eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Retos y oportunidades de las personas sordas

La innovación tecnológica y el compromiso ciudadano son aliados para la acceso de las personas sordas a la educación, la cultura y el empleo

- PUBLICIDAD -
hhh

En España se estima que hay más de un millón de personas con algún tipo de discapacidad auditiva, según la Confederación Estatal de Personas Sordas. Es la cifra sobre un colectivo que celebra su semana internacional la última de septiembre siendo este año el día clave este sábado 24. Una jornada para visibilizar la realidad de las personas sordas y para expresar las necesidades en materia de derechos.

Así, por ejemplo, según el Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española, en España hay un intérprete por cada 143 personas sordas, mientras que en otros países de Europa hay uno por cada 10. Las personas sordas, que no sordomudas como erróneamente se les llama a veces, conforman un colectivo tan diverso como cualquier otro. Por poner algunos ejemplos, depende del tipo de discapacidad auditiva, del momento o del lugar de su aparición o del grado de pérdida auditiva. La realidad es que todas las personas que conforman el colectivo tienen una misma necesidad: acceder a la comunicación y a la información de su entorno sin barreras de ningún tipo.

Son numerosas las iniciativas que se impulsan para que la reivindicación se convierta en realidad. Por ejemplo para romper la brecha digital que se presenta ante las personas sordas. Para ello, en el barrio granadino del Albayzín, por ejemplo, se imparten clases de informática con una intérprete en lengua de signos. Clases adaptadas a las necesidades del colectivo sordo para acceder a la misma oferta educativa que las personas oyentes.

En el terreno de la formación también son importantes y útiles proyectos como el de un grupo de investigadores de la Universidad de Almería. Han diseñado un software que ayuda a los alumnos sordos a aprender a leer, uno de los mayores retos a los que se enfrentan en la escuela. El bajo porcentaje de personas sordas con estudios superiores se debe, en parte, a las dificultades de comprensión lectora. Una realidad para la que la innovación tecnológica podría tener solución.

El acceso a la cultura es otro de los retos de las personas sordas. Para ello es importante la lectura como también lo es, por ejemplo, la adaptación de museos y teatros a la lengua de signos. Por ello apuesta Dinamo de Creación, una compañía de teatro que concibe sus obras como arte accesible para las personas sordas.


Los retos de la comunidad sorda pasan por la igualdad de oportunidades para acceder a la educación, la cultura, el empleo. Las personas sordas no pueden permitirse dar ni un paso atrás en una sociedad que a menudo se lo pone difícil. El resto de la sociedad tampoco. Y para ello la innovación tecnológica y el compromiso ciudadano son fundamentales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha