eldiario.es

Menú

Las dos guerras de Emiliano García-Page

La ruptura del acuerdo con Podemos en Castilla-La Mancha y su dimisión de la Ejecutiva del PSOE han marcado una semana clave para el presidente regional

La Junta da por vigente el pacto con la formación morada y sostiene que ni quieren gobernar con Cospedal ni el PP respalda su programa electoral

En el PSOE castellano-manchego defienden su posición contra Pedro Sánchez: no quieren la abstención pero “no se puede hacer un gobierno con independentistas”

34 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Emiliano García-Page / Foto: EUROPA PRESS

Emiliano García-Page Europa Press

Castilla-La Mancha se ha convertido esta semana en el centro de una batalla política con varios frentes abiertos y numerosas interpretaciones. La ruptura del acuerdo con el PSOE que anunció Podemos el lunes desencadenó un terremoto político en la región al que el presidente regional, Emiliano García-Page no respondió hasta dos días después, dejando la “mano tendida” a la formación morada para seguir llevando a cabo ese acuerdo. Y el mismo día, dimitió como miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE junto con otros 16 miembros declarando la 'guerra' interna a la dirección de Ferraz y a Pedro Sánchez, y colocando al partido regional en una difícil situación de cara al Comité Federal de este fin de semana.

En el primer asunto, la cuestión se encuentra en espera. Fuentes del Gobierno castellano-manchego explican que el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, llamó tres veces a principios de semana al líder regional de Podemos, José García Molina, para hablar de la situación, sin obtener ninguna respuesta hasta hoy.

El Ejecutivo sigue dando plena vigencia al acuerdo firmado ante notario con la formación morada y niega los incumplimientos señalados. Reconocen que muchas de las medidas “son cuestión de plazos” pero insisten en que el grado de cumplimiento es muy alto y el objetivo de Page es seguir en esa línea.

Desde el Gobierno regional también han querido responder a la teoría de García Molina sobre ambas cuestiones. El diputado de Podemos ha apuntado a un posible “intercambio de favores” entre Page y Cospedal para ayudarse en Castilla-La Mancha y Madrid, respectivamente. “No tiene ni pies ni cabeza”, aseguran las mismas fuentes.

“Molina sabe perfectamente cuál es nuestra posición. Tenemos muy claro que esta legislatura es del PSOE y los acuerdos tienen que ser con Podemos, no hay ninguna duda al respecto. De Cospedal lo único que esperamos es que deje de enredar en Madrid para que el Gobierno deje de recurrirnos la recuperación de derechos y de servicios”. Insisten en que el papel de la Junta es “recuperar lo que Cospedal destruyó” y que difícilmente se puede cumplir el acuerdo con Podemos, que “sigue vigente”, si “depende del PP”.

En el Gobierno castellano-manchego reconocen que hay “discrepancias” con la formación morada y que no siempre han estado de acuerdo en todo, “pero eso no quiere decir que no lo estemos cumpliendo”. “Podemos sabe de las dificultades que hemos ido encontrando”. 

Ni abstención ni independentistas

Desde el PSOE de Castilla-La Mancha siguen intentando que la dimisión de Emiliano García-Page en la Ejecutiva Federal, su otra guerra, se interprete “en los términos correctos”. Dirigentes del partido lamentan que se haya extendido la teoría de Ferraz de que “todos los que no estamos con Pedro Sánchez queremos que gobierne Rajoy”.

“No vamos a apoyar ni antes, ni ahora, ni después de lo que pase en el PSOE, la abstención para que gobierne Rajoy. Emiliano García-Page nunca jamás  ha defendido eso. Otra cosa es que Sánchez sea presidente dependiendo de los independentistas y eso no lo vamos a aceptar nunca por mucho que nos chantajeen ni por mucho que diga Pablo Iglesias”. Por eso también insisten en que la decisión unilateral de Podemos de romper el acuerdo de investidura en Castilla-La Mancha fue para “presionar” al PSOE y a la Junta.

Pero la cuestión no está exenta de contradicciones. El expresidente de Castilla-La Mancha y diputado nacional del partido, José María Barreda, sí que se ha mostrado abiertamente a favor de la abstención para permitir que gobierne Rajoy. No forma parte de la Ejecutiva del partido, pero su posición ha venido a complicar todavía más la situación de Page frente a ambos asuntos, los dos en el aire y a la espera de soluciones que no se vislumbran a corto plazo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha