eldiario.es

Focos

José Luis Gallego

Divulgador ambiental y escritor, ha publicado más de una veintena de libros sobre naturaleza y medio ambiente. Colaborador habitual de radio y televisión, ha presentado y dirigido varias series y documentales para TVE y TV3 y es el experto en medio ambiente del programa Julia en la Onda, de Julia Otero, en las tardes de Onda Cero.

El cambio climático cambiará el vino

Los últimos datos del Ministerio de Agricultura sobre la evolución del viñedo en España muestran una doble tendencia inquietante. Por un lado dejan claro que el cultivo de la vid sigue en caída libre. En 2016 la superficie se mantuvo por debajo del millón de hectáreas. En concreto se cultivaron en todo el país 955.717 hectáreas de vid, lo que representa un 42% menos que en 1980, cuando los viñedos ocupaban 1.642.622 hectáreas.

Pero junto al descenso de la superficie de cultivo, lo que llama la atención es el cambio que está experimentando el mapa de distribución de la viña por comunidades autónomas, con una clara tendencia a desplazarse hacia el norte. Y aquí es donde cabe abrir un paréntesis para hablar de vino y cambio climático.

Seguir leyendo »

Un poco de respeto al agua

El agua es de todos y de la naturaleza. Nadie puede ni debe tratarla como una mercancía, ni relacionarse con ella con afán de lucro. Porque el agua no es un negocio sino bien común, un elemento esencial para la vida y un recurso básico para el mantenimiento de los ecosistemas. Por ello, Naciones Unidas reconoce el acceso al agua potable y de saneamiento como un derecho humano básico

Ahora bien; dicho esto, conviene destacar que en nuestro país el agua no pertenece a ninguna empresa o corporación. Es de titularidad pública. Siempre lo ha sido y siempre lo será. Nadie debería intentar confundir a la opinión pública al respecto de esta realidad incuestionable. Otra cosa es el modelo aplicado a su gestión, que puede ser público, mixto o privado. Pero el agua es de todos, quien diga lo contrario miente y mentir sobre el agua es una forma de lucrarse de la misma.

Seguir leyendo »

Presupuestos contra natura

La conservación de la naturaleza sigue siendo una cuestión menor para este Gobierno, como lo demuestra el nuevo recorte a las políticas medioambientales en los Presupuestos Generales del Estado. Siempre me he preguntado por qué los políticos conservadores son tan poco conservacionistas. Por qué muestran tanta afición por determinadas actividades extractivas vinculadas al medio natural y tan poco interés por las destinadas a su conservación y custodia, como por ejemplo el mantenimiento de los Parques Nacionales.

Nuestra red de Parques Nacionales es una de las principales del mundo y la segunda más antigua tras la de Estados Unidos. Se inauguró en 1916 con la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, hoy en día integrado en el Parque Nacional Picos de Europa; y actualmente está formada por 15 espacios protegidos que ocupan en su conjunto 384.000 hectáreas que se extienden por 19 provincias y 12 comunidades autónomas, lo que equivale a un 0,7% del territorio estatal.

Seguir leyendo »

¿Permiso? ¿Qué permiso? Tú ve talando

Este lunes acudí a Salamanca junto a mi compañera Esther Eiros, directora y presentadora del programa 'Gente Viajera' de Onda Cero, para inaugurar la Semana Verde de su Universidad. Al llegar nos recibió un grupo de manifestantes de la Plataforma Stop Uranio para protestar contra la mina de uranio que la empresa australiana Berkeley pretende explotar en las dehesas de Retortillo.

Situado al oeste de la provincia, se trata de un paraje natural de alto valor ecológico, incluido en la Red Natura 2000. Un paisaje característico del bosque mediterráneo, poblado de encinas centenarias y donde crían varias especies amenazadas. O mejor dicho, criaban, porque las obras están en marcha.

Seguir leyendo »

Del niño de Félix al chaval del móvil

Una de las principales trabas a la conservación de la naturaleza es el desencuentro con los jóvenes. Salvo maravillosas y esperanzadoras excepciones, la inmensa mayoría de ellos no sale al campo ni muestra interés por lo que le sucede. Y eso es un riesgo para nuestro futuro como especie.

Porque si avanzamos en ese desencuentro, si seguimos distanciándonos de la naturaleza, generación tras generación, quizá llegue el día en que pensemos que podemos prescindir de ella, y ese día estaremos perdidos.

Seguir leyendo »

Reutilizar el agua para ayudar a la naturaleza

No me lo puedo creer ¿en serio? ¿una nutria? No puede ser ¿en este tramo de río? ¡Qué pasada! Mis palabras brotan a pie de cauce, mientras paseo por uno de los tramos más contaminados de nuestro mapa fluvial hasta hace poco: la desembocadura del río Llobregat, en el municipio de El Prat, provincia de Barcelona.

Converso con el técnico de biodiversidad de las Reservas Naturales del Delta del Llobregat, donde pasé buena parte de mi adolescencia persiguiendo pájaros, prismáticos en ristre, y anotando lo que veía en mi cuaderno de campo. A pesar del tránsito incesante de aviones (el lugar está pegado al aeropuerto) aquel aguazal, rodeado de infraestructuras y polígonos industriales, era y sigue siendo un aula de naturaleza al aire libre.

Seguir leyendo »

Aquí no hay playa

La imagen que nos acompaña la he obtenido esta semana con la cámara del teléfono móvil. Es, o mejor dicho era, la playa de Pineda de Mar: un municipio costero de la comarca del Maresme, en la provincia de Barcelona. Merece la pena que le echen un vistazo mientras la comentamos, aunque es posible que la conozcan pues se repite a lo largo de nuestra costa mediterránea.

Esos bloques de hormigón que se desmoronan sobre las rocas daban forma hasta hace poco a un agradable carril bici que iba bordeando el paseo marítimo. Las palmeras, que ahora se sostienen como estatuas temblorosas sobre su cadalso, crecían ayer en tierra firme rodeadas de jardines. Los cables y las tuberías que aparecen destripados sobre la arena estaban bajo tierra. El temporal lo ha descuajado todo.

Seguir leyendo »

Acaben con el buzoneo

Siguen pasando de mí. Hace años pedí a los del supermercado que dejaran de echarnos su folleto semanal en el buzón porque va directamente al cubo de reciclaje, sin mirarlo siquiera. Pero no hay manera.

Lo mismo ocurre con el folleto de la pizzería, el periódico de los del "yo no soy tonto" con los chollos en electrónica, el del 3x4 en neumáticos del taller o los tarjetones del "compro oro", entre muchos otros. Según nuestros cálculos, el 80% de lo que llega al buzón es propaganda indeseada: un absurdo derroche de recursos naturales que no hay manera de atajar.

Seguir leyendo »

La carne que comemos

Hay libros que no son libros, son relámpagos. La carne que comemos, del activista británico en defensa de los animales Philip Lymbery, es uno de esos libros. El año pasado mi editora en Alianza Editorial me propuso participar en la edición en castellano de esta obra que acaba de llegar a las librerías. Recuerdo que cuando recibí el original y empecé a leer sus páginas entendí al instante que aquello me iba a causar problemas de conciencia. Y así fue.

En mi opinión la divulgación ambiental, tanto si se ejerce desde un diario, una radio, un libro o una sala de conferencias no solo debe informar sino que ha de aspirar a cambiar hábitos. Y para cambiar hábitos hay que llegar al corazón de la gente: un lugar al que nunca se accede desde el dato y la estadística. Con eso solo se llega al cerebro.

Seguir leyendo »

Cerezas en febrero o los placeres estúpidos

En el mercado barcelonés de la Boqueria y en pleno mes de febrero varias paradas de fruta ofrecen al visitante apetitosas cerezas de grueso calibre. Arracimadas sobre los mostradores, resulta difícil resistirse a la tentación. Al pararme a observarlas una amable dependienta me ofrece una para que la pruebe. "¿Cuánto le pongo? Están riquísimas –me dice– vienen de Chile". "Muchas gracias –le respondo– pero prefiero esperar a las nuestras". 

Al salir a la Rambla veo a un joven montado en su bicicleta que estaba comprando cerezas en la parada y las lleva colgando del manillar. Me entran ganas de hablarle de las contradicciones en las que solemos caer y explicarle que el precio de esas cerezas no refleja su coste real, y no hablo de dinero. Pero me contengo. Prefiero no enfrentarle a la estupidez que acaba de cometer ( estupidez: torpeza notable en comprender las cosas).

Seguir leyendo »