eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Zamora despide la Semana Santa con el almuerzo del "dos y pingada"

- PUBLICIDAD -
Zamora despide la Semana Santa con el almuerzo del "dos y pingada"

Zamora despide la Semana Santa con el almuerzo del "dos y pingada"

La ciudad de Zamora ha despedido hoy la Semana Santa con el almuerzo del "dos y pingada", que tradicionalmente se toma al término de la procesión del Domingo de Resurrección y del que se sirven cientos de platos en los restaurantes de la ciudad.

El "dos y pingada" está compuesto de dos rodajas de magro de cerdo, dos huevos fritos para pingar y una rebanada de pan de hogaza recién tostado que era lo que desayunaban algunos cofrades de la procesión del Jesús Resucitado cuando acababa el desfile al mediodía después tres horas de recorrido.

Inicialmente, el menú solo se servía en casas particulares y en bares y restaurantes del barrio de La Horta, en cuya iglesia concluye la procesión.

Sin embargo, en la última década el plato se ha popularizado como comida típica del Domingo de Resurrección en Zamora y actualmente se ofrece como plato especial del día en la mayor parte de los establecimientos hosteleros de la ciudad.

A la versión original se han añadido en los últimos años productos del cerdo, como chorizo frito, bacon o panceta e, incluso, se llega a servir acompañado de patatas fritas.

El plato da protagonismo al magro de cerdo como símbolo de la nueva época litúrgica que se inicia tras el periodo de abstinencia de la Cuaresma y la Semana Santa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha