eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lucrecia Hevia

Más de veinte años de experiencia en el periodismo y la comunicación, ha trabajado, entre otras cosas, como Redactora Jefe de Andalucía para 20 minutos, y su actividad más reciente está vinculada al periodismo científico y a las Redes Sociales. Ahora dirige eldiario.es/andalucia.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3020

¿Nos estamos olvidando de los niños?

"Los niños pueden ser brutos y las niñas educadas". "Se meten con mi amigo porque lleva una camiseta rosa". "Niño, deja ese carrito que eso es de niñas". "Todo el mundo sabe que las niñas no juegan al fútbol igual que los niños". "Mi amigo quería venir con falda y al final le ha dado vergüenza". Parecen lugares comunes, pero son frases reales. Escuchadas en diferentes escenarios con protagonistas infantiles. En España. Siglo XXI. Certifican que tenemos que seguir trabajando en igualdad, sin duda. Porque avanzamos pero no al ritmo al que a muchas y muchos nos gustaría. Prueba de ello es la respuesta virulenta del nuevo machismo. Se rearman, luego avanzamos. Certifican que, al tiempo que peleamos día a día, y con dificultades, en empoderar a las niñas, quizás, y sólo quizás, estamos olvidando un poco a  los niños en este capítulo.

Porque esos niños son los que tendrán que crecer y trabajar por la igualdad, que corresponsabilizarse de la vida con sus parejas, que respetar y respetarse. Serán los que expresen sus sentimientos con esfuerzo y libertad, sin la losa del "los chicos son los fuertes". Serán los que se permitan ser débiles. Ellos serán los que hablen con igual respeto y conocimiento de Velázquez o de Sofonisba Anguisola, de Gandhi o de María Zambrano. Los que se escandalicen cuando alguien mande a fregar a una mujer por ser mujer. Los que hayan aprendido a cuidar. Serán algunos de los que tengan que afear al que se permite tocarle el culo a una chica en el autobús, en el metro o en una bulla porque sí. Que se pregunten por qué hay hombres que se sienten con derecho de abusar de menores. Serán los que no entiendan cómo cinco jóvenes se sienten con autoridad y derecho a acorralar a una chica en un portal y violarla entre todos, así, porque pueden.

Seguir leyendo »

La polémica del órgano que rompió la paz del convento

Las clarisas de Santa Inés intentan que su rutina prosiga entre rezos y despachando por el torno los dulces que anuncia el olor a canela de la calle Doña María Coronel de Sevilla. Pero el teléfono de la priora y el timbre del convento no dejan de sonar, con periodistas o gente que llama para mostrarles su simpatía u ofrecerles ayuda, desde que se supo que la Junta de Andalucía les ha abierto un procedimiento sancionador de 170.000 euros por encargar sin permiso la restauración del órgano que inspiró la leyenda Maese Pérez el organista de Gustavo Adolfo Bécquer.

El procedimiento contra ellas se incoó el pasado 2 de noviembre por infracciones tipificadas en la Ley del Patrimonio Histórico de Andalucía, dado que esta restauración exige notificación a la Junta de Andalucía por estar el instrumento, obra de Francisco Perez Valladolid de finales del XVII, catalogado como un bien de interés cultural (BIC), como lo es este edificio eclesiástico desde 1983.

Seguir leyendo »

Juan el distraído y la solidaridad

Uno de mis cuentos favoritos, del italiano Gianni Rodari, es aquel en el que Juan el distraído sale de casa cada día y, por su mala cabeza, va perdiéndolo todo: un pie, un brazo, la nariz, las orejas… gente amable que se encuentra sus pedazos los lleva a su casa donde su madre, al final del día, recompone al niño. Él, satisfecho, cree haber puesto toda la atención del mundo en no dejarse nada por ahí. A mí me pasa. Llevo tres semanas con un par de jerseys perdidos por casa y algún día encontraré el lugar en el que se esconden un buen puñado de copias de llaves. Aunque no todo lo que pierdo son las llaves.

Me pasa que, en estos tiempos en los que cada día es un día histórico, tengo la sensación de que nos vamos dejando los pedazos por las calles, como Juan, a golpe de crisis eterna, de momentos excepcionales y de jornadas épicas. Y si sumamos los días, los pedazos dejan de ser anécdotas para ser asuntos importantes. Una de esas cosas es la solidaridad. Suena típico, clásico. Sin embargo, ¿no acabamos de pillar el concepto?

Seguir leyendo »

El desconcierto que nos une: una ficción

María se levanta por la mañana y pone la radio como hace siempre. Le gusta escuchar las tertulias y cambiar de emisora mientras desayuna. Le gusta tener esa sensación de estar al día a pesar de sus 82 años. Pero lleva unos días, por no decir semanas, en los que no entiende nada. Ella no entiende a los independentistas catalanes. Sabe que suena antigua, porque lo primero que pensó es que esto se arreglaba con los tanques. Pero claro, en realidad, eso lo dice con el calentón porque de pensar en tanques se le eriza la piel. Si algunos supieran… Lo que sí pide es contundencia. Una contundencia que no parece llegar nunca. No entiende a los políticos, la verdad, con lo clarito que lo ve ella todo. Si no cumples la ley… Pero no quiere que pase nada. Quiere que vuelva el orden, eso es todo. María cambia a una emisora musical porque esta mañana parece que el desconcierto y el desasosiego se le han atado a los años y no le dejan caminar bien.

Nuria se agarra a la almohada aunque lleva despierta horas. Debería dormir más. Pero no será hoy. No irá a clase aunque ha quedado con algunos compañeros a la puerta de su facultad para ayudar en los piquetes. Sus padres la apoyan, cree que está donde tiene que estar. ¿Habrá independencia hoy? ¿Llegará la república independiente? Estaba segura de que iba a ocurrir pero después de lo que pasó ayer... Primero pensó que el president era un traidor. Lo pensaron todos. Luego se echó para atrás y dijo que no convocaría elecciones, y entonces Nuria tendría que haber recuperado la esperanza. Pero está decepcionada y no sabe qué va a pasar hoy. Ella lo que quiere es un mundo mejor, y cree que a una Cataluña independiente le va a ir mejor. Ha soltado la almohada de una vez y se va a tomar su café. Que tiene que llegar a tiempo. Aunque sea con su agujero en el estómago y una bolsa de desconcierto en la mochila.

Seguir leyendo »

Almudena Grandes: "Lo del 1-O fue terrible para todos menos para los culpables: Rajoy y Puigdemont"

Un día después de la jornada del 1 de octubre en Cataluña, era inevitable que, en una entrevista a Almudena Grandes, no salieran preguntas sobre el asunto. Porque Grandes, que ahora presenta Los pacientes del doctor García, nunca ha evitado dar su opinión sobre la realidad política del país. Tampoco hoy. "Lo de ayer fue terrible para todo el mundo menos para los culpables: Rajoy y Puigdemont salieron ganando". Ahora, reflexiona, "el único fin definitivo sería un cambio de gobierno por un gobierno valiente que convocase un referéndum legal". De todos modos, argumenta, como esto "no es una revolución si no un movimiento de arriba a abajo, desde el centro mismo del poder, va a ser más fácil que lleguemos a ver a Rajoy y a Puigdemont dándose la mano, a que se restaure la paz entre los vecinos. Ese es el drama".

Critica lo sucedido, lo que denomina "el folclore barato" de las banderas españolas en los balcones, "porque no hay quien lo entienda" y lo atribuye a la reacción de los bajos instintos ("el problema es que desde el poder, desde el gobierno y la generalitat, se han estimulado los bajos instintos de la gente"). Y ante una realidad en blanco y negro "ultimamente lo veo todo negro", se lamenta. "Si leyeramos más quizás estaríamos por lo menos en una escala de grises".

Seguir leyendo »

Y dos huevos duros

Cuando el riesgo de fanatismo se hace tan evidente, cuando la amenaza está en el aire y todos podemos sucumbir a él, hay un librito al que vuelvo y vuelvo para intentar inmunizarme un poco. Se titula Contra el fanatismo y la firma el escritor israelí Amos Oz. Oz se declara casi experto en la materia y desgrana posibles antídotos: el humor, el conocimiento, la literatura, la imaginación. Y recuerda a Shakespeare, resumiendo su espíritu con un: "todo extremismo que no se compromete a llegar a un acuerdo acaba, tarde o temprano, en comedia o en tragedia".

Allí, al fondo, caminamos al filo de la tragedia. De dramático raya lo cómico. Porque parece un espectáculo tan clásico, tan de comedia de los setenta, que estoy esperando a ver aparecer a Alfredo Landa soltando aquello de "a que no hay huevos".  Porque parece que una parte del problema al que nos enfrentamos se resume en la poco épica frase del "no hay huevos".

Seguir leyendo »

Acuerdo para los presupuestos de 2018 en Andalucía tras aceptar la rebaja del impuesto de sucesiones de C's

Se veía venir. El impuesto de sucesiones quedará al mínimo en Andalucía. El líder de C's en Andalucía, Juan Marín, ofrecerá este miércoles una rueda de prensa para explicar los detalles del acuerdo alcanzado con el PSOE para garantizar su voto en los presupuestos autonómicos de 2018 y que incluye una rebaja en el impuesto de sucesiones y donaciones como la que pedían los de Juan Marín para dejar al mínimo la cifra de los que pagarán este tributo en el territorio.

De este modo, quedarán exentas del pago del tributo las herencias hasta el millón de euros por persona, en lugar de hasta 250.000 como entró en vigor este año, nuevamente por exigencia de C's en el caso de los familiares directos. Se trata de la mayor rebaja fiscal de la historia y supone para el PSOE un importante cesión frente a Ciudadanos que podría pasarle factura electoral tras la intensa campaña en defensa del impuesto que se ha llevado a cabo.

Seguir leyendo »

Machismo, otra vez

Machismo, otra vez. ¿Otra vez lo explicamos? ¿Otra vez hablamos de ello? Pues otra vez. No podemos cansarnos, eso lo sabemos. Pero a veces tengo miedo de pecar de repetitiva, de que muchos columnistas y periodistas hablemos sobre machismo y, claro, los lectores se aburran del tema. Que pierda efecto. Que no sirve para hacer pensar sino para cansar. Pero fíjate que no pasa con otros asuntos de los que se habla todos los días. Hablo de política mucho más a menudo. Pero llega el día en el que quiero hablar de machismo y me sale una vena prudente y creo que equivocada. Un no queremos molestar más de la cuenta. Un poso culpable sin sentido.

Yo lo atribuyo al machismo tal cual. Porque sí, soy machista, aunque pelee cada día por no serlo. No me enorgullece pero asumo que la inercia, las costumbres, y siglos a nuestras espaldas nos revelan comportamientos, gestos y actitudes machistas cuando menos nos lo esperamos. Están en las esquinas de nuestra mente agazapados para saltar. Y hay que llevar las gafas puestas, hay que estar bien alerta, para ver lo que tenemos delante. Por eso esta necesidad de hablar, de superar una sociedad que no es justa con las mujeres, una historia.

Seguir leyendo »

Susana Díaz desafía su mala racha sacando músculo en el congreso del PSOE andaluz

'Andalucía, la fuerza socialista'. Es un lema, sin duda, cargado de ánimo reivindicativo de la federación del sur, una suerte de ejercicio de motivación. Ya lo anunció Juan Cornejo a principios de mes, que  reclamarían "su voz" en el partido a nivel nacional, entre otras cosas, por su capacidad de gobierno. Parece una forma de conjurar los fantasmas de la derrota de su líder Susana Díaz en las primarias nacionales; quizás también un desafío a la mala racha y al 13 que acompaña la cita. Porque este será el lema que arropará a los socialistas andaluces en XIII Congreso Regional que se celebra este fin de semana en el Hotel Renacimiento de Sevilla.

La cita, en la que se trabajará en tres comisiones (Igualdad y progreso para un nuevo tiempo, Economía al servicio de las personas y El PSOE-A, a la vanguardia de la calidad democrática) apuntalará este espíritu reivindicativo de fuerza del sur con la celebración de la exposición conmemorativa de los 40 años del partido en la región (antes incluso que el PSC, apuntan) y la coincidencia con los 40 años de las manifestaciones por la autonomía del 4 de diciembre.

Seguir leyendo »

La normalidad

"Los lunes suele haber un repunte en todas las urgencias de España, es un fenómeno descrito, y eso entra dentro de la normalidad". Esa fue una de las respuestas oficiales desde el hospital andaluz Virgen de Valme  tras preguntar por una mujer de 96 años , que permaneció cuatro horas en la sala de espera con signos de deshidratación, y tras haber recibido la extremaunción en su residencia. El proceso y los plazos del protocolo son "los normales". En esta ocasión, respuesta vino desde el Hospital Virgen del Rocío tras dar cuenta del caso de una persona con lesión medular que había recibido un traslado a un centro especializado, pero no había tenido noticia cuatro meses después. Lo normal. Dos respuestas oficiales de normalidad en una semana.

Cuando se realiza una crítica a un acto médico concreto, casi siempre se ponen sobre la mesa como respuesta los miles de actos médicos que se llevan a cabo en un solo día en una región como Andalucía. "Es lógico que se comentan errores". De acuerdo. También se pone sobre la mesa que, a veces, se abusa del servicio de urgencias con “dolencias pamplina” que se podrían solucionar en un centro de salud de atención primaria. De acuerdo. Pero muchos hemos estado sentados en una sala de espera, con preocupación, y perdiendo un poco la fe en el sistema por cada hora que pasaba.

Seguir leyendo »