eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una ley para dejar las calles desiertas

El Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, que se ha aprobado hoy en el Congreso (con 23 votos a favor, del PP, y 17 en contra, del resto de partidos), pasará al Pleno, posiblemente, a mediados de diciembre. Después, al Senado. Si se aprueba tal y como está, tendremos serias dificultades para poder decir #YoSiQuieroProtestar tal y como ha hecho Amnistía Internacional y No Somos Delito esta mañana. Estamos de cuenta atrás ante una ley que quiere dejar las calles desiertas y las bocas cerradas.

- PUBLICIDAD -
Manifestarse y “perturbar gravemente la seguridad ciudadana” con un acto en el Congreso, el Senado, o en las Asambleas legislativas, aunque no estén reunidas las Cámaras: entre 601 y 30.000 euros de multa. A pesar de que no queda claro de qué tipo de perturbaciones se habla, sí parece que las instituciones quedarán blindadas y alejadas, o incluso sordas, ante la disconformidad ©AI

Manifestarse y “perturbar gravemente la seguridad ciudadana” con un acto en el Congreso, el Senado, o en las Asambleas legislativas, aunque no estén reunidas las Cámaras: entre 601 y 30.000 euros de multa. A pesar de que no queda claro de qué tipo de perturbaciones se habla, sí parece que las instituciones quedarán blindadas y alejadas, o incluso sordas, ante la disconformidad ©AI

Manifestaciones espontáneas, en las que no haya sido posible notificar, aunque no haya habido incidentes: hasta 600 euros. Amnistía Internacional ya denunció que el aumento de las multas podría ser una manera de disuadir a las personas de acudir a las protestas, pero las autoridades no parecen querer proteger el derecho de reunión © AI

Manifestaciones espontáneas, en las que no haya sido posible notificar, aunque no haya habido incidentes: hasta 600 euros. Amnistía Internacional ya denunció que el aumento de las multas podría ser una manera de disuadir a las personas de acudir a las protestas, pero las autoridades no parecen querer proteger el derecho de reunión © AI

Grabar imágenes “no autorizadas” de los agentes de policía en el ejercicio de sus funciones: hasta 30.000 euros. Los vídeos y las fotografías de las manifestaciones en España han dejado claro el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes en los últimos años. Ahora, además, se amplían los poderes policiales y el número de sanciones, mientras la impunidad permanece intacta. Documentar abusos por parte de los agentes será cada vez más complicado bajo la amenaza de esas multas © AI

Grabar imágenes “no autorizadas” de los agentes de policía en el ejercicio de sus funciones: hasta 30.000 euros. Los vídeos y las fotografías de las manifestaciones en España han dejado claro el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes en los últimos años. Ahora, además, se amplían los poderes policiales y el número de sanciones, mientras la impunidad permanece intacta. Documentar abusos por parte de los agentes será cada vez más complicado bajo la amenaza de esas multas © AI

Las faltas de respeto y consideración a las fuerzas y cuerpos de seguridad: hasta 600 € de multa. Es decir, aumentará el control a los manfiestantes, en contraste al control a la policía, porque no van a existir mecanismos independientes de supervisión de la actuación de los agentes y de rendición de cuentas © AI

Las faltas de respeto y consideración a las fuerzas y cuerpos de seguridad: hasta 600 € de multa. Es decir, aumentará el control a los manfiestantes, en contraste al control a la policía, porque no van a existir mecanismos independientes de supervisión de la actuación de los agentes y de rendición de cuentas © AI

También el derecho de informar estará amenazado: sin libertad de información, no se pueden documentar de manera independiente violaciones de derechos. Diversos organismos internacionales han alertado de la importancia de que no sólo los periodistas, sino también los y las ciudadanas, documenten estas situaciones. No exigimos algo tan difícil: pedimos que se respeten los derechos humanos a la hora de legislar © AI

También el derecho de informar estará amenazado: sin libertad de información, no se pueden documentar de manera independiente violaciones de derechos. Diversos organismos internacionales han alertado de la importancia de que no sólo los periodistas, sino también los y las ciudadanas, documenten estas situaciones. No exigimos algo tan difícil: pedimos que se respeten los derechos humanos a la hora de legislar © AI

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha