eldiario.es

Menú

Borrón y cuenta nueva para la polémica gestión de basuras de 350.000 valencianos

El anterior presidente, Vicent Parra, está imputado por presunto cohecho de 3 millones en la adjudicación del polémico 'macrovertedero' de Llanera

La nueva directiva encabezada por el alcalde socialista de Xàtiva, Roger Cerdà, quiere partir de cero y replantear los temás más controvertidos

- PUBLICIDAD -
Roger Cerdà es el nuevo presidente del Consorcio de Residuos del Área de Gestión 2

Roger Cerdà es el nuevo presidente del Consorcio de Residuos del Área de Gestión 2

El Consorcio de Residuos del Área de Gestión 2, que engloba a 350.000 habitantes de 93 municipios de 5 comarcas valencianas (la Vall d'Albaida, la Safor, la Costera, la Canal de Navarrés y el Valle de Ayora-Cofrentes) abre una nueva etapa tras nacer envuelto en la polémica y bajo la sospecha de la corrupción. Este jueves fue elegido presidente del Consorcio (COR) el alcalde socialista de Xàtiva, Roger Cerdà, quien releva en el puesto a Vicent Parra (ex diputado autonómico del PP y ex mano derecha de Alfonso Rus en Xàtiva), un presidente que esta semana se despedía lamentando la "judicialización" del consorcio, pero también imputado por un presunto delito de cohecho de 3 millones en la adjudicación del también polémico proyecto de la planta de tratamiento de Llanera de Ranes.

Cerdà, elegido casi por unanimidad en la asamblea del organismo (361 votos a favor y 2 abstenciones) ha afirmado que va a "partir de cero" y hacer un nuevo Consorcio de Residuos. Una 'refundación' de un consorcio gestionado desde su principio por el PP y que ha creado numerosas polémicas como la del conocido como 'macrovertedero' de Llanera, que ha levantado a la población de la zona afectada al entender que la elección del terreno iba a afectar a valores naturales como los acuíferos del Macizo del Caroig y a la sierra de Enguera. Una protesta que se agrió todavía más cuando empezaron a surgir sospechas de presunta corrupción en la adjudicación del proyecto a la UTE que se constituyó para el concurso formada por FCC y Dinámica Medioambiental SA, y que recientemente han fructificado con la imputación de 9 cargos entre ellos el ya expresidente Vicent Parra, y el delegado comercial de FCC en la Comunitat Valenciana, Salvador Otero.

Ante esta situación Roger Cerdà ha recordado que el proyecto de la planta de Llanera está actualmente paralizado en la conselleria, y que con el replanteamiento de todo el COR el actual proyecto podría desaparecer para crear uno de nuevo con unas dimensiones más pequeñas todavía y que podría estar ubicado en otro espacio. Cabe recordar que el 'macrovertedero' de Llanera se propuso inicialmente en 2009 con una superficie de 83.000 m² y capacidad para tratar 4,5 millones de metros cúbicos de residuos al año, para revisarse posteriormente a una superficie de 60.300 m² y tratar 3 millones de metros cúbicos.

Por todo esto Cerdà afirma que se tendrá en cuenta a la ciudadanía y que con esa finalidad se creará el Consejo Social del consorcio, “que está previsto a los estatutos pero que no se ha querido constituir”, donde los colectivos implicados podrán participar y se los escuchará para encontrar la mejor solución.

Por otro lado también se ha avanzado que se revisará la forma de cobro de la tarifa del consorcio para acordar con todas las partes si se cobrará directamente a los ayuntamiento o también a las mancomunidades. En este caso también hay que recordar que han empezado las gestiones para revivir el Plan de Minimización de Residuos de la Vall d'Albaida, que gestionaba de forma comarcal su propia basura, y que tenía entre sus defensores al alcalde de Ontinyent y hoy también presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez (PSPV).

Uno de los aspectos que también ha destacado Roger Cerdà será la necesidad de fomentar el reciclaje en origen y minimizar así todavía más la producción de residuos para ser eficientes, a la vez que alertaba que el País Valenciano “es una de las autonomías con el nivel más alto de producción de residuos”. Esta finalidad, explica el nuevo presidente, se tiene que realizar a través de campañas de concienciación a la población, “mejorar la imagen del COR como una herramienta necesaria para la sostenibilidad, y no como un problema contra el medio ambiente”, ha sentenciado Cerdà.

Transparencia

Otro de los puntos destacados que también tienen que mejorar la imagen del COR según Roger Cerdà es hacer de la transparencia una bandera en este organismo. Así ha anunciado que se tiene que dar luz a la gestión de los residuos, se publicarán contratos y facturas de los gastos, así como también se revisarán contratos en vigor.

Cerdà también ha dicho que la “judicialización” que ha lamentado el anterior presidente que se ha hecho del COR precisamente ha sido fruto de su opacidad en la gestión, y que es la justicia quién tiene que determinar a partir de ahora las posibles responsabilidades delictivas de sus anteriores gestores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha