eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

DISCOS DE LA SEMANA

Converge: hardcore que esconde sangre, dolor y lágrimas

Además del nuevo álbum de Converge, también comentamos los lanzamientos de Curtis Harding, Templeton o la reedición del único disco de Basement 5

- PUBLICIDAD -

Converge

The Dusk in Us
Epitaph / [PIAS]
HARDCORE
9/10

Más de veinte años y una decena de discos después de su formación, la trituradora de Boston sigue en plenitud. Es posiblemente el grupo que más ha hecho por la evolución del hardcore hacia terrenos que poco tienen que ver en las formas con los de sus orígenes. A lo largo del tiempo, Jacob Bannon, Kurt Ballou, Nate Newton y Ben Koller, la actual formación de Converge, han añadido nuevas capas a un sonido ya de por sí intrincado y barroco dentro de su brutalidad.  The Dusk in Us es  un título que sugiere reflexión y hasta un reposicionamiento fruto de la experiencia, en el que la banda da un paso atrás para conseguir un impacto aún más poderoso si cabe.

Las 13 canciones que componen el disco, lejos de preocuparse por sostener el complejo andamiaje en el que se estaba convirtiendo su música, se centran en la representación extrema de sentimientos y sensaciones como el dolor, la soledad y la condición de outsiders, acercándose por momentos a géneros que bien poco tiene que ver con su propia tradición musical. De hecho, el hermoso tema que da título al disco es puro slowcore, un subgénero del rock caracterizado por su tono pesimista. En ese sentido, la evolución del grupo les sitúa hoy más cerca de bandas como Unsane o Today Is the Day que de toda su cohorte de imitadores.

Basement 5

1965 - 1980
[PIAS]
POSTPUNK
8/10

El postpunk británico, ese corto periodo que evolucionó desde su forma primitiva hacia territorios sofisticados y excitantes, contiene una cantera inagotable de bandas y nombres ignotos a reivindicar. Basement 5 fue un cuarteto instalado en Londres que solo dejó para la posteridad un largo, este 1965-1980 que ahora se reedita con el añadido del mini-LP In Dub.

El debut en directo de  Basement 5 fue como teloneros de Public Image LTD, la banda que John Lydon formó al liquidar a los Sex Pistols, lo cual dice bastante del terreno que pisaban. Aun así, tenían una importante diferencia: mientras la aproximación al dub y el reggae de Lydon se hacía desde una cultura ajena, en ellos se encontraban en su propio acervo cultural, a pesar de haber crecido en los suburbios londinenses. Dennis Morris había fotografiado a Bob Marley y los Sex Pistols, así que cuando decidió formar el grupo junto a su amigo Don Letts (quien pronto lo abandonaría) ese crossover sonoro no era tanto una decisión artística como una necesidad vital.

1965-1980 es un disco peculiar porque supone el exitoso enfrentamiento de dos universos musicales: el de la banda, por supuesto, pero también el de su productor Martin Hannett, que poco antes había tocado el cielo por su espectacular trabajo para Joy Division. Explicaba Hannett que grabar 1965-1980 fue la experiencia más física de su carrera: "Me hizo sentir como si tuviera que pasarme el día cargando ladrillos. Fue un trabajo duro colocar las líneas de bajo en el lugar correcto. Pero fue un buen trabajo".

A su manera el productor realizó su propia inmersión en el dub junto a Basement 5, condicionado por su óptica de fanático del BBC Radiophonic Workshop y la obra de Delia Derbyshire. Obviamente el resultado no resulta tan deslumbrante como otras capitales de la época que surgieron en ese mismo entorno, pero su interés justifica más que de sobra esta reedición.

 

Curtis Harding

Face Your Fear
Anti / [PIAS]
SOUL
8/10

El soul vive un insospechado renacimiento, con numerosos artistas de renombre y una influencia cada vez más evidente sobre la escena hip hop. Hay fórmulas para todos los gustos, desde aquellos que plantean la evolución del género y su hibridación con otros sonidos de tradición afroamericana, hasta un revivalismo que no aspira a otra cosa que a emular el sonido y los tics de los grandes clásicos. Entre estos últimos destaca con luz propia el músico y cantante de Atlanta Curtis Harding. Llamó la atención de los aficionados al género con un debut en el sello "garagero" Burger Records. Y tres años más tarde da un nuevo paso adelante con un segundo trabajo que publica el sello de Tom Waits, Wilco o Solomon Burke, esto es, la liga de los grandes.

Lo cierto es que, cuando el disco arranca con las cuerdas de Wednesday Morning Atonement, el tiempo nos traslada al estudio de la Motown en un momento indeterminado de los primeros setenta. Tanto es así, tal es la fidelidad de la música de Harding al otro Curtis, el gran Curtis Mayfield, que determinados pasajes podrían pasar por sampleos de sus discos. Pero en realidad,  Face Yourself también imita a los grandes en su ambición: se ha registrado en los estudios de Danger Mouse en Nueva York, de la mano de una veintena de músicos entre los que se encuentra el otro coproductor del disco junto a Harding y Mouse, Sam Cohen, habitual de Norah Jones, Kevin Morby o Benjamin Booker.

 

James Holden & The Animal Spirits

The Animal Spirits
Border Community / [PIAS]
PSICODELIA
8/10

Todas las biografías sobre James Holden arrancan recordándonos que con sólo 19 años ya grabó su primer éxito, un single para la pista de baile titulado Horizons que revitalizó la escena trance. Desde entonces, y han pasado casi dos décadas de ello, Holden mantiene una posición privilegiada tanto desde su faceta como creador, al convertirse en uno de los músicos más inquietos y relevantes de la IDM (Intelligent Dance Music), como por su faceta de prescriptor dirigiendo el sello Border Community, que ha publicado referencias muy relevantes de otros artistas como Nathan Fake, Luke Abbott o Fairmont.

Pero además de una de las primeras espadas de la electrónica actual, Holden es también un músico imprevisible capaz de dar una vuelta de tuerca conceptual y sonora a cada nueva referencia, sin por ello dejar de resultar plenamente reconocible. En ese contexto se circunscribe este largo, el tercero de su carrera, y que está acreditado a James Holden & The Animal Spirits.

Acompañado por otros músicos -Marcus Hamblett a la corneta, Etienne Jaumet al saxofón y Tom Page a la batería - The Animal Spirits aspira a fusionar el universo de la electrónica, el free jazz y el folk más explorador. El resultado son nueve instrumentales que se registraron con calma en Sacred Walls, los estudios del propio Holden en Londres, y que en conjunto componen el disco más "orgánico" y ambicioso de la carrera del músico de Exeter, un pasito un poco más cerca de grabar música trascendente, inclasificable y ajena a las etiquetas.

 

Templeton

Un mar enorme
Gramacions Grabofónicas
POP
8/10

Nadie dijo que la vida fuera justa. A Templeton, después de una carrera que ha dado para tres discos, se les ha prestado mucha más atención por el anecdótico parecido de una canción de Arcade Fire con un tema propio que por las evidentes virtudes de su obra. ¿Va a cambiar Un mar enorme todo eso? Su cuarto trabajo muestra a una banda que definitivamente ha encontrado su espacio, un lugar en el que se mueven como pez en el agua y que se sitúa a medio camino del pop clásico y electrónico y la tradición tecnopop. Una feliz dicotomía que se explica por sí sola cuando echamos mano de los créditos y descubrimos entre sus componentes a ilustres del pop alternativo nacional como Javier Carrasco (Betacam), Brian Hunt o Santiago Castillo (Esmeraldo).

En Un mar enorme, el grupo definitivamente echa el freno de mano y se entrega a un cancionero de bajas revoluciones y alta intensidad emocional. ¿Cosas de la edad? Algo debe haber cuando nos encontramos con líneas como estas en canciones como  Conan: "Prefiero mil veces quedarme en casa contigo que gastarnos el dinero en un sitio pijo. Quedarnos en casa comiendo palomitas mientras afuera en la calle pasa la vida". O esta otra de Nube gris: "Decidí sentarme a contemplar la vida en lugar de cogerla y hacerla mía. Y ahora que la tengo ya la he dado por perdida".

Entre alguna que otra declaración de amor, celebraciones de ruptura y hasta vendettas sentimentales, ese tono domina un disco que esconde joyas como Año sabático, Largo recorrido o ese singular (¡9 minutos!) single de adelanto que es Marzo mayea. Todo presentado con una preciosa portada que firma uno de los componentes del grupo, Álvaro Martínez Bueno, que más allá de su faceta musical es portadista y dibujante para DC Comics.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha