eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Cuní: "Ha habido promiscuidad entre políticos y periodistas"

- PUBLICIDAD -
Cuní: "Ha habido promiscuidad entre políticos y periodistas"

Cuní: "Ha habido promiscuidad entre políticos y periodistas"

Josep Cuní, presentador estrella de las mañanas de TV3 durante siete temporadas, gran fichaje de 8TV hace tres y comunicador de prestigio desde hace más de treinta, cree que "la promiscuidad entre políticos y periodistas" es una de las causas del desprestigio que vive el periodismo actualmente.

Un desprestigio que lamenta profundamente porque "estamos viviendo una situación compleja que necesita más periodismo que nunca", según ha dicho en una entrevista con Efe.

En su opinión, "la crisis con mayúscula" que está viviendo España ha debilitado a las empresas periodísticas y ha dañado la credibilidad de los medios, en un momento en el que el mundo está viviendo "una auténtica revolución" y que precisa de periodismo de calidad "que explique lo que está pasando" y saque agua clara en medio de la confusión.

PREGUNTA:¿Cómo afecta a su día a día profesional la agitada actualidad diaria, por ejemplo el momento político que estamos viviendo en Cataluña?

RESPUESTA: No damos a basto. Los hechos nos superan y hay que estar siempre atentos. Me siento un privilegiado de poder explicar lo que está pasando. Pero es curioso, porque parece que el periodista tiene que profetizar y decir qué pasará, cuando el periodista está aquí para contar que ha pasado, no para especular sobre qué pasará.

P: El momento económico que estamos pasando, ¿también le merece la misma opinión?

R: En España estamos viviendo "La Crisis" con mayúsculas, una crisis a todos los niveles. Esta crisis nos ha situado en un momento de confusión. Estamos viviendo una revolución y cuando estás dentro de una revolución cuesta explicarla. Está situación necesita más periodismo que nuca. Si entendemos el periodismo como la capacidad de explicar lo que pasa y por qué pasa, ahora se necesita más periodismo que nunca.

P: ¿El periodismo está cumpliendo su función?

R: Hay que reconocer que no estamos en el mejor momento del periodismo.

P: ¿Por qué?

R: No estamos en el mejor momento de las empresas periodísticas. No es bueno para el periodismo que las empresas se dividan sólo entre empresas públicas y empresas subvencionadas. No es bueno, pero si no fuera por esas subvenciones directas o indirectas el mundo del periodismo estaría peor. También es cierto que las empresas que reciben más subvenciones lo deberían admitir públicamente. También es necesaria más transparencia por parte de las empresas públicas.

Además ha habido promiscuidad entre políticos y periodistas. Cada vez hay más periodismo de la causa y menos causa del periodista. Yo estoy aquí para defender la causa del periodismo y no el periodismo de la causa.

P: ¿La crisis que vive el periodismo es mayor que la de otros sectores?

R: Tiene un elemento que la agrava más. El periodismo tendría que haber hecho una reconversión cuando era época de vacas gordas y no la hizo. Ahora tiene dos crisis y un problema doble que agrava la confusión.

P:¿Cómo afectan las redes sociales al periodismo?

R:El periodismo debe utilizar los twits, pero el periodismo no es un twit. Puede ser la base de una noticia, pero el twitter no es un medio de comunicación convencional, es un medio de transmisión sobre todo de emociones, y entre las emociones están los insultos. Además, si el periodista regala las informaciones a través de twitter favorece la idea de que la información es gratuita.

La información no es gratuita. Requiere un esfuerzo, hay que contrastarla y tiene un precio. Las redes sociales han venido para quedarse, pero hay que saber hacer uso. Si creemos que el periodismo se puede hacer vía twitter nos estamos engañando. Se puede utilizar en los medios de comunicación, pero no es un medio de comunicación en igualdad de condiciones. Algo debe pasar cuando en nuestro mundo hay cada vez más gente que se da de baja. Si no te desmarcas, ¿qué pasa?, ¿estás avalando el anonimato, el insulto, el despropósito?. El periodismo debe volver a las bases.

P:¿Cuál es el principal problema del periodismo?

R: El principal enemigo del periodismo es la autocensura, que es infinitamente superior a la censura. Debido a la crisis, las circunstancias laborales se han complicado y cuando los periodistas ven peligrar su puesto de trabajo se impone la autocensura. Es tanta la autocensura, que si hay censura es anecdótica.

P: ¿Dónde es más difícil mantener la independencia periodística, en la empresa pública o en la privada?

R: Creo que en este momento es más difícil ser independiente en una publica que en una privada, sinceramente, porque la tendencia de la pública es que los gobiernos, todos, de todos los colores, tienden a pensar que la televisión es suya y presionan mucho más.

P:¿Los periodistas en Cataluña sufren más presiones políticas desde el inicio del debate soberanista?

R: Siempre he relativizado el concepto de presiones. Presiones hay siempre y en todas partes. En mi caso, para bien o para mal, ya hace tiempo que hay pocas personas que se atrevan a decirme qué debo decir. Quizás sea porque tengo la suerte de tener buenas fuentes y puedo contrastar las informaciones de primera mano. No me siento presionado ni ahora ni cuando trabajaba en TV3.

P: Cuando arrancó el programa "8 al dia" en 8TV usted dijo que los medios de comunicación se normalizarían en Cataluña el día que TV3 tuviera una televisión privada que le hiciera la competencia en catalán. Tres años después, ¿hemos avanzado hacia la normalización?

R: Nos vamos acercando pero con dificultades. Hay que tener en cuenta que el nacimiento de 8TV ha coincidido con una época de crisis y no tenemos las mismas herramientas que la televisión pública. La desigualdad de recursos no facilita la competencia cara a cara.

De todas maneras, a nivel de programación sí somos competitivos y hay un trasvase de audiencias que no es sólo entre TV3 y 8TV, sino también con el resto de cadenas que emiten en Cataluña. En todo caso, la presencia de 8TV aporta pluralidad y eso va a favor de la normalidad.

Por otro lado, desde el punto de vista lingüístico hemos contribuido a normalizar el panorama porque ahora a las nueve de la noche la suma de TV3 y nosotros alcanza entre 29 y 30% del consumo de televisión en catalán, y eso no pasaba antes de que nosotros estuviéramos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha