eldiario.es

Menú

Epigrafías mudéjares del siglo XIV en el Archivo Provincial de Toledo

Han finalizado los trabajos de descubrimiento y restauración de la decoración y parámetros en la Sala Mudéjar

La intervención ha sido promovida por el Instituto del Patrimonio Cultural de España

- PUBLICIDAD -
Restauración en la Sala Mudéjar del Archivo Histórico Provincial de Toledo

Restauración en la Sala Mudéjar del Archivo Histórico Provincial de Toledo

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha  finalizado los trabajos de estudio, descubrimiento y restauración de la  decoración y paramentos de la sala mudéjar del Archivo Histórico  Provincial de Toledo. La intervención, que ha durado 11 meses y ha  supuesto una inversión 125.840 euros, ha sido realizada por el Instituto  del Patrimonio Cultural de España (IPCE) y ha permitido dar a conocer  un espléndido conjunto decorativo polícromo de yeserías y epigrafías  mudéjares que se remonta al siglo XIV.

Los trabajos han permitido estudiar el espacio desde varios puntos de  vista con el fin de ampliar y profundizar en el conocimiento de su  historia, decoración y construcción. Una vez eliminados los  recubrimientos de yeso que ocultaban la decoración original, y tras su  consolidación material y estructural, se ha puesto al descubierto la  decoración mudéjar de dos espacios singulares que configuraban el  antiguo palacio: una alcoba con cúpula pintada, ornamentada con  variados paños de yeserías talladas, y un salón rectangular por el  que se accede  a través de una gran arco decorado con palmetas.

El  techo del salón es un alfarje dividido por vigas sobre ménsulas,  profusamente decorado por yeserías talladas, destacando el ancho friso  de lacería con los escudos de los promotores, así como la monumental  inscripción árabe de carácter poético que envuelve a cada uno de los  tramos.

Al realizar el estudio de paramentos en el transcurso de la  intervención, se ha confirmado que bajo una bóveda tabicada más  moderna existen otras dos vigas del techo original con sus respectivas  ménsulas y friso decorado. El desmontaje de los falsos muros y su  adecuación espacial permitirían recuperar la fisonomía formal,  decorativa y arquitectónica que tuvo la sala en época mudéjar.

Originariamente la Sala Mudéjar fue parte de uno de los salones de la  casa grande de la familia Barroso, que luego paso a los Niño. A finales  del siglo XVI, estas propiedades fueron donadas a las madres dominicas  que construyeron un convento dedicado a Jesús y María. Más tarde, en  el siglo XVII, se edificó una iglesia contigua que implicó la  remodelación del espacio mudéjar, ocultando todo vestigio de la  anterior decoración, incluso el derribo de una de las alcobas del  antiguo palacio.

En 1984 el Ministerio de Cultura adquirió el convento para su  rehabilitación como sede del Archivo Histórico Provincial de Toledo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha