eldiario.es

Menú

CATALUNYA

C's y PP ven los cambios en el Govern de Puigdemont como la "agonía" final del proceso soberanista

Inés Arrimadas califica la crisis en el Ejecutivo catalán como "los últimos momentos del proyecto separatista"

Para Xavier García Albiol es "un episodio más de descrédito" que solo servirá para alargar lo que él considera una "agonía"

Joan Coscubiela (CSQEP) reprocha a Puigdemont que se aleje de un referéndum “efectivo, con garantías y reconocimiento internacional”

39 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Arrimadas dice que los cambios en el Gobierno catalán son "los últimos momentos del proyecto separatista"

Inés Arrimadas

Los partidos más beligerantes con el proceso soberanista catalán, Ciudadanos y el Partido Popular, ven en esta nueva crisis en el Govern de Carles Puigdemont una agonía del proyecto independentista. Inés Arrimadas, líder del partido naranja en Catalunya, ha asegurado en declaraciones poco antes del anuncio sobre los cambios en el Ejecutivo que se trata de "los últimos momentos del proyecto separatista". 

Arrimadas ha calificado los cambios de purga y ha destacado que "la única buena noticia es que queda poco para ver que se acaba ya" el proceso soberanista, ha informado Ciutadans en un comunicado. "Se había dicho que había muchos 'Baigets', mucha gente que decía a Puigdemont que esto era una locura", ha añadido en referencia al cese del exconseller Jordi Baiget por dudar del referéndum.

La responsable catalana de Ciutadans ha pedido a Puigdemont que ponga "las urnas de verdad" y convoque elecciones autonómicas, y ha erigido su partido como la alternativa democrática que puede hacer de interlocutor con el Gobierno central. 

Por su parte, el presidente del PP de Catalunya, Xavier García Albiol, ha valorado la remodelación del Govern como "un episodio más del descrédito" en que defiende que se encuentra el proceso soberanista. En una entrevista de Ràdio 4 ha reclamado que Puigdemont convoque elecciones autonómicas de manera inmediata en septiembre para no "alargar más la agonía".

Albiol ha lamentado que Puigdemont salga con "un conejo en la chistera" con estos cambios en su Ejecutivo y le ha afeado que lleve a Catalunya a un callejón sin salida. Ha asegurado asimismo que el día 2 de octubre el Gobierno español seguirá dialogando con Catalunya, pero ha advertido que los que hayan "intentado romper Catalunya tendrán que asumir las consecuencias".

El lider del PP ha pedido también que su partido, Cs y PSOE dejen de lado sus diferencias y se pongan de acuerdo en lo importante: "Poder afrontar los meses que vienen con las máximas garantías de que los que quieren llevar a cabo un golpe de Estado en Catalunya no se salgan con la suya".

CSQEP: "Estamos a 78 días de la celebración del 1-0"

Desde Catalunya Sí que es Pot (CSQEP) han valorado los cambios como “una crisis que expresa la debilidad del Govern” y que tienen como objetivo “hacer una pugna interna dentro de JxSí para ver quién sale ganando del 1-0”. Lo ha dicho el portavoz del grupo parlamentario, Joan Coscubiela, que ha asegurado el anuncio del Govern “hace saltar por los aires” la posibilidad de avanzar hacia un referéndum “efectivo, con garantías y reconocimiento internacional”.

“Estamos a 78 días de la celebración del 1-0”, ha recordado Coscubiela a Carles Puigdemont, señalando que “cada día que pasa está más lejos el referéndum que defiende Catalunya Sí que es Pot”. De hecho, el portavoz ha remarcado el papel de aquellos que quieren un referéndum con garantías tras la fecha señalada. “No serán Puigdemont ni JxSí quien nos lleven al referéndum que queremos y tendremos que ser otros los que después rehagamos acuerdos y compromisos”, ha dicho.

La CUP critica la falta de preparación del Govern

A la CUP no le ha sorprendido la crisis del Govern de Puigdemont. Según ha lamentado Núria Gibert, miembro del secretariado nacional del partido, "ni todo estava preparado" para el 1-O "ni se había formado un gobierno para la ruptura", algo que han querido valorar como "muy preocupante". Desde la CUP aseguran que la que se ha vivido este viernes era una crisis "latente" en el Ejecutivo catalán. 

A la vez que se felicitaban por tener por fin un Govern dispuesto a llevar a cabo el referéndum, desde la CUP han querido dar otro paso más allá y han pedido que ahora "hay que poner orden también en todos los ayuntamientos para que quien tenga dudas [sobre el 1-O] haga un paso al lado", ha afirmado Gibert. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha