eldiario.es

Menú

El CatSalut prevé que centros privados asuman parte de la atención sociosanitaria en el Maresme

El Ayuntamiento de Mataró, trabajadores y usuarios de los centros que gestiona el Consorcio Sanitario del Maresme rechazan el Plan Director del CatSalut porque consideran que es un documento hecho para justificar el traslado de camas del sociosanitario Sant Jaume

De aplicarse lo previsto en el Plan Director, el consorcio saldría perdiendo en la redistribución de recursos, que beneficiaría a proveedores de titularidad privada con ánimo de lucro, como el Centro Geriátrico de Mataró (de la empresa Hestia)

- PUBLICIDAD -
Un dels lemes de la manifestació: " l'Hospital Sant Jaume, no es toca" .

Un hombre luce el cartel de la manifestación el sábado pasado convocada bajo el eslogan "l'Hospital Sant Jaume no es toca" SANDRA LÁZARO

Semanas después de que se suspendiera la autonomía de gestión del Consorcio Sanitario del Maresme, el rechazo por parte del Ayuntamiento de Mataró y los trabajadores y usuarios de los centros que gestiona el consorcio a las novedades que les llegan desde el CatSalut persiste. Si la decisión de suspender la autonomía de gestión a raíz del déficit del Hospital de Mataró no gustó, ni tampoco lo hizo el Plan de Reequilibrio que proponía Salut para equilibrar los números, ahora es el turno del Plan director presentado por el CatSalut.

El Plan Director, según el Ayuntamiento, trabajadores y usuarios de los centros que gestiona el CSdM, es cortoplacista y no es más que un documento para justificar el traslado de 40 camas del Hospital Sant Jaume (centro sociosanitario) al Hospital de Mataró (de agudos) -y que movilizó vecinos y trabajadores el pasado sábado. Además, pero, también critican que el plan prevé derivaciones a centros con ánimo de lucro, lo que consideran actuaciones de carácter privatizador.

Una proyección a corto plazo

En la resolución inicial que aprobó el pleno del ayuntamiento -y que contaba con el apoyo de todos los grupos municipales- se pedía que el Plan Director determinara "cuáles eran los recursos estructurales necesarios para realizar la actividad asistencial con una proyección a medio-largo plazo en función de la evolución demográfica".

La proyección del CatSalut pero es a corto plazo y no a medio plazo, ya que se hace a cinco años vista (2015-2020) y no a diez años vista (2015 hasta 2025). Esto implica una previsión de recursos de acuerdo con unas proyecciones demográficas y no otras, ya que según el IDESCAT mientras que el incremento de población mayor de 64 años -que se ajusta al perfil de usuario de un centro sociosanitario- para el 2020 es del 12%, para el 2026 este porcentaje aumenta hasta 30 (más del doble). "No queremos que dentro de diez años haya saturación de los servicios sociosanitarios", asegura a Catalunya Plural el regidor de Salud del Ayuntamiento de Mataró Joan Vinzo.

Drenaje de camas a centros privados con ánimo de lucro

En una carta que envió Vinzo al director del CatSalut tras analizar el plan, desde el Ayuntamiento se considera que en cuanto la asignación de camas a los proveedores del territorio del Maresme central "el CSdM sale perdiendo con una redistribución de recursos hacia proveedores de titularidad privada".

Sobre este punto, varias fuentes del comité de trabajadores y de la Coordinadora en defensa de la Sanitat Pública a Mataró consultadas por este diario coinciden también en destacar que en el fondo el Plan Director prevé el traslado de camas a empresas privadas con ánimo de lucro. Vinzo recuerda que el sociosanitario es un sector "estratégico", ya que aumentará la actividad asistencial o la demanda de servicios.

Según ha podido saber Catalunya Plural, el Plan Director expone que "se ha trabajado con la contratación de todos los centros sociosanitarios que dan atención a la población del Maresme Central dentro del SISCAT (Sistema Integral de Salut de Catalunya) y que tienen contrato con el CatSalut". Estos centros son el Casal de Curació de Vilassar de Mar, la Residencia Geriátrica l'Estada de Sant Andreu de LLavaneres y el Centro Geriátrico de Mataró (de la empresa Hestia). De acuerdo con el documento, mientras que el Consorcio Sanitario de Mataró pasaría de tener un total de 86 camas a tener 72 en 2020, Hestia pasaría de las 83 actuales a 93 en 2020, ya que a pesar de que perdería algunas camas de larga estancia se haría con 30 camas de psicogeriatría. También saldría ganando el Casal de Vilassar, que pasaría de 65 a 69. L'Estada, en cambio, mantendría los 55 actuales.

En la práctica supondría el desmantelamiento del Hospital de Sant Jaume, ya que actualmente cuenta con 72 camas, de las cuales 42 se trasladarían al Hospital de Mataró, en una primera fase en la primavera de 2016, y 30 a Hestia, en una segunda fase en septiembre de 2016.

¿Por qué un Plan Director?

El Ayuntamiento pidió una moratoria de la puesta en marcha del Plan de Reequilibrio previsto en el reordenamiento de los recursos sanitarios en la zona en los próximos dos años -las 40 camas de Sant Jaume al Hospital de Mataró-. Concretamente, pedía que el Consorcio Sanitario del Maresme y el Departament de Salut elaboraran un Plan Director Sociosanitario que determinara las necesidades de la población, y en consecuencia los recursos que se tenían que destinar, antes de mover ninguna cama.

Este plan pero, que ya se dio a conocer hace unos días a los miembros del Consejo Rector del Consorcio y que se ha presentado este miércoles a los trabajadores del comité, no ha gustado porque no cumple con las demandas que se habían hecho. Además, tanto desde el Ayuntamiento como desde el Comité de empresa destacan negativamente el hecho de que el Plan Director presentado no haga ninguna previsión de ampliación del Consorcio Sanitario del Maresme por medio de un centro sociosanitario nuevo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha