eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El miedo a emprender se pierde con recursos y caminando

- PUBLICIDAD -
Emprendedores

El miedo y la falta de financiación son los principales obstáculos para emprender, para quien quiere emprender. Tiene sus motivos: la falta de crédito, de formación adecuada y de saber si la iea es o no viable. Se trata de un miedo que se pierde caminando estratégicamente, a la par que dotándose de los recursos públicos y privados que están funcionando para proporcionar a las personas emprendedoras los conocimientos y medios técnicos y económicos necesarios para convertir sus ideas en proyectos viables. Ejemplo de ello es el programa ‘100 caminos al éxito’, desarrollado conjuntamente por Andalucía Emprende, Fundación Pública de la Junta de Andalucía, y la Fundación Cajasol. Este programa, que cierra su tercera edición con mención a una cuarta, dota a los emprendedores de la formación y los recursos adecuados para que, con apoyo, caminen de una idea intangible a un proyecto empresarial listo para materializarse. 

Aprendiendo y practicando en clave de emprendimiento

Como pie de arranque del programa ‘100 caminos al éxito’, se selecciona a los participantes de acuerdo a criterios como el grado de innovación o carácter social de su idea, su formación y la pertenencia a colectivos con especial dificultad de inserción laboral. Una vez elegidos, los participantes recorren un itinerario formativo de carácter teórico-práctico en el que maduran sus ideas, las validan y las construyen en un plan de negocio. Para ello, fundación pública y entidad privada combinan sus herramientas y fuerzas. 

La Fundación Cajasol ofrece a los participantes formación cualificada en gestión empresarial, impartida por especialistas con gran maestría en cada área. Acceden a conocimientos en modelo de negocio, contabilidad, marketing, gestión de recursos y presupuestos, toma de decisiones y creatividad. Por su parte, Andalucía Emprende aporta su experiencia de años apoyando iniciativas emprendedoras. Técnicos especializados de la Fundación asesoran y acompañan a los participantes, complementando con práctica la teoría proporcionada por la entidad privada.

Terminada la fase formativa, llega la hora de presentar el plan de empresa completamente elaborado y listo para ser convertido en tangible. Quien sabe de experiencias emprendedoras, reconoce que éste es uno de los pasos más difíciles cuando se trata de poner en marcha un proyecto. A sabiendas de ello, los participantes pueden acceder a un Programa de Microcréditos que, sin intereses ni comisiones añadidas, les posibilita la Fundación Cajasol. El importe oscila de los 3.000 a los 6.000 euros, según el grado de innovación y la viabilidad económica- financiera de cada proyecto. Si bien todos los participantes reciben la parte formativa, el microcrédito depende de cada proyecto porque no todos necesitan de financiación externa para poner en marcha su idea. 

Los resultados de la tercera edición 2016 en Sevilla  

En la tercera edición, en Sevilla han comenzado el programa 36 ideas y finalizado 26; 6 con un microcrédito, de un importe total de 27.000 euros. Algunas ideas son de perfil tecnológico, como aplicaciones para visitas turísticas o reservas de hoteles; centradas en el desarrollo de productos autóctonos rurales y artesanos y la explotación de productos ecológicos; o en la línea de servicios de consultoría a empresas. 

Beatriz Real, una de las participantes de la última edición, es economista especializada en innovación e implementación tecnológica. New Eco Waste Plastic Bag es su proyecto, que nace queriendo dar solución a una realidad: a requerimiento legislativo de la Unión Europea, todos los países miembros tienen que haber eliminado la presencia de las bolsas de plástico de cada uno de sus supermercados en 2018. Una reducción paulatina que, siguiendo el modelo tradicional, supone para las empresas un 300% más en costes. 

“Innovando en el proceso de distribución, consumo y reciclado en el eco-empacado, sustentándose en un modelo de innovación tecnológica y social, se permitiría eliminar progresivamente las bolsas sin causar prejuicio a los supermercados ni a los clientes en la estructura de sus costes”, expone su plan de negocio. Beatriz menciona que esta propuesta es sólo un ejemplo de lo que está trabajando para que sea una dinámica de empresa mayor, basada en “tomar el residuo como recurso y aplicar modelos innovadores para la gestión empresarial, que cumplen con tres parámetros relacionados con la economía circular, lo social y el medioambiente. En este caso el recurso es la bolsa de plástico. En otro pueden ser, por ejemplo, los residuos forestales”. 

En cuanto a la formación recibida, Beatriz la valora como muy útil: “Ha sido muy completa y fundamental para tener una visión de negocio y empresarial”. Para los siguientes pasos, tiene muy presente que es un camino de largo recorrido. “La puesta en marcha de una empresa necesita de tres gasolinas: las personas, las ideas y el capital. Las ideas son importantes pero hasta que no haya inversión no se puede materializar. El microcrédito es el primer paso. A partir de ahí llega lo más difícil, conseguir la inversión”.

Quienes están emprendiendo son un espejo para quienes quieren emprender 

Hay personas que tienen miedo a emprender porque piensan que no existen recursos con los que dar pasos, apoyarse, encontrar vías, plantear propuestas; o que las que existen no son más que vende humos. Programas como ‘100 caminos al éxito’ sirven de espejo a estas personas, para saber que sí existen herramientas y sí están funcionando. En total, en las tres ediciones de ‘100 caminos al éxito’, en Sevilla han iniciado el programa 106 empresas, finalizándolo 68 y obteniendo 37 de ellas microcréditos, de un importe total de 148.000 euros. Dados sus buenos resultados y la permanencia de las empresas que han pasado por el programa, se prevé una próxima edición. 

 

 

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha