña por el 27S.

Para empezar, quisiera pedir perdón a los catalanes todos por mi nulo conocimiento de su bonito idioma, que qué más quisiera yo que expresarme en esa lengua, pero bastante tengo con el castellano a nivel de usuario para distraerme con otras cosas. Así que si detectan algún fallo en mi ‘catalá per capsigranys’ (catalán para zopencos) acháquenle el error a la wikipedia, que falla más que una escopetilla de feria.

No es el caso de muchísimos andaluces que viven en Catalunya, que se manejan bastante bien con la lengua de Cruiff y Messi. Y es que no les ha quedado más remedio que adaptarse, contagiándose del sentido común que impera en aquella tierra. Aunque como son tantos, un millón sobre poco más o menos, a lo mejor se han apropiado de todo el ‘seny’ y han convertido a parte de los aborígenes en unos insensatos. De ahí mi esperanza de que voten con el sentido común que caracteriza a pueblo tan sufrido como el andaluz y la cosa independentista se quede en ‘foc d'encenalls’, o agua de borrajas.

Síndrome de Palafrugell

Aunque, como es natural, no todos los andaluces o manchegos que viven allende el Ebro son de la misma opinión, que también hay gentes con apellidos de rancio abolengo catalán -como Sánchez y Fernández, líderes de organizaciones separatistas- que se han vuelto más almogávares que el mismísimo Wilfredo el Piloso, el barbado ‘pare de la pàtria’. Será el síndrome de Palafrugell, que es como el síndrome de Estocolmo, pero con la barretina bien ceñida, que quieras que no, dificulta el riego sanguíneo.

A todos los demás, incluidos los naturales a los que todavía les alcanza la visión, les rogamos que eviten la insensatez de plantear el divorcio, cuando están en juego cosas tan importantes como las de comer. Y lo digo con tristeza, que si cuaja la independencia, ya no podremos comprar butifarra ni espetec, y no porque no queramos, sino porque si a su precio le sumamos alcabalas y pontazgos, los únicos que van a poder comprarlos serán los tesoreros del PP. Los demás tendremos que tirar para la morcilla de Burgos, que tampoco es mal plan.

Lo mismo sucede con el afamado cava catalán, que si ahora es para Navidad, a partir de la secesión será de Pascuas a Ramos, pero de años bisiestos. No es igual, pero no habrá más remedio que libar cava navarro, que ese sí que es brut. Como venganza, ningún catalán podrá comprar jamón andaluz de Jabugo, excepto Pujol y los tesoreros del partido de Artur Mas.

Migrantes por un día

Y por si fueran pocos los andalusos por el mundo catalán, estos días reciben el refuerzo de nuestros líderes locales. El primero en viajar ha sido Juan Manuel Moreno Bonilla, líder del PP-A, que ha ido a predicar la unidad de España y la maldad intrínseca de los socialistas en general. También irá nuestra más querida presidenta, doña Susana Díaz, que se acercará a predicar el federalismo, pero de baja intensidad. También se desplazará sor Teresa de Cádiz, hermana superiora de Podemos-A, a la que ya le dirán cuando llegue si tiene que predicar sobre el derecho a decidir o sobre el derecho a no decidir. Y por fin, Antonio Maíllo, de IU, que también irá a predicar, a secas.

Como pueden apreciar, no me tomo muy en serio el asunto, porque sigo creyendo que lo no que puede ser no puede ser. Opino que todo esto no es más que una milonga urdida por los dos ‘caganet’ más cualificados del Nacimiento de una nación: el Marianet y el Arturet. El primero, para intentar ganar las elecciones generales envuelto en la bandera de España, demostrando una vez más que para cada solución tiene un problema. Y el segundo, para seguir siendo ‘president’ dificultando así su ingreso en la Modelo con su mentor y también modelo Jordi Pujol, ese gran patriota catalán con domicilio en Andorra. Aun así, las posibilidades de que ambos cabecillas –de la Gürtel y el Palau- fracasen en sus objetivos es del 97%, descontando el preceptivo 3%.

Pero como siempre hay que ser optimista, tengo que reconocer que la independencia nos vendría bien a los andaluces: al tener Moreno Bonilla (natural de Barcelona y vecino de Málaga) la doble nacionalidad, siempre podríamos devolverlo. Escolta, pagando lo que sea necesario.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha