eldiario.es

Focos

José Luis Gallego

Divulgador ambiental y escritor, ha publicado más de una veintena de libros sobre naturaleza y medio ambiente. Colaborador habitual de radio y televisión, ha presentado y dirigido varias series y documentales para TVE y TV3 y es el experto en medio ambiente del programa Julia en la Onda, de Julia Otero, en las tardes de Onda Cero.

Basta de difamar al lobo

El trato que recibe la información relacionada con la naturaleza en la prensa generalista deja mucho que desear. Y no me estoy refiriendo a la abundancia de titulares al estilo “una manada de buitres” con los que muchos diarios, algunos de tirada nacional y reconocido prestigio, abren sus crónicas. Me refiero a la cantidad de tópicos, prejuicios y embustes con los que muchos informadores (que no periodistas) las elaboran. Especialmente cuando se atreven a informar del lobo sin saber absolutamente nada del lobo.

Uno entiende que la base de este bello y noble oficio consiste en acumular conocimiento antes de compartirlo desde el respeto al conocimiento. En ese respeto se basa la teoría de las cuatro ces, según la cual es necesario conocer, comprender y contrastar antes de contar y hacerlo siempre por ese orden. Por eso no entiendo como alguien se atreve a contar la naturaleza sin conocer la naturaleza, para acabar contando que los buitres vuelan en manada.  

Seguir leyendo »

Hola, tienes un mensaje del gorrión

Vuestras ciudades son cada vez más irrespirables, por eso estamos desapareciendo de ellas. En 2016, y a pesar de que nos elegisteis Ave del Año, hemos perdido a un 7% de los nuestros. Es más, en los últimos veinte años nuestras poblaciones han descendido casi un 20 por ciento. Somos 25 millones de gorriones menos que hace dos décadas. Y seguimos para bingo. Porque aunque a la mayoría no os conste nos estamos yendo, poco a poco y por la puerta de atrás. Sin la alarma del águila imperial o el quebrantahuesos, en silencio, pero nos vamos.

La cosa no tiene que ver solo con los que vivimos aquí. En Europa hemos descendido casi un 65% desde 1980. En Londres hemos desaparecido. Mis famosos primos de Hyde Park o de Regent’s Park, aquellos simpáticos "sparrows" que acudían a comer de vuestras manos y se dejaban fotografiar posados graciosamente sobre vuestros sombreros, se han esfumado.

Seguir leyendo »

Te necesitamos para salvarte

Quienes nos dedicamos a promover el cuidado y la mejora del medio ambiente no lo hacemos pensando en nosotros: lo hacemos pensando en todos; incluido tú, por supuesto. No se trata de mejorar la calidad del aire que respiro, sino que respiramos. Ni la del agua que bebo, sino que bebemos.

No cuidamos de mi naturaleza, sino de nuestra naturaleza. No reciclamos para que a mí me vaya bien, sino para que nos vaya a todos mejor. No vemos en el deshielo del Ártico una inquietante señal del futuro que me espera, sino del que nos aguarda a todos si no reaccionamos pronto, incluidos quienes habitarán este maravilloso planeta cuando nosotros ya no estemos.

Seguir leyendo »

Hay que desokupar los ríos

Una vez más el paso de un fuerte temporal de lluvias ha provocado el recrecimiento de los ríos, causando graves daños materiales en las comunidades afectadas por las inundaciones. Y lo que resulta todavía peor, ocasionando de nuevo la pérdida de vidas humanas. Y digo de nuevo porque es lamentable que este tipo de tragedias sigan sucediendo en nuestro país sin que se tome la principal medida para evitarlo: desokupar los ríos.

En España no se respeta el dominio público hidráulico. Decenas de miles de construcciones ilegales se han instalado como okupas en pleno cauce del río, en su ribera, en los cinco metros de zona de servidumbre, en los cien metros de zona de policía o en los márgenes que delimitan la zona inundable.

Seguir leyendo »

La naturaleza no se ama a tiros

Es uno de los mantras más socorridos que vengo soportando por parte de los cazadores: nosotros también amamos la naturaleza y somos indispensables para conservarla. Pero no cuela. Porque lo del cazador conservacionista es un oxímoron como la copa de un pino.

Nadie que haya tenido un encuentro fugaz con un corzo en un claro del bosque puede soportar la idea de ver su cabeza cortada y disecada colgando de una pared. Nadie que ame al más noble y más bello de nuestros animales salvajes, el lobo, puede entender cómo alguien es capaz de abatirlo a tiros y sujetar su sanguinolenta cabeza mientras sonríe a sus seguidores en Facebook.

Seguir leyendo »

Envuelvo luego existo

Esta es la versión más exitosa del pensamiento de Descartes cuando llega la Navidad. No importa el tipo de comercio al que acudamos ni lo que vayamos a comprar, al pasar por caja la frase que pronunciamos es siempre la misma: "Envuélvamelo para regalo, por favor".

Muchos de los que pronunciamos esa frase somos conscientes de que el mejor residuo es el que no se genera y que uno de los preceptos básicos del consumo responsable es el de evitar los envases y envoltorios superfluos. Pero ese nivel de conciencia salta por los aires cuando llegan estas fiestas y entramos en los comercios con la gentil tradición de comprar para regalar. Una bella costumbre que sin embargo nos mete cada año en un lío medioambiental tan serio como absurdo. Porque si estamos de acuerdo en que la esencia del regalo es el envoltorio también deberíamos estarlo en que el envoltorio es la cosa más superflua del mundo: apenas dos segundos en nuestras manos (¡que será!) y a la basura.   

Seguir leyendo »

No habrá comida para todos

Esa es la realidad. La ecuación es muy sencilla. A finales de siglo habrá que alimentar a una población de 10.000 millones de seres humanos. Para ello deberíamos pasar de los 9.000 millones de toneladas de alimentos que producimos anualmente a más de 15.000. Sin embargo, el cambio climático nos está dejando cada vez con menos terrenos cultivables.

Actualmente, el 33% de la superficie cultivada del planeta sufre un acelerado proceso de degradación como consecuencia del avance de la desertificación, la intensificación de los cultivos, la salinización de los acuíferos y la compactación y contaminación química de los suelos. Luego, o recurrimos al milagro de la multiplicación del pan y los peces, o no habrá comida para todos.

Seguir leyendo »

Los peligros a los que se enfrenta el Parque Nacional de Doñana

Seguir leyendo »

Ultrajar la naturaleza sale gratis

Si un delincuente entrase en el Museo del Prado y rociara con un espray de pintura negra Las Meninas, la noticia saltaría al instante a la primera plana de los digitales, se incorporaría con urgencia a las tertulias de radio, abriría todos los telediarios y generaría una gran conmoción social.

De igual modo, si un perturbado accediese a la Basílica del Pilar y se atreviera a profanar la sagrada imagen de la virgen causándole algún daño, sería inmediatamente detenido y encarcelado en espera del ejemplar castigo que le sería impuesto por tan incalificable agravio.

Seguir leyendo »

La trampa del 3x2 llena la basura de comida

El ratoncito está a punto de caer en la trampa del súper. Tres kilos de naranjas, dos euros: cinco kilos, tres. Yo no soy tonto. Y como no soy tonto me llevo la bolsa de cinco kilos por tres euros. Pero resulta que como no como tanta naranja, al cabo de una semana todavía me queda media bolsa y finalmente las tengo que tirar a la basura porque han empezado a florecer. Si. Soy tonto. Mi bolsa era la de tres kilos. He vuelto a caer en la trampa.

Las estrategias de mercado con las que las grandes cadenas de distribución intentan que compremos más de lo que necesitamos (tipo 3x2, segunda unidad a mitad de precio y el resto de reclamos) persiguen un solo objetivo: que almacenemos nosotros la mercancía en casa para que ellos puedan trabajar con el mínimo stock. Por eso la leche y el caldo vienen también en packs de 6 unidades, los yogures de 8, el papel higiénico de 24 y las latas de refresco de 36. Su objetivo no es fomentar el consumo responsable, sino estimular el derroche y colocarnos el mayor volumen de mercancía por unidad de venta.

Seguir leyendo »